La tecnología ACB – Analog Circuit Behavior vuelve a motorizar dos maravillas añejas…

Hace sólo unos días, una fugaz imagen en un breve clip, probablemente filtrada de forma intencional, adelantaba el lanzamiento de una variedad Roland Boutique del mono-sintetizador añejo SH-101. Y así ha sido finalmente, aunque dicha novedad miniaturizada SH-01A ha llegado junto a la esperada versión miniaturizada TR-08 de la icónica caja de ritmos TR-808. En las mismas condiciones que la aclamada renovación de 909 del año pasado, la nueva TR-08 llega el día ocho del mes 08, Agosto, señalando las cifras de su denominación.

Roland promete que la nueva TR-08 emula de una forma precisa el sonido, la apariencia y sensaciones de la caja de ritmos original TR-808, al tiempo que suma nuevas funcionalidades, como un compresor para el bombo y la caja -como ya vimos en el caso de TR-09-, además de 16 subpasos por cada step del secuenciador, con la finalidad de permitir la creación de patrones y redobles más complejos e intrincados. Es posible seleccionar un sonido de trigger para disparar otros instrumentos.

Los usuarios pueden programar patrones en tiempo real o paso a paso, y es posible alternar entre ambos modos sin interrupciones. La unidad soporta audio y MIDI a través de USB, así como recepción y envío de mensajes de control MIDI.

El catálogo actual de Roland consigue un grado adicional de interés con versiones Boutique de ambas cajas de ritmos clásicas, los modelos TR-09 y TR-08. Aunque dando voces a los puristas, conviene destacar que ambas unidades emplean motores de emulación analógica ACB, en lugar de la electrónica discreta que potenciaba las máquinas de antaño. En este sentido, sigue estando también disponible la drum machine AIRA TR-8 Rhythm Performer, que ofrece emulaciones 808/909 con la misma tecnología ACB, con ampliaciones sonoras de TR-707, TR-727 y TR-606. Y lo hace con un precio inferior a la suma del coste de las dos referencias actuales de Roland Boutique.

SH-01A acompaña a TR-08 en su llegada al mercado

Volviendo a las tornas con la emulación del teclado monofónico analógico SH-101, parece que el nuevo SH-01A estará disponible incluso en las tonalidades roja, azul y gris del clásico sintetizador original. E igualmente, la tecnología ACB permite rememorar los clásicos patches solistas y de bajo, así como el ruido y los efectos del original. Otras novedades se materializan, eso sí porque los tiempos mandan, en la forma de modos unison polifónico, acordes y de cuatro voces que añaden una jugosa flexibilidad que supera con creces a las limitaciones de la simplificada capacidad monofónica.

El secuenciador a bordo de SH-01A se extiende también en sus posibilidades, pues almacena hasta 64 patrones, y a diferencia de la referencia original, damos la bienvenida a un oportuno arpegiador. Los entusiastas modulares alabarán la provisión de salidas CV / Gate; también resultan atractivas las diferentes opciones para sincronización, con MIDI, MIDI sobre USB, reloj de LFO y entrada para disparo trigger. Por último, Roland SH-01A almacena hasta 64 programas, todo un gran salto respecto a la orientación “cambia cualquier parámetro y perderás lo anterior” del SH-101 de toda la vida.

De cara a su movilidad, TR-08 y SH-01 se alimentan opcionalmente con pilas, e incorporan altavoces, aunque eso ya lo vimos en los hermanos de la familia. No tenemos detalles sobre los precios o fechas de disponibilidad, aunque las dos nuevas referencias deberían caer en la franja de los 349$.

Te dejamos con un vídeo que muestra a Mathew Jonson en los Freedom Engine Studios de Berlín, sacando jugo a la combinación de los nuevos Roland Boutique TR-08 Rhythm Composer y el sintetizador SH-01A.

Más información | Gama Roland Boutique