Ya habrás visto que algunos controladores soportan el protocolo OSC en lugar de MIDI; pero, ¿de qué trata este Open Sound Control? ¿Será una especie de «MIDI 2.0»?

Identificado por las siglas OSC, el protocolo Open Sound Control fue diseñado como un recurso más flexible y ampliable para transmitir parámetros de síntesis de sonido y datos de control de interpretación entre distintos dispositivos. Podríamos decir que es similar al popular sistema MIDI, pero supera sus limitaciones al aportar algunas opciones muy interesantes.

Dicho de una forma resumida, OSC es más genérico y más abierto que MIDI. Funciona con una amplia gama de dispositivos, y permite ejecutar el software musical con naturalidad en diferentes ordenadores (incluso en distintas ubicaciones) para que trabajen al unísono. Y no, en ningún momento fue propuesto como una revisión del MIDI, o un supuesto «MIDI 2.0» –esa es otra historia.

OSC VS MIDI: Open Sound Control fue diseñado para llegar más lejos

Una de las grandes ventajas de Open Sound Control es que supera el limitado «vocabulario» del MIDI 1.0, así como su gama restringida de valores de control. El sistema MIDI permite enviar y recibir un conjunto de mensajes fijos, que limita la flexibilidad que tienen los dispositivos para interpretar el significado de dichos comandos, y apenas permite añadir comandos nuevos.

TouchOSC es la superficie modular de control avanzado multiplataforma que explota el protocolo Open Sound Control

TouchOSC es la superficie modular de control avanzado multiplataforma que explota el protocolo Open Sound Control

De hecho, el significado de algunos mensajes MIDI está basado en convenciones pactadas entre fabricantes. Por ejemplo, el controlador continuo 74 (CC74) suele asociarse a «cambiar la frecuencia de corte del filtro», pero ¿qué significa eso si tu sinte tiene dos o más filtros?

El sistema MIDI presenta dos gamas de valores de control: De 0 a 127, y de 0 a 16.383. Incluso la resolución más alta resulta ser insuficiente para realizar micro-afinaciones o suaves barridos de frecuencia. El hardware y el software MIDI redondean esos valores, y a veces generan resultados inesperados.

Simplificado, de fácil compresión, y abierto a las ampliaciones

Por su parte, cada dispositivo de Open Sound Control es capaz de definir los nombres, la resolución y la gama de valores de sus propios parámetros. Los parámetros son declarados o especificados de una forma sencilla, de fácil comprensión y ampliación, similar a las direcciones de Internet. Por ejemplo, ‘MyGreatSynth/ filter1/ cutoff/ 440.0’ significaría «ajusta la frecuencia de corte del primer filtro del dispositivo MyGreatSynth a un valor de 440Hz».

En la actualidad, el lenguaje OSC es soportado de forma nativa por muchos productos de Native Instruments y otros fabricantes o desarrolladores –como Reaktor, que ofrece OSC desde hace varios años. Otro gran protagonista de nuestros días, Max/MSP (muy conocido por su integración en Ableton Live Suite) también soporta el protocolo Open Sound Control desde sus inicios; y podríamos decir lo mismo acerca de los entornos de interpretación Bidule y SuperCollider.

Cabe esperar que cada vez veamos más aplicaciones, secuenciadores y controladores capaces de interpretar OSC de forma nativa. Si quieres profundizar en este protocolo, te animamos a visitar los respectivos portales de Open Sound Control en las instituciones de Stanford y Mosaic de la Universitat Oberta de Cataluña.

Más información sobre Open Sound Control
| Stanford Edu | Universidad Abierta de Cataluña

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES