Completamos nuestra primera entrega de trucos esenciales de mezcla con otras doce recomendaciones de Computer Music que te brindarán técnicas avanzadas para mejorar tus labores de producción. Léelas tras el salto -o haz clic sobre la foto.

[11] Si estás empleando efectos de delay con una gran realimentación, puedes silenciar esas pistas automatizando su volumen o insertando una puerta de ruido cuando no deba sonar. Eso ayudará a aligerar tu mezcla. Por otro lado, podrías «montar» el nivel de realimentación de tu delay para conseguir un efecto más dub, aunque para hacerlo bien necesitarás un controlador MIDI con dos buenos knobs.

[12] A veces cuesta mucho conseguir un gran bajo, sobre todo si utilizas altavoces domésticos con un atenuador de graves o agudos. Eso dificulta la escucha de las frecuencias bajas, y puede provocar una línea de bajo demasiado fuerte o floja. Para controlar su volumen, aplica un filtro paso-alto al bombo sobre 50-100Hz, dejando las otras frecuencias para la línea de bajo.

[13] Una alternativa al método anterior sería separar los golpes del bombo y las notas del bajo en el arreglo, evitando que suenen a la vez. Así, el bombo conservará todos sus graves y tendrás un bajo con más presencia de medios. Además, piensa en utilizar un compresor multibanda.

[14] Aunque quieras obtener un sonido de bajo claro y potente, subir a tope el canal del bajo puede ser contraproducente. Los sonidos intensos de baja frecuencia ocupan una cierta amplitud aunque no los oigas. Compara tu mezcla con otros temas para saber qué tipo de bajo deberías estar produciendo, y deja siempre el bajo panoramizado al centro.

[15] Aunque tu batería pueda sonar más gruesa cuando la comprimes, los elementos más intensos, como un gran bombo, podrían disparar el compresor haciendo que las demás partes suenen más flojas. Para evitarlo, coloca cada parte de la batería en su propio canal, y comprime por separado.

[16] Los temas para clubes agradecen las colas poderosas de graves, en torno a 50Hz y menos, pero es probable que no puedas percibir esas frecuencias subsónicas como es debido. Intenta escuchar tus mezclas en los altavoces más grandes que te sea posible; incluso un sistema de audio para coches «tuneados» ofrecerá una mejor representación de cómo sonarían tus temas en un gran club.

[17] Aunque parezca más cómodo empezar a mezclar con los niveles arriba, baja todas las pistas y ve subiéndolas una a una, comenzando por la percusión, el bajo, las voces y luego todo lo demás. Aquí viene muy bien comparar tu tema con otros. Tómate tu tiempo, y si una mezcla no te convence, averigua cuál puede ser el origen de los problemas. Además, descansa de vez en cuando entre largas sesiones de mezcla, para evitar que tus oídos se «acostumbren» demasiado al tema que estés creando.

[18] El objetivo de la mayoría cuando mezcla, sobre todo si hace música muy directa como rock o dance, es lograr que el tema final suene lo más alto posible. Sin embargo, los altos volúmenes globales y los picos de frecuencia se «comerán» tu amplitud. Un buen uso de plug-ins de EQ y dinámica permite resolver estos problemas, así que deberías conocerlos a fondo.

[19] A veces surgen problemas cuando dos sonidos compiten por la misma gama de frecuencias. Por ejemplo, puedes ver que chocan una parte instrumental y una voz, o que el bombo y la línea de bajo se interfieren. Para evitarlo puedes eliminar uno de los dos sonidos, o mejor aún, ecualizarlos para suprimir las frecuencias problemáticas. También podrías distribuir los sonidos para que no se solapen en el panorama estéreo, es decir, colocar un sonido a la izquierda y el otro a la derecha.

[20] Si automatizas niveles de volumen y tratas de ajustarlos al detalle, recuerda que cuando reproduzcas el tema volverán a sus valores automatizados. Si tus canales no tienen controles de ganancia, puedes encaminar cada canal automatizado a través de un canal de grupo. Después, el nivel del canal de grupo te servirá para ajustar el volumen global de la pista.

[21] Muchos secuenciadores exportan mezclas a formatos on-line como MP3. Si haces música para la Red, exporta una versión muy comprimida de tu pista antes de abordar la mezcla final.

[22] Muchos VSTis incluyen secciones de efectos, y auque suelen dar lugar a impresionantes presets, también pueden desubicar muchos otros sonidos. Si eso sucede, desactiva los efectos del VSTi y utiliza efectos de envío genéricos para acomodar tus sonidos en un entorno más normalizado. cm

RECUERDA
> Elimina las disparidades de nivel en tu mezcla con un editor de audio
> Empieza a mezclar con todos los faders abajo, y luego súbelos uno a uno
> Los plugs de EQ y dinámica resuelven problemas
> Utiliza canales de grupo con faders de «ganancia» si quieres automatizar su volumen
> Un poco de EQ consigue evitar conflictos de sonidos con frecuencias similares

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

Hacer Comentario

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES