Hace tiempo, mucho tiempo ahora que lo pienso, escuchaba la radio cuando el «pincha», como llamábamos antes, se le ocurrió la feliz idea de radiar una canción que cambió mi vida, sin duda. En aquel momento no lo supe, después sí. Para mí fue la inspiración.

Para muchos de nosostros aquellos años fueron el inicio de una pasión que se alimentó de revistas y programas de tv como Micro Live (BBC) que nos enseñó (hace 23 años!) cómo un Sinclair ZX Spectrum o un Commodore CBM-64 podía generar sonidos y ritmos para jugar sin descanso. O cómo un nuevo sistema de comunicación entre instrumentos electrónicos podía disparar mágicamente sonidos entre máquinas.Cada uno buscamos o encontramos esa inspiración en diferentes lugares, en diferentes cosas. Y como ha dicho un cantautor de por aquí “La inspiración (también) llega con el trabajo de cada día”.

Otras veces, las mejores, es ella quien nos encuentra… Nos pilla en el concierto del último festival, en mitad de una sesión VJ en nuestro club favorito, en la banda sonora de la peli del domingo por la tarde, en medio de la ciudad escuchando el iPod o jugando en casa de nuestro amigo con la «Play»…

Ese momento es mágico. No sabes bien qué ocurre, pero por tu cabeza llegan los sonidos del exterior a través del nervio auditivo y se integran con los que generan tus neuronas, osciladores autónomos, y los mezclan los axones como faders de materia gris.
Entonces aparece esa fuerza que te impulsa a crear, a desear intensamente conseguir que esos sonidos que fugazmente salieron de tu cabeza atraviesen ahora el aire…

Esa fuerza es la que impulsó seguramente a Fritsl a crear su genial Robot Sampler (¡curioso y simpático armatoste!) fruto del trabajo duro y de la inspiración.

Estos locos de los videojuegos clásicos han encontrado la inspiración más freak para su música. Atención a las versiones live de Bubble Bobble, Monkey Island, Commando.

Inspiración. Esa dama a la que hay que ir a buscar continuamente, que se escapa entre los dedos, que maldecimos (¡desagradecidos!) por perderla ante nuestra desesperación y que nos hace soñar y sonreir tantas otras veces.

Espero que encontréis a menudo a la Dama. Siempre podéis recurrir a buscarla por la red… Encontraréis toneladas.

Bienvenidos/as a Nivel de Presión Sonora. Poneos cómodos y disfrutad. Hasta el próximo Nivel.

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

Una Respuesta

Hacer Comentario

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES