La soledad y el silencio del Espacio se palpan en Gravity. Y es que más allá de los dos protagonistas principales, estos 90 minutos de metraje ganadores de siete Oscar no cuentan con la presencia de ningún otro personaje –sólo voces ocasionales de las comunicaciones por radio. Así las cosas, la música de Gravity asume el papel de medio expresivo en un entorno vacío donde el sonido no se propaga.

Steven Price, el compositor, casi podría ser considerado como el tercer protagonista de Gravity sin hacerle falta ser actor. Su banda sonora consigue trasladarnos al frío vacío del Espacio exterior, pero también nos envuelve con la intimidad y el calor interior de un traje presurizado, donde se condensan las sensaciones humanas y el terror de la doctora Ryan Stone (Sandra Bullock).

Si aún no has visto Gravity, te aconsejamos que lo hagas –especialmente si eres un incondicional del Espacio. Lo que viene a continuación, hará las delicias de muchos de nuestros lectores: son seis hechos que resumen el espíritu de la Banda Sonora Original de Gravity (que puedes escuchar por completo al final del reportaje)…

Steven Price, el compositor de la Banda Sonora Original de Gravity, galardonado con un Oscar en 2014

Desde la colaboración al encargo formal

Inicialmente, Steven Price había sido llamado por Alfonso Cuarón –el Director de Gravity– como asistente musical para unas semanas, pero sin recibir el encargo formal de ocuparse de la creación de la BSO. El Director deseaba distanciarse musicalmente de la típica partitura de película de acción, y Price realizó una prospección inicial de diseño sonoro. Fue al revisar ese trabajo cuando Alfonso Cuarón encargó el trabajo a Steven.

Volando entre los extremos

El silencio del espacio exterior empapa la banda sonora de Gravity, bien para crear suspense, momentos de atención o como interrupción a un momento culminante de acción. Cuaron y Price deseaban expresar el silencio, y no querían acabar con una partitura descriptiva, sino emocional, psicológica, presente y envolvente. Se trata de una combinación extraña de belleza y terror, de inmensidad y miniatura, desde la contemplación de lo infinito a la agorafobia y la claustrofobia. Y la banda sonora transmite formidablemente esa transición entre los extremos.

La música es la persona

Al mismo tiempo, la música no tenía que convertirse en un elemento primordial adicional, sino ser parte de la protagonista –Ryan Stone. El desarrollo tan íntimo del argumento, sobre un solo personaje, es el propio argumento. Y así, casi toda la partitura está influenciada por las acciones y sentimientos de la protagonista. El objetivo de Cuarón es que la gente sintiese a Ryan Stone, que estuviesen dentro de su traje experimentando lo mismo que ella.

Gravity es la banda más envolvente que he escuchado”, declaró Price. Es por tanto sobresaliente el trabajo de producción surround, que se apoya en la tecnología Dolby Atmos para crear una experiencia inmersiva que consigue poner al público en situación.

La Doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) es la protagonista absoluta de Gravity

Capturando sonidos tradicionales de formas alternativas

En lugar de grabar el sonido colectivo de una orquesta, Price capturó pequeños grupos de instrumentos o instrumentos individuales. Ese enfoque le permitió procesar cada elemento y mezclarlo para crear enormes efectos por capas. A pesar de dichos materiales orquestales y tradicionales (que incluyen interpretaciones de armónica de Alasdair Malloy o de órgano eclesiástico de Philip Colin), el sonido resultante es experimental y sintetizado –por consiguiente, es difícil identificar los instrumentos clásicos que fueron empleados.

Edición digital sobre material “natural”

Muchos de los elementos sonoros digitales se obtuvieron mediante la edición de diversas fuentes, hasta casi volverlas irreconocibles. Algunos sonidos de drones proceden de voces humanas transpuestas de tono y procesadas mediante ediciones extremas con timestretching. Steven Price comentó que “Virtualmente, todo lo que hicimos se diseñó como una metamorfosis entre lo electrónico y lo orgánico”. Hay sonidos que parecen electrónicos, pero que podrían haber comenzado “como una cuerda pulsada o quizá una guitarra frotada con arco”.

Cómo velar por la credibilidad en una historia de Cine

Respetando la idea original de Alfonso Cuarón y su distanciamiento expreso respecto a las cintas de Ciencia-Ficción, Price mantuvo bajo límites su experimentación sonora. El objetivo final era que el resultado fuese creíble y explicable en términos de ciencia –especialmente cuando algunos de los ingenios espaciales representados en la película tienen más de 25 años de antigüedad.

Para Price, su trabajo musical en Gravity supuso un proceso constante de inmersión en las interioridades del sonido. “El mayor regalo que encontré en ello fue que estaba tan absorto durante todo el tiempo en el trabajo y en los desafíos envueltos, que nunca tuve la oportunidad de volver atrás para pensar en lo que había hecho”. Fue al ver la película en Venice, cuando se dio cuenta del papel y la responsabilidad de su música en la obra final.

Gravity fue nominada para diez Premios Oscar en 2014, y galardonada finalmente con siete estatuillas en las categorías de Mejor Dirección, Mejor Fotografía, Mejor Montaje, Mejor Banda Sonora Original, Mejor Mezcla de Sonido, Mejor Dirección de Sonido y Mejores Efectos Especiales.

 ¿Tienes algo que decir?

Hacer Comentario

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES