Abren un mundo de opciones para el audio, los beats y el groove -no dejes de usar REX2…

El estándar REX2 se refiere a un formato muy particular de archivo de audio digital, de empleo común entre productores musicales que emplean las plataformas Microsoft Windows y Apple macOS. De hecho, aplicaciones musicales de gran popularidad como ReBirth y Reason, Steinberg Cubase y Spectrasonics Stylus RMX, han contribuido enormemente a la difusión del formato REX2, dadas sus prestaciones para el estiramiento temporal (timestretching) y el rebanado (beatslicing) de ritmos y bucles de audio. Así las cosas, en el estándar del formato REX2 están asignados puntos específicos de golpe (hit points) que suelen determinar ciertos picos importantes de las formas de audio y delimitan segmentos rítmicos.

Estos hit points, cuando un archivo REX2 es reproducido en una aplicación DAW como Cubase o Reason, por ejemplo, quedan esclavizados a una rejilla temporal, de modo que el loop de audio puede ser reproducido a un valor de tempo que difiere del original. La misma técnica y el propio formato en sí, tienen una contrapartida en otros desarrollos similares, como es el caso de Apple Loops, empleado en GarageBand y Logic Pro.

El formato original REX fue lanzado con la propia herramienta ReCycle allá por 1994, que fue la primera aplicación de una compañía sueca visionaria, Propellerhead Software…

El efecto inmediato de REX2 es que cualquier loop almacenado en dicho formato, se vuelve “independiente del tempo. Y lo que es aún más versátil, un productor puede editar los componentes para re-construir cualquier loop a su antojo, mientras que la información de tiempos de la grabación (el groove y el sentimiento musical) son susceptibles de ser aplicados sobre otros elementos secuenciados de la música. No hace falta remarcar que por todas estas virtudes, ReCycle ha sido un recurso de empleo habitual para creadores y productores musicales desde su presentación, sobre todo en la producción de géneros muy dependientes de loops, como Drum ‘n’ Bass, Hip Hop, electrónica y otros.

El nacimiento del formato REX2

Antes de la disponibilidad del editor ReCycle 2.0, circulaban dos formatos asociados con el entorno de ReCycle: uno de ellos era el Archivo de Documento ReCycle (designado por la extensión .RCY en Windows), y el otro era el denominado Archivo de Exportación ReCycle, conocido popularmente como REX, dado que la extensión manejada era .REX, de nuevo en Microsoft Windows (todo viene en realidad de tomar las letras ReCycle EXport).

Los archivos almacenados en el primer formato, .RCY, podían ser reeditados a posteriori en ReCycle, mientras que el formato REX servía sólo para exportación, aunque sus archivos podían ser abiertos mediante importación desde otras aplicaciones. Huelga decir que, tras esta explicación, el formato original REX nació con la propia herramienta ReCycle allá por 1994, que fue la primera aplicación de una compañía sueca visionaria, Propellerhead Software.

¡ReCycle! La locura REX2 empezó por aquí

¡ReCycle! La locura REX2 empezó por aquí

Pero la existencia de ReCycle 2.0 convirtió a esos dos formatos en un hecho obsoleto, pues el formato que fue presentado, REX2, condensa las propiedades de los dos predecesores. De ese modo, los archivos REX2 son archivos nativos de documento de ReCycle, y por tanto susceptibles de ser abiertos, guardados o reabiertos en ReCycle para proseguir en su edición, realizar un ajuste fino de los puntos de rebanado (slices) y definir otros detalles. Al mismo tiempo, los archivos REX2 admiten la importación en otras aplicaciones software de audio que soporten el REX API, definido desde Propellerhead Software.

Además de condensar todos los datos que ReCycle 2.0 introdujo y requiere para su operación, el formato REX2 contempla la compresión del audio y otros elementos. Al estilo del popular ZIP, la compresión se basa en un algoritmo propietario libre de pérdidas que se las ingenia para reducir el tamaño de los archivos en el margen del 40 al 60% en la mayor parte de situaciones.

Antes de Enero de 2004 –que fue la fecha en que Propellerhead Software abrió su formato REX2 al soporte desde los desarrollos de cualquier otro fabricante–, compañías como Steinberg y Emagic habían obtenido licencias comerciales para la reproducción de archivos REX en sus respectivas aplicaciones. El gran acierto de Propellerhead a partir de ese año, fue permitir el empleo de su formato de archivo sin costes ni licencias, sin duda un paso fundamental para lograr instaurar un nuevo estándar de la industria.

Desde entonces, el soporte del formato REX2 ha sido implementado “en prácticamente cualquier DAW o softsampler de ahí fuera”, según palabras de la propia Propellerhead, cuyo micrositio dedicado al desarrollo contiene todos los detalles sobre esta tecnología y otras de su ecosistema.

Si encuentras problemas para cargar REX2 en tus herramientas, escríbenos abajo un comentario y trataremos de ayudarte…

Cómo preparar estos archivos y cuándo es preferible usarlos

Los bucles REX2 se crean a través de la aplicación ReCycle: se requiere una edición minuciosa de los hit points, justo en aquellos puntos adecuados del beat. “Esto requiere muchas horas de trabajo para conseguir los puntos adecuados”, nos comentan desde Platinum Loops, una de las muchas compañías que hacen negocio vendiendo archivos REX2 ‘enlatados’ en forma de librerías comerciales. La ventaja es que “cuando los reproduces en tu DAW, estos ‘puntos de impacto’ te permiten cuantizar o incluso re-secuenciar el groove a cualquier valor de tempo que te guste”, añaden.

El empleo de archivos REX2 es particularmente idóneo al trabajar con samples percusivos que posean transitorios muy marcados, extremos, como es el caso de los bucles de batería y los fragmentos grabados de percusión. “No recomendamos usar loops REX2 para sonidos que presentan notas de ataque suave, como colchones de sintetizadores o cuerdas orquestales”, recomiendan desde la misma compañía Platinum Loops. “En ese caso, conseguirás mejores resultados si recurres a los archivos WAV, y cuando necesites hacer ajustes de tempo o tono [sobre esos samples de ataque suave], es mucho mejor recurrir a un buen algoritmo de timestretching en lugar de definir hit points“. Para este supuesto, ni siquiera tienes que abandonar tu software DAW habitual –Ableton Live, por ejemplo, tiene algunas herramientas potentes para estiramiento de tiempo y tono, dependiendo incluso del tipo de material a procesar, como cubrimos en este tutorial expreso.

Aplicaciones e instrumentos virtuales que cargan archivos REX2

Como aseguran desde Propellerhead, la diversidad de software musical que soporta la reproducción de los archivos REX2, resulta hoy enorme. Eso quiere decir que, sin importar el DAW que emplees, tendrás muchas probabilidades de que soporte la carga de este tipo de archivos de audio. Empezando por Reason, por ejemplo, tenemos los dispositivos ‘Dr. Rex’ y ‘Dr. Octo Rex’ dedicados para la tarea, con la diferencia de que el primero sólo trabaja sobre un archivo REX, mientras que el segundo acepta hasta ocho loops. Con el material cargado, es posible acceder a la reproducción de cada rebanada, así como alterar los valores de tono y tempo.

Opciones REX en Reason: nada mejor que 'Dr. Octo Rex'

Opciones REX en Reason: nada mejor que ‘Dr. Octo Rex’

Pero habrá quien diga que eso era bastante evidente e inmediato en el caso de Reason, pues después de todo, lo desarrolla la misma compañía Propellerhead Software. Lo cierto es que no es así, porque incluso en DAWs de menor popularidad, también es posible trabajar con beats almacenados en REX2: es el caso de Cockos Reaper (soportado desde su V2.5) o Synapse Audio Orion, que también abrió dicha posibilidad a partir de su versión 5.2. Si encuentras problemas para cargar REX2 en tus herramientas, escríbenos abajo un comentario y trataremos de ayudarte.

Ya nadie duda hoy que ReCycle fue un gran invento, una poderosa herramienta que ha logrado mantenerse viva desde su presentación, transcurridos ahora casi 24 años desde su lanzamiento y al momento de escribir estas líneas. Y de su mano, los archivos REX2 han ampliado esa posibilidad de manipular los beats y el groove hasta límites insospechados trabajando sobre prácticamente cualquier instrumento y DAW populares que manejan audio digital.

Pero es curioso cómo la historia de la tecnología musical vuelve a sorprendernos: en lo que parece otro grito de justicia, apoyado en aquello de “no hay nada nuevo bajo el Sol”, un editor gráfico del antiguo Commodore AMIGA era ya capaz de hacer algo parecido a primeros de los 90… Aegis AudioMaster quizá pudo inspirar a los desarrolladores de ReCycle -pero eso puede que nunca lo sepamos.

Más info sobre ReCycle | Sitio web de Propellerhead Software

Feed sobre REX en Future Music | Descargas, novedades y más