Superbooth 2019: Abierta a usos independientes o en sistemas Eurorack, Pulsar-23 está generando un gran impacto en la escena, incluso aún en su estado actual de prototipo…

Cualquier variación en torno a la manida tipología de ‘caja de ritmos’, siempre es capaz de generar una gran expectación de entrada. Así que los chicos de Soma Laboratory se están dando una buena ducha de adulación por los breves vídeos que han difundido de Pulsar-23, su nuevo concepto de caja de ritmos analógico-semimodular. Adivina, ese ’23’ de su nombre se refiere a los 23 módulos incorporados, con 52 knobs, y más de 100 puntos de patching en entradas y salidas.

Lo que vemos es la primera unidad de test sobre la tirada inicial de fabricación, pero ya podemos hacernos una idea representativa de lo que se espera de esta caja de ritmos «organísmica» de cuatro canales fabricada en Rusia y Polonia. Y es que, en definitiva, este instrumento enfatiza la organización, unidad e integración de un sistema capaz de dar mucho de sí en lo que a producción de beats y percusión sintetizada se refiere.

Nos llama la atención del diseño de Pulsar-23 sus cuatro generadores de envolvente, capaces de generar sostenido en los sonidos de batería, hasta comportarse como una suerte de sintes de ruido y drones. La caja de ritmos incorpora además cuatro grabadores independientes para disparos de eventos, dotados de relojes propios. Y eso junto a una fuente de reloj sobre una gama de divisores, provee una potente herramienta para sintetizar ritmos con gran frescura y diversidad.

Pulsar-23 es un reino de entradas y salidas

Pulsar-23 es un reino de entradas y salidas

Pulsar-23 es pura energía para baterías electrónicas, individual o en conjuntos Eurorack

«Cuando comencé el proyecto, mi intención era hacerlo lo más patcheable posible y disponer de puntos de control en cualquier lugar que tuviera sentido», nos comenta Vlad Kreimer desde Somasynths.com. Eso implicaba inicialmente que los diseñadores no estaban preocupados por la cantidad de dichos puntos; pero cada zócalo ocupa su espacio en la caja y la placa, y amplía el riesgo de problemas de construcción, al tiempo que aumenta el precio si se eligen buenos conectores… «Al final se me ocurrió la idea de usar pinzas de cocodrilo más pines M3, y eso resolvió todos los problemas», añade Vlad.

Esta solución económica y funcional de Pulsar-23 repercute en su facilidad de manejo, pero sobre todo en su precio más ajustado. No obstante, los principales conectores (MIDI y salida de audio principal), son de calidad profesional e incluyen una línea de adaptadores, desde las clavijas Eurorack minijack de 3,5mm a los pines M3. En su conjunto, la calidad de construcción que cabe esperar tendrá un reflejo en lo ya conocido por los sintes LYRA-8 y LYRA-4 de la misma compañía.

En el vídeo superior de esta noticia podemos escuchar casi un minuto de beats generados por Pulsar-23. Y hay otro vídeo a continuación que si bien fue realizado sobre una unidad aún más prototípica, conserva el sonido, la estructura y la filosofía de la máquina. Y en cuanto a imágenes más detalladas, echa un vistazo más abajo en esta misma noticia, después del resumen de funcionalidades.

Pulsar-23 de un solo vistazo

  • Caja de ritmos analógico-semimodular con 23 módulos independientes
  • 52 knobs de control, 11 conmutadores, y más de 100 puntos de interconexión
  • Cuatro canales de batería: ‘Bass drum’ (bombo), ‘Bass/Percussion’ (bajo/percusión), ‘Snare drum’ (caja), ‘Cymbals/Hi-Hat’ (platos)
  • Cuatro generadores de envolvente capaces de sostenido para los canales de batería, «que los convierte en sintetizadores de ruido y zumbidos o drones)
  • Cuatro grabadores independientes de loops con relojes propios (registran disparos de eventos, no el audio en sí)
  • Generador de reloj con una gama de divisores, que son una poderosa herramienta para la síntesis rítmica
  • LFO de amplio rango (de 0.1 a 5kHz), con formas variables de ondas
  • ‘Shaos’ es un generador único pseudo-aleatorio basado en registros de desplazamiento, con cuatro salidas independientes, muestreo y retención (‘sample and hold‘),»y otras funcionalidades chulas»
  • Procesador digital de efectos con control CV a lo largo de toda la frecuencia de muestreo del DSP
  • Unidad de distorsión (no sabemos si es analógica)
  • Dos puertas y dos VCA controlados por CV
  • Dos inversores controlables
  • Otros módulos incluyen tres atenuadores asignables, dos sensores dinámicos para generar tensiones CV, y más
  • Opciones para control MIDI y sincronización
La caja de Pulsar-23 se ha completado en Polonia, mientras que la integración de su electrónica es Rusa

La caja de Pulsar-23 se ha completado en Polonia, mientras que la integración de su electrónica es Rusa

Se espera que Soma Laboratory finalmente oferte su caja de ritmos Pulsar-23 por un precio en la franja de 1.200 a 1.500€. La compañía está gestionando una lista de espera para pre-pedidos a través del e-mail somasynths@gmail.com (asunto «PULSAR-23 pre-order«). Estas reservas no requieren ninguna fianza, pero nos sugieren que se indique el país de destino y un teléfono de contacto.

La puesta de largo de esta interesante caja de ritmos será durante la inminente feria berlinesa Superbooth, que será celebrada entre los días 9 y 11 de Mayo en FEZ Berlín. Future Music se desplazará hasta allí con todo su equipo, y entonces podremos contarte muchos más detalles sobre esta y otras muchas novedades. Mantente al tanto de todo ello siguiendo nuestro canal de actualidad.

Más sobre Soma Laboratory Pulsar-23 | Sitio web oficial (en inglés)

Soma Laboratory ha incluido 52 knobs y más de 100 puntos de patching en Pulsar-23, e incluso así se conserva la usabilidad

Soma Laboratory ha incluido 52 knobs y más de 100 puntos de patching en Pulsar-23, e incluso así se conserva la usabilidad

Este práctico sistema de patching con pinzas de cocodrilo supone un gran ahorro en términos de coste y es fácil de usar

Este práctico sistema de patching con pinzas de cocodrilo supone un gran ahorro en términos de coste y es fácil de usar

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES