Puede que tu ordenador musical sea «una bestia» todoterreno, muy actualizado y competente en el trabajo con efectos e instrumentos virtuales. O quizá andes más justo, y tu máquina se ahogue cuando abres varios plugins. En cualquier caso, la sensación de que un sistema se arrastra cuando se ejecuta un proyecto plagado de instrumentos y efectos virtuales suele ser una situación bastante generalizada.

Estos seis consejos te permitirán no depender tanto de la congelación de pistas y aliviar la carga de la CPU hasta que consolides el audio final…

Recordamos que la tecnología DAW de los secuenciadores nos aportó la posibilidad de «congelar» pistas (‘Freeze‘), de modo que se captura el audio resultante de una pista determinada sin la ejecución y el procesamiento de los plugins que contenga -un gran recurso para quienes disponen de ordenadores musicales de escasa potencia.

Pero estos seis consejos te permitirán no depender tanto de la congelación de pistas y aliviar la carga de la CPU hasta que consolides el audio final –en ese momento, podrás utilizar los instrumentos y efectos virtuales con la mejor calidad posible según tu configuración.

Cómo ahorrar valiosos ciclos de CPU en tu ordenador musical

  • Mientras esbozas el tema o trabajas en los detalles, emplea instrumentos muestreados o modelados más sencillos (con sonidos aproximados a los que buscas).
  • Reduce la polifonía de los instrumentos que tengan largos tiempos de desvanecimiento –a menudo, no necesitarás esas voces hasta las últimas fases de la producción.
  • Si tu plugin lo ofrece, utiliza el modo de «baja calidad» hasta que vuelques el proyecto final.
  • Desactiva los osciladores, filtros y modos ‘unison’ de los patches que afecten poco al sonido global. Quita tantas capas como te sea posible.
  • Trabaja con instrumentos muestreados en mono, en lugar de estéreo.
  • Evita los efectos e instrumentos que consumen más CPU hasta la grabación final de audio. Si es necesario, sustitúyelos por efectos más eficientes de tu rack de plugins.

Y por descontado, piensa siempre que tu mejor regalo podría ser un ordenador actualizado y competente: díselo a familiares, tu pareja, padres y amigos… Eso de Los Reyes no siempre acaba funcionando.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES