Convierte el ruido blanco en un elemento más de tu música de una forma fácil y rápida…

El ruido blanco es uno de los sonidos más comunes utilizados en producción musical. Se trata de una mezcla uniforme de todas las frecuencias audibles pero que, a menudo, percibimos como un sonido más bien agudo dada nuestra sensibilidad auditiva. Produce un efecto plano, como un siseo, que por sí solo puede resultar demasiado brillante y quizá desagradable.

Pero su verdadero potencial se revela en cuanto nos ayudamos de las capacidades de nuestros DAW, en concreto de sus filtros y efectos. En este tutorial, te mostraremos cómo combinar estos tres elementos para crear sonidos que sean tanto experimentales como funcionales.

Transiciones con ruido blanco y otros complementos

¿Tus drops o subidones necesitan más empuje? Construye transiciones y subidas épicas con ruido blanco en tu DAW. Usando Ableton Live, el modo más sencillo es hacerlo con el sintetizador ‘Operator’. Carga una pista MIDI con dicho instrumento virtual, cambia el oscilador a ruido blanco, y el modo ‘loop’ a ‘single note’. Y resulta indiferente la nota que dibujes en el piano roll o toques en tu teclado, pues el ruido blanco suena siempre igual en cualquier tecla que presiones –es atonal.

Después, dibuja o graba la automatización sobre la frecuencia de corte del filtro, que vaya «abriéndose» durante un tramo de sólo unos segundos. Eso añade un efecto tonal al ruido blanco y crea ese clásico efecto ascendente.

Barrido de filtro sobre ruido blanco en Ableton Live

Barrido de filtro sobre ruido blanco en Ableton Live

Eleva la resonancia para dar más cuerpo y silibancia al barrido.

Agrega un LFO para conseguir un toque diferente –puedes configurar el LFO para que controle el panorama, volumen y muchos otros parámetros. También es posible agregarlo sobre efectos como flangers, chorus y phasers.

Este es un truco muy fácil y práctico, especialmente en la producción de música dance. Pero te alentamos a que sigas experimentando hasta alcanzar el método que mejor se adapte a tus producciones. Muy pronto te encontrarás con un buen arsenal de trucos, ideales para esos redobles y subidones que necesitan un cierto tratamiento de cariño.

Capas ambientales a base de ruido blanco

Cuando un instrumento o una canción entera suenan débiles, una opción inmediata consiste en echar mano de la compresión o realzar la ecualización. Pero prueba a utilizar una delicada capa de ruido blanco como opción alternativa…

El ruido blanco llena todo el espectro de frecuencias y une los elementos separados de la canción. Si utilizas Ableton Live, puedes usar el mismo preset de ‘Operator’ del ejemplo anterior, o arrastrar un sample de ruido blanco a ‘Simpler’ y dibujar una nota. Ten cuidado con los niveles y mantenlos bajos. El ruido blanco puede pasar de ser sutil a molesto con unos pocos decibelios de más. Y una reverb sutil también puede añadir uniformidad y suavizar el conjunto.

Comenzaremos con este bucle de sintetizador…

Y ahora añadimos una capa de ruido blanco:

El ruido blanco añade un relajante y cálido carácter al sintetizador. Si deseas más movimiento, agrégale un arpegiador. Éste secuenciará el ruido blanco en un patrón que puedes manipular en tiempo real. En este caso, grabamos una automatización de los parámetros ‘rate’ y ‘distance’ del arpegiador, dando lugar a un sonido semejante a un crujido. El resultado es una atmósfera cinemática…

Ruido blanco con arpegiador automatizado

Ruido blanco con arpegiador automatizado

En la producción musical nos gusta seguir un enfoque del tipo «¿qué ocurre si hacemos esto?». Y es que se obtienen resultados asombrosos al hacerlo así en iZotope VocalSynth, por ejemplo. Es un multiefectos basado en síntesis, para voces, aunque también da buenos resultados con material de otro tipo.

Así que probamos la unidad de VocalSynth con ruido blanco y obtenemos nuevas e interesantes texturas sonoras. Este plugin trabaja muy bien realzando las frecuencias altas, así que el resultado es un sonido detallado y expresivo. Y funciona de maravilla con el ruido blanco…

La flexibilidad del ruido blanco te permite crear paisajes sonoros y ambientes que mejoran tu música, y añaden un componente adicional de distinción y diversión auditiva.

Usando el ruido blanco para generar elementos percusivos

La relación entre ruido blanco, efectos y filtrado es quizá mucho más emocionante cuando se utiliza como recurso de generación para elementos percusivos.

En tu software DAW, crea una secuencia que reproduzca un sample breve de ruido blanco. Escoge unos pocos efectos básicos y arrástralos sobre la misma pista. Mientras está sonando la secuencia, experimenta con los parámetros de los efectos, controles ADSR, la frecuencia de corte y la resonancia. Y cuando obtengas un sonido que te guste, graba la automatización.

Lo cierto es que no hay una regla a seguir, pues la idea general es crear un sonido orgánico, que evolucione. En este ejemplo, también añadimos iZotope Trash 2 para darle aspereza. El ruido blanco se vuelve más «crujiente» al pasar por el tratamiento de distorsión…

El panel de iZotope Trash 2

El panel de iZotope Trash 2

Y ahora, sumamos el original patrón rítmico a las notas de nuestro etéreo sintetizador…

Ya está bien por esta vez, aunque no hay límites

El ruido blanco se presenta como una versátil herramienta de producción musical que puede ser usada en múltiples pasos del proceso creativo. Los filtros y efectos básicos son todo lo que necesitas para destacar el ruido blanco. Y el resto es cosa de tu imaginación y de hasta donde logres llegar. Los tres trucos que te hemos mostrado –transiciones, capas ambientales y percusión– son tan sólo el comienzo.


No te pierdas estos posts relacionados:

¿Qué te ha parecido este artículo? Escribe abajo tus comentarios…

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES