«No todo el mundo conoce la EQ quirúrgica, pero te asegura la obtención de sonidos más limpios y una notable mejora de la mezcla global…»

El productor y DJ holandés Olav Basoski, creador entre otros de grandes éxitos del llenapistas Waterman de 2005, nos confesó que la EQ quirúrgica fue uno de sus grandes descubrimientos en el mundo pro. «Una de las primeras cosas que aprendí cuando empecé a trabajar en los estudios de mástering de Sony Music a principios de los 90″ -revela Basoski- «fue este clásico método de ecualización». Atento compañero, porque Olav accedió a describirnos, en seis pasos, su propia metodología práctica con Logic Pro

[1] «Los loops y los samples suelen incluir frecuencias resonantes muy desagradables que pasan desapercibidas hasta que empiezas a manipular el EQ –cuando las oigas pensarás ‘mmm, aquí hay algo que me molesta’. Los sonidos que ya habían sido muestreados, planchados a vinilo y extraídos de nuevo a un CD de muestras habrán sufrido diversas degradaciones en cada etapa del proceso».

[2] «Inserto Logic ‘Channel EQ’ y activo el analizador espectral para hacerme una idea rápida de lo que tengo entre manos. Fíjate bien, el analizador está en modo ‘pre-EQ’ y selecciono la mayor resolución disponible. En esta etapa siempre elijo el modo ‘pre-EQ’, para que nada de lo que haga con las bandas modifique la información que aparece en esta pantalla».

[3] «Ha detectado un pico estrecho en torno a 320Hz. Para trabajar con más precisión, elijo una de las bandas, estrecho el ‘Q’ a tope (hasta ‘100’) y realzo 24dB. Si avanzas poco a poco por todas las frecuencias detectarás las resonancias con bastante facilidad. Son esas frecuencias que destacan sobremanera del resto –lo sabrás en cuanto la escuches, porque resulta muy molesta.

[4] «A continuación, vuelvo a ensanchar el ‘Q’ un poco más para asegurarme de que también capturo parte de las frecuencias adyacentes, y luego bajo la ganancia. De este modo, convierto el realce en un corte. A menudo, ajusto un corte de entre 4 y 6dB. Depende del material, por supuesto, pero esta configuración suele funcionar en casi todos los casos».

[5] «Conmuta el analizador del EQ a ‘post-EQ’ para atenuar ese pico desagradable y luego activa la función bypass del plugin para comparar el sonido antes y después del EQ. Por supuesto, tus oídos te ayudarán mucho a juzgar si esta ecualización mejora o empeora el resultado –siempre escucho con sumo cuidado antes de tomar una decisión definitiva».

[6] «Como ves, he conseguido reducir ese pico que sonaba tan mal para que apenas se acerque al límite de 0dB. Ahora suena mucho más limpio. Chequea todos tus sonidos de esta manera y notarás un gran incremento de calidad. En particular, si van a reproducir tus temas en sistemas de más de 100dB, querrás que suenen bien, ¿verdad?»


Accede al repositorio de nuestros trucos de producción haciendo clic en este enlace.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES