Con la presentación aún caliente en nuestras retinas, vamos a considerar las ventajas y desventajas musicales de la nueva alhaja de Steve Jobs. A nadie se le escapa que iPad es un impresionante ejemplo de tecnología maravillosa, pero ha sido posicionado en lo que el propio Jobs denomina «una tercera categoría» de producto, a caballo entre un smartphone y un portátil -lo cual nos dificulta su consideración en un contexto de creación musical.

En muchos sentidos, Apple iPad es más un iPhone que un MacBook, ya que está basado en el primero y promete ejecutar sus mismas aplicaciones. Si así fuese, serás capaz de crear música con iPad desde el primer día, siempre que uses software que no agote los recursos de su procesador.

Y hablando de esto, el nuevo chip Apple A4 será el factor clave para determinar las posibilidades que nos brindarán los desarrolladores de software musical sobre iPad. Desde el momento mismo de la presentación, estuvo disponible el kit de desarrollo (SDK), así que sólo nos queda esperar a ver con qué nos sorprenden.

Los primeros informes de usuarios en la presentación nos sugieren que el microprocesador A4 de iPad parecer ser bastante rápido -poco podemos saber tras el único anuncio oficial de su velocidad de 1GHz-, así que hay lugar para el optimismo. Todo lo que necesitamos es que un gran nombre de software musical aparezca sobre iPad (imagínate ahí a Propellerhead o a Ableton con alguno de sus productos), y entonces la bola de nieve empezaría a rodar por la montaña, aumentando su tamaño a toda velocidad.

Si crees que nuestra ilusión es pura utopía, recuerda que la primera versión de Reason corría sin problemas sobre un micro Pentium II a 233MHz o PowerPC 604… así todo parece más creíble. Pero también parece bastante posible que la propia Apple desarrolle una aplicación musical -¿quizá una versión de GarageBand, por ejemplo?

Potencial para el control
Sin que la máquina haya pasado por nuestras manos, las especificaciones nos sugieren que el potencial de iPad como controlador multitáctil inalámbrico podría ser relativamente grande. Tanto Steinberg como Novation y otras compañías ya disponen de aplicaciones de control para iPhone e iTouch, así que parece probable que ellos mismos y otros actores desarrollen nuevo software para este dispositivo más capaz. Apple iPad incluso se perfila como una alternativa económica al original controlador Lemur de JazzMutant.

Pero no todo son buenas noticias, claro. iPad no es un Mac de pantalla táctil, y para muchos críticos, su enfoque cerrado podría ser una fuente de frustración y no de conveniencia. Peter Kirn ha escrito sus críticas en Create Digital Music: su único puerto -un conector dock- no se apega a ningún estándar; el contenido se difundirá a través de los canales de Apple (así como su proceso de aprobación); y el usuario nunca tendrá la capacidad de decidir libremente el hardware y el software que usará.

No obstante, es justo pensar que Apple todavía sigue vendiendo ordenadores portátiles y de sobremesa; volviendo al punto original, iPad ha sido diseñado más como un complemento de la gama de Apple que como un sustituto. Pero incluso si ahora estuviésemos hablando de un dispositivo multitáctil basado en OSX, el ordenador que muchos usuarios de Mac realmente desean ver, aún seguiría sin nombre.

 ¿Tienes algo que decir?

Hacer Comentario

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES