Pioneer DJ PLX-500 es un giradiscos de tracción directa con interesantes posibilidades…

Uno de los valores que destaca, a primera vista, es su versatilidad que, junto a la facilidad de manejo, calidad de construcción y calidez de sonido, convierte a este plato Pioneer en una opción muy interesante, tanto para DJs profesionales como aficionados.

Precisamente, la versatilidad parece ser el principal enfoque que el fabricante ha querido dar al nuevo plato Pioneer DJ PLX-500. La facilidad y rapidez con la que se comienza a usar el giradiscos, y su opción para conectarlo al ordenador vía USB, son dos detalles que avalan esta idea.

Pioneer DJ PLX-500 se descubre como una solución polivalente que se ajusta tanto al trabajo de un DJ profesional como a las necesidades y apetencias de los melómanos aficionados al vinilo.

Entre las características del plato PXL-500 que más se ajustan a las necesidades del aficionado -nos referimos al que no se dedica a pinchar profesionalmente, sino más bien a escuchar música en el salón-, destacan dos aspectos importantes. El primero de es la facilidad y la rapidez con que cualquier persona puede empezar a utilizar el giradiscos. Esto se debe principalmente a que, una vez desembalado el aparato, basta con conectar el plato, mediante su salida de línea, a cualquier sistema de sonido o altavoz autoamplificado para disfrutar de la música, sin necesidad de un amplificador externo.

La segunda característica que agradece el usuario común es el puerto de salida USB que lleva incorporado este plato -lo que supone una adición de gran valor práctico.

pioneer_dj_plx_500

Esta conexión permite convertir, de una forma sencilla y rápida, toda una colección de vinilos del entorno analógico al digital y con una resolución de alta calidad. De esta manera, conectando simplemente el plato al ordenador, podemos archivar nuestros vinilos en formato digital, y no sólo como una forma de preservarlos, sino también para utilizar esta música con las nuevas herramientas disponibles en el contexto actual.

Por sus prestaciones y precio, el nuevo plato Pioneer DJ PLX-500 se ajusta a las necesidades tanto de los DJs profesionales como de cualquier melómano aficionado a los vinilos…

Un buen ejemplo de este tipo de herramientas es el software gratuito Rekordbox: no sólo hace aun más sencilla la tarea de volcar los vinilos al ordenador, sino que además, permite grabar y gestionar los archivos de música de forma intuitiva y eficaz.

Rekordbox no está pensado únicamente para los amantes de la música con grandes cantidades de discos de vinilo en sus armarios, también resulta una solución interesante para DJs profesionales o aficionados. En este sentido, Rekordbox ofrece herramientas para pinchar de forma ágil, así como organizar y gestionar eficazmente la música, programar sesiones, editar listas de reproducción y analizar el BPM de los temas. También permite definir y crear cues o loops, previsualizar formas de onda, etiquetar el material, codificar audio analógico de los propios vinilos o de cualquier fuente de sonido externa si se utiliza Rekordbox con otros tipos de dispositivos diferentes al giradiscos.

Por otra parte, si el trabajo es más exigente, se dispone de una buena solución al combinar el plato Pioneer DJ PLX-500 con Rekordbox dvs Plus Pack. Bastará con añadir una controladora que se ajuste a los requerimientos del sistema y el vinilo de control RB-VS1-K. De esta forma, se profundiza aún más en la gestión de archivos digitales, tanto a nivel de organización como de creación y ejecución.

En cuanto a las especificaciones propias del plato Pioneer DJ PLX-500, ofrece una calidad de construcción y sonido que son herencia directa del modelo Pioneer DJ PLX-1000. PLX-500 utiliza un motor de tracción directa. Gracias a que el eje del motor del plato se apoya directamente en los elementos fijos del mismo, dicho sistema de tracción directa ofrece las prestaciones idóneas para su utilización en entornos profesionales, como los clubes, donde se hace un uso más intensivo del plato y, generalmente, se requiere una mayor precisión en el control por parte del DJ.

Info relacionada: Pioneer PLX-1000, las fortalezas del nuevo plato

En resumen, el nuevo plato giradiscos Pioneer DJ PLX-500 viene cargado de posibilidades. Su construcción es sólida, tiene una buena amortiguación, la tracción del plato es firme, el pitch es preciso y el brazo se mueve de manera suave y compensada. Si a esto le sumamos una buena calidad de sonido y un diseño caracterizado por un encaminamiento más corto de la señal -que redunda en una distorsión mucho menor-, el nuevo plato de Pioneer Dj tiene muchos puntos para posicionarse en un lugar distinguido dentro del exigente y particular universo de los giradiscos.

El modelo PLX-500-K en color negro y PLX-500-W en blanco, estarán disponibles a partir del mes de Septiembre por un precio recomendado de 349€.

Más detalles sobre Pioneer DJ PLX-500-K

 

 Plato giradiscos PLX-500, de un vistazo 
  • Giradiscos profesional de tracción directa con gran precisión
  • Velocidad de 33,1/3, 45 y 78RPM
  • Cables de alimentación extraíbles, toma de tierra y phono
  • Brazo en forma de S
  • Plato de aluminio con diámetro de 332mm
  • Motor trifásico y freno electrónico
  • Rango de pitch de +-8%
  • Relación señal/ruido de 50dB
  • Tiempo de arranque: un segundo a 33, 1/3 RPM
  • Dimensiones y peso: 450 x 159 x 368mm; 10,7kg
  • Incluye patinador, cubierta de plástico, adaptador para singles de 45RPM, portacápsulas, cápsula y aguja, contrapesos para el brazo, cables de audio y USB