La gama Boutique resucita uno de los mejores sintetizadores digitales de los 80: Roland D-05 tiene argumentos mágicos para los amantes del D50 y los nuevos experimentadores…

Factores de diseño y claves del pasado: no te pierdas la galería de imágenes del nuevo sinte

Los nipones han vuelto a utilizar el señalado día 909 (9 de Septiembre) para un lanzamiento de gran calado. Y en esta ocasión, Roland D-05 resucita a uno de los grandes sintes digitales de todos los tiempos. Pero un acto justo de resurrección para una bestia de las ondas como D50, implicaría conservar todo lo bueno que ya conocíamos y amábamos, añadiendo de paso nuevos argumentos técnicos de valor. Y vaya, parece que así es.

El sistema de transitorios que hizo clásico a D50 se conserva en el nuevo Roland D-05: emplea sampling para la porción de ataque de los sonidos y formas de onda sintetizadas digitalmente para el cuerpo del sonido. Y la razón es que en Roland creen que aquella combinación innovadora “sigue siendo tan relevante como en la época en la que el D-50 brillaba con luz propia”.

Digital y enriquecido: Roland D-05 presenta la tecnología Digital Circuit Behavior (DCB)

El modelado del comportamiento de circuitos analógicos que ya conocíamos con la tecnología ACB propietaria de Roland, podrá confundirse en lo sucesivo con DCB. Pero ojo, éste es de índole digital. De hecho, Roland D-05 es el primer sintetizador en forma de hardware que se sirve de los nuevos métodos Digital Circuit Behavior. Parece un movimiento inteligente, pues suponemos que muchos de los chips presentes en el original D50 ya no estarán disponibles, y cualquier emulación por hardware implica una reconstrucción de amplio espectro.

Respeto por el pasado: Roland D-05 conserva incluso los diagramas explicativos que eran una característica definitoria del teclado en los 80

Respeto por el pasado: Roland D-05 conserva incluso los diagramas explicativos que eran una característica definitoria del teclado en los 80

A la luz de las imágenes oficiales, el panel de controles del nuevo Boutique digital parece altamente respetuoso con la joya del pasado, a la que Roland añade varios controles para acceso directo. Y por descontado, no podía faltar un elemento tan vital y característico como el joystick para mezclas graduales entre las voces.

Este hardware de inspiración clásica, mejorando incluso la referencia clásica, parece mucho más sugerente que otros intentos por resucitar a D50…

Novedades mágicas: Roland D-05 supera a su abuelo de hace 30 años

De alguna forma, cabía esperar que D50 acabase apareciendo revivificado en el Siglo XXI. Aunque una reconstrucción 1:1 no hubiese tenido nada de sentido, especialmente cuando es posible hacerse con un “abuelo” original en magnífico estado por un precio medio de 250€. Así que las novedades que Roland D-05 aporta al saco de la síntesis aritmético-lineal, parecen de gran atractivo.

Por un lado encontramos un secuenciador polifónico de 64 pasos, “genial para directo o estimular la imaginación”, nos dicen. Éste es capaz de almacenar cambios de tempo y patch, o secuenciar la sincronización entre puertas y shuffle. Al mismo tiempo, su arpegiador integrado imprime movimiento extra a los sonidos ultracribados que ya conocíamos: todo el mundo los usó en alguna producción, pero no por eso perdieron su carácter evocador.

La grandeza clásica de D50 en un frasco muy pequeño: el sintetizador Roland D-05 es mucho más de lo que aparenta en su miniatura

La grandeza clásica de D50 en un frasco muy pequeño: el sintetizador Roland D-05 es mucho más de lo que aparenta en su miniatura

Quizá un aspecto criticable es que Roland D-05 no añade una sola capa de funcionalidad al motor de síntesis LA. Carga, de hecho, los patches de D-50 –encontrarás miles de millones en la Red–, pero habría sido fantástico disponer de funcionalidades adicionales, como samples extra de transitorios. Y si hubiésemos tenido que escribir sobre un filtro analógico en la nueva unidad, lo habríamos hecho con el máximo entusiasmo.

La maniobra de Roland para ofrecer todos los sonidos preset del teclado añejo, junto a otros de nuevo diseño, es genial. Y aún te parecerá más redonda cuando sepas que han incluido todas las programaciones que se ofrecieron como tarjetas ROM oficiales, algunas de ellas muy difíciles de encontrar hoy. Por otro lado, la memoria para alojar sonidos creados por el usuario se extiende hasta 512 posiciones.

Terreno conocido: encontramos el ADN de Roland Boutique

Al igual que otros módulos Boutique, se mantiene el formato compacto y resistente que Roland está empleando para resucitar otros de sus valores clásicos. Como todos ellos, D-05 también funciona con pilas o alimentado por USB; ofrece conectividad audio/MIDI sobre USB, salidas sobre minijack y puertos MIDI de cinco puntas. Y cuando está conectado al ordenador, se comporta incluso como un interface de audio.

Bien conectado, autónomo: el formato Boutique ya desplegado anteriormente y que tan buenos resultados está dando a Roland

Bien conectado, autónomo: el formato Boutique ya desplegado anteriormente y que tan buenos resultados está dando a Roland

Otros accesorios de la gama, como la base inclinable DK-01 Boutique Dock o el teclado K-25m Keyboard Unit, también son compatibles con Roland D-05. Y no hay mucho más, aunque esa intención de Roland por ofrecer “la síntesis Aritmético-Lineal para una nueva generación” es plausible y bienvenida.

Ya habían realizado algunos desarrollos en formato digital, tanto de forma indirecta como de intencionalidad manifiestamente genuina, ambos en Roland Cloud. Pero este hardware de inspiración clásica, mejorando incluso la referencia clásica, nos parece mucho más sugerente. Además, sospechamos que la tecnología Digital Circuit Behavior dará para muchas otras noticias.

Desconocemos la fecha de disponibilidad y el precio al que se venderá Roland D-05. Aunque cabe esperar con bastantes posibilidades de acierto que su etiqueta de salida parta de los habituales 398€ de sus hermanos Boutique.

 Roland D-05, de un vistazo 
  • Motor de síntesis LA (Aritmético-Lineal) de 16 voces
  • Ofrece una “perfecta recreación sonora de D-50”
  • La nueva tecnología DCB (Digital Circuit Behavior) captura cada detalle con fidelidad
  • Panel de controles fidedigno en metal, incluso en el joystick para mezcla de tonos
  • Memoria con los sonidos preset originales, y otros “de nueva generación”
  • Incluye las programaciones que Roland ofreció en sus tarjetas ROM opcionales
  • 384 presets, 512 localizaciones para usuario
  • Carga librería del sintetizador D-50 original
  • Nuevos arpegiador y secuenciador polifónico de 64 pasos y 64 patrones
  • Operación con pilas (AA x 4, autonomía media de cinco horas), o alimentado vía USB
  • Integra un altavoz para uso autónomo
  • Es compatible con accesorios opcionales de la gama Roland Boutique

Más info, Roland D-05 | Sitio web oficial (español)