Antes incluso de firmar con un sello musical, si es lo que persiguieses, la pelota está en tu tejado cuando se trata de finalizar tu propia música evitando problemas habituales…

Debido al coste del tiempo de estudio y de los ingenieros de mezcla profesionales, muchos productores comienzan mezclando sus pistas ellos mismos. A decir verdad, mezclar es un arte difícil de dominar, pero hay muchos consejos útiles que te ayudarán en el camino, incluidos los errores comunes que es mejor evitar.

Hoy, queremos compartir seis errores comunes que sabemos abundan en los temas autoproducidos por muchos creadores, artistas y productores; y muchos de esos errores al final son fáciles de cometer, pero incluso resultan ser más fáciles de omitir. ¡Empecemos con el asunto y los seis remedios!

Mejoras sencillas de mezcla de ModeAudio: Niveles bajos

1. Mezcla a volúmenes bajos

Cuando mezclamos a volumen alto, todo suena mejor. Este es un hecho ineludible de la psicoacústica; el bajo golpea más fuerte, las voces se cortan mejor, la imagen estéreo es más amplia, y todo suena más «en tu cara». Pero, ¿qué ocurre cuando baja el volumen, cuando la mezcla sale de tu estudio, y toma camino hacia el mundo? Mezclar a un volumen alto a menudo nos engaña, haciéndonos pensar que la mezcla es mejor de lo que es en realidad.

La escucha de tu mezcla a niveles bajos te permite detectar mejor los desequilibrios de volumen y las diferencias dinámicas. Los volúmenes más altos también mejoran las frecuencias del rango superior de agudos, lo que terminará engañándote, y entonces creerás que tus charles o guitarras acústicas –por ejemplo– necesitan más cortes de agudos de los que requieren en realidad. El resultado suele ser desastroso: Obtienes mezclas huecas, sin aire ni presencia.

Otro efecto secundario extremadamente importante a tener en cuenta aquí es la fatiga auditiva. Los volúmenes altos hacen que nuestros oídos se cansen y, si no tienes suerte, causarás daños permanentes a las herramientas más valiosas que tienes como productor. Tus oídos son especiales, ¡protégelos!

Mejoras sencillas de mezcla de ModeAudio: Usa mezclas de referencia

2. Utiliza mezclas a modo de referencia

Las mezclas de referencia pueden ayudarte a saber qué escuchar, y son una guía hacia la dirección correcta cuando tratamos de tomar decisiones de equilibrio en el estudio. Entonces, ¿qué son exactamente? Una mezcla de referencia puede ser cualquier mezcla comercial de mucha calidad que fue lanzada en el mismo género o estilo sobre el que estés trabajando actualmente.

Intenta encontrar un archivo de audio de alta calidad con instrumentación y textura similares al tema sobre el que estés trabajando (por supuesto, no sirven MP3 u otros formatos de audio comprimidos). Estas son algunas de las preguntas que deberías hacerte al comparar tu propia sesión con la combinación que estés usando como referencia:

  • ¿Cómo equilibro los niveles de mis instrumentos y pistas en comparación con la mezcla de referencia?
  • ¿Es mi imagen estéreo suficientemente amplia en comparación con la mezcla que he elegido como referencia?
  • ¿Mi bombo suena demasiado fuerte?
  • ¿Mi bajo está a la altura de la referencia o necesita un realce?

Estas son tan sólo algunas sugerencias, por supuesto, pero realmente puedes y debes comparar todos los aspectos de tu mezcla frente a las referencias que elijas; eso te ahorrará innumerables horas de ir y venir del estudio al entorno de escucha, para sólo hacer ajustes incrementales.

De esta manera, cuando vuelques la primera versión de tu mezcla, sabrás que no has retrocedido a una posición en la que tienes que empezar de cero. Y por supuesto, puedes usar mezclas de referencia arrastrando el archivo de audio a tu DAW; pero está disponible una gran cantidad de herramientas y plugins que te da más opciones cuando tratas de hacer comparaciones rápidas y fáciles (una muy interesante y práctica es ADPTR Metric AB).

Mejoras sencillas de mezcla de ModeAudio: Consideraciones respecto al headroom

3. Libera suficiente espacio o techo dinámico (headroom)

Durante el proceso de mezcla, es posible que hayas escuchado que siempre es una buena idea dejar una cantidad decente de headroom en tu bus maestro. Así las cosas, ¿qué significa esto realmente? El headroom define la diferencia entre el nivel de tu señal de audio y 0dB, siendo este último el nivel máximo posible antes de alcanzar el clipping. También puede ser considerado como la cantidad de espacio dinámico que hayas reservado en el proceso de mezcla para la siguiente etapa del proceso, la masterización.

Si tu mezcla está cerca de alcanzar el punto máximo de dinámica, el ingeniero u otra persona que se haga cargo del mástering, no tendrán mucho espacio para hacer su magia. Ellos querrán usar herramientas como compresión y ecualización para aprovechar al máximo tu mezcla, que serán extremadamente difíciles de usar sin recortar cuando tu mezcla ya esté cerca de ‘alcanzar el rojo’.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESA…

Una buena regla general es mantener el cuerpo de la forma de onda alrededor de -18dBFS, y los picos alrededor de -10dBFS (FS es Fondo de Escala hablando de un sistema digital, es decir, 0dB). Sigue estas pautas al mezclar tu tema:

  • Usa tus oídos y ojos – ¿escuchas/ves picos rojos en tu DAW?
  • Controla tu dinámica con automatización o compresión ligera
  • Mantén tu instrumento principal alrededor de -18dBFS, y utilízalo como línea de base para tus otras pistas

Reproduce tu tema de principio a fin y verifica exactamente el punto dónde el nivel alcance su punto más alto. Si escuchas un recorte o percibes que tu bus maestro parpadea en rojo, entonces necesitarás bajar el nivel general de tu mezcla. Recuerda que casi siempre es posible devolver la ganancia o el volumen a tu mezcla mediante compresión o maximización –así que ten en cuenta el proceso de masterización cuando trates con el nivel general de tu mezcla.

Mejoras sencillas de mezcla de ModeAudio: Procesamiento siempre con moderación

4. Añade procesamientos con moderación

Si percibes que un plugin de bus máster agrega mucho valor a tu mezcla y te acerca al sonido que buscas, entonces utilízalo. Sin embargo, debes tener especial cuidado con los procesamientos que afectan al headroom de tu mezcla.

Los limitadores y la compresión agresiva probablemente harán más daño que bien aquí, ya que la masterización se ocupará en gran medida de los niveles generales y de la dinámica. Si tu mezcla está terminada y no estás seguro de qué plugins son apropiados para el bus maestro, siempre puedes enviar dos versiones de la mezcla a tu encargado de masterización para que elija entre ambas.

Aquí hay algunos ejemplos de procesamiento excesivo cuya aplicación tratamos de evitar, generalmente, sobre nuestro bus maestro cuando mezclamos:

  • Limitación dinámica de cualquier tipo
  • Compresión que reduce los picos y la dinámica en más de 3dB
  • Ecualización agresiva que atenúa las frecuencias más de 3dB (si encuentras que tienes que cortar o realzar más que esto, probablemente deberías tratarlo con un ecualizador al nivel de pista en su lugar)

Recuerda que el proceso de masterización focalizará sobre la maximización y la limitación finales, así que deja este trabajo para una etapa posterior.

Mejoras sencillas de mezcla de ModeAudio: Comprueba tus mezclas en varios sistemas de reproducción

5. Verifica cómo tu mezcla ‘se traduce’ en varios sistemas

Cuando estés mezclando en el estudio, probablemente uses un par de monitores de campo cercano, o quizá auriculares. Son excelentes para presentar una versión ‘limpia’ de tu mezcla, pero ambos difieren sobremanera de cómo funcionan los altavoces normales y los auriculares de consumo. Estos equipos están diseñados para aumentar y mejorar las frecuencias, mientras que la monitorización de estudio trata de mantener todas las frecuencias lo más planas posible.

La sala donde estás mezclando también afecta a la forma en que percibes el sonido. Las habitaciones no tratadas sin absorbentes o difusores acústicos, generalmente causan problemas en el extremo bajo de frecuencias. Los graves quedan estacionarios o ‘merodean’ por la habitación. ¿El resultado? Suenan mucho más fuertes de lo que realmente son. Naturalmente, comienzas a cortar las frecuencias del extremo grave cuando escuchas en un entorno como el descrito, sólo para descubrir que tus cosas suenan con poca claridad cuando las escuchas en otros sistemas de reproducción.

Por fortuna para todos, estos problemas tienen soluciones fáciles, ya que con mucha probabilidad, tendrás acceso a varios sistemas de reproducción. Verifica tu mezcla en smartphones, audífonos, altavoces de ordenador portátil, y equipos de car audio. Esto es crucial pues la mayoría de oyentes no consumirá tu música a través de monitores o auriculares de estudio –así que ten en cuenta múltiples entornos de escucha al tomar decisiones generales de mezcla.

Mejoras sencillas de mezcla de ModeAudio: La automatización brinda vida a tus mezclas

6. La automatización es poderosa: ¡úsala!

La automatización es una herramienta muy poderosa cuando te propones insuflar vida a tus mezclas. Puede ser tentador establecer todos los niveles para cada pista y dejarlos de ese modo, pero es probable que los mismos ajustes no sean apropiados para cada momento de todo tu tema musical.

Muchos productores sin experiencia agregan un compresor cada vez que necesitan suavizar la dinámica de una pista. En dicha tesitura, si usas el mismo ajuste de compresor tanto en voces suaves como en voces fuertes, conseguirás que esas pistas suenen sin vida. Pero usando la automatización de volumen, puedes ajustar las diferencias de volumen en cualquier señal antes de que ingrese a un compresor, por lo que ambas técnicas pueden usarse en armonía.

Si bien la automatización del nivel de volumen es la más utilizada, hay un sinfín de parámetros en cada mezcla susceptibles de ser automatizados. Ciertamente, la automatización da vida a las mezclas, así que comienza a experimentar, y trata siempre de pensar cómo contribuye la sección que estés editando de cara al soporte general del tema. Así por ejemplo, ¿tu puente brinda algo de espacio y silencio después de un  fuerte y ajetreado estribillo? Entonces, quizá veas que resulte preferible ajustar todos esos niveles de saturación y distorsión…

Esperamos que los consejos anteriores te resulten útiles la próxima vez que  te sientes a trabajar en algo de música; una vez que adoptes estos consejos en tus métodos de producción, los convertirás rápido en una segunda naturaleza, una parte importante hacia una práctica de mezcla con finalidades musicales.

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, «6 Common Mixing Mistakes You Can Easily Avoid«, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio. Adaptación al español y aportaciones de Jalvac.

¡Descarga 800MB de sonidos para empezar, o sigue atento a sus novedades!

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES