Esta edición de NAMM Show está siendo de lo más interesante -el goteo de novedades parece incesante… ¿Hemos dicho goteo? ¡Casi mejor hablemos de chorreo!

En una edición especialmente caliente de NAMM Show (Anaheim, California, EEUU), nunca viene mal tener la guía de unos expertos. Y quién mejor que Pedro Pina, de CutOff Pro Audio, para servirnos como guía y mano de selección entre lo mejor que nos dejó el primer día de feria.

También puedes seguir el resto de noticias desde nuestro repositorio de novedades.

Apogee Synphony I/O mkII, a por el audio de alta gama

Antes incluso de que arrancase la primera jornada, recibimos con sorpresa los nuevos sistemas Apogee Symphony I/O mkII. Y es que lo que se asemeja al santo grial del audio digital en lo tocante a conversión AD-DA, se renueva por todos sus flancos. Los nuevos chasis tienen una pinta increíble con su enorme pantalla táctil TFT -algo que facilitará su manejo. Sólo imagina ver los medidores de hasta 32 canales de E/S, simultáneamente, por no hablar de lo cómodo que resultará interactuar con la máquina directamente, tocando su pantalla.

Y en cuanto a conectividad, el puerto USB deja paso al Thunderbolt. Su disponibilidad se demorará unos meses, pero una placa de expansión permitirá ubicar una tarjeta para compatibilidad directa con Pro Tools HD. A finales de 2016, una tarjeta opcional de expansión ofrecerá compatibilidad con la red SoundGrid de Waves, un recurso diseñado sobre todo para las aplicaciones de sonido directo.

Las placas existentes de E/S para Symphony son compatibles, pero es justo señalar que los nuevos módulos de entrada y salida han sido mejorados, especialmente en los convertidores A/D. El resto de especificaciones (margen dinámico en salida, ruido equivalente, y demás), es prácticamente el mismo.

El esoterismo digital de Roland

Otra pequeña, aunque gran novedad anunciada (y ya disponible) por la parte de Roland es la actualización del software Roland AIRA Customizer, una aplicación que permite personalizar con 16 módulos virtuales adicionales sus procesadores Eurorack.

Entre las novedades nos brindan osciladores con ondas clásicas, filtros de tres y cuatro polos, un adictivo filtro por formantes (¡en serio!), además de procesadores que incluyen compresor, EQ o puertas de ruido -todos ellos capaces de procesar señales en estéreo. Lo bueno es que, por el mismo precio, nos dan la posibilidad de construirnos sintetizadores de cierta flexibilidad, o procesadores de efectos y dinámica de lo más interesantes, sobre todo si además ponemos sobre el tapete las posibilidades de CV (Control por Voltaje).

Sin abandonar la iniciativa nipona, parece realmente interesante el lanzamiento de Roland A-01, una suerte de navaja suiza para el control de dispositivos MIDI y máquinas que operen vía CV, o la simple interpretación con instrumentos virtuales de nuestro software DAW.

Nos apetece destacar que, como ya sucede con los nuevos controladores Korg nanoSeries Studio, A-01 incorpora MIDI a través de Bluetooth -y algo nos dice que esto será una norma este año… ¡si no, al tiempo! Como guinda del apetitoso pastel, se incluye un sinte a 8bit, una herramienta con un innegable momento de atención e ideal para recrear tonos de alegoría chiptune ochentera.

La brutalidad de Arturia

Ya veníamos señalando desde hace tiempo que nuestra especulación imaginaba el lanzamiento, en algún momento, de un “PoliBrute” desde la factoría Arturia. Nuestra profecía no se ha cumplido del todo, aunque el fabricante francés nos ha sorprendido MatrixBrute, un mastodóntico instrumento analógico.

Con elementos clave heredados de sus hermanitos Brute -como el filtro de tipología Steiner-Parker, Arturia MatrixBrute ostenta una fantástica matriz de modulación “con todo a la vista” sobre un teclado de 49 notas, que también hace las veces de intuitivo secuenciador por pasos -dada su facilidad de acceso. Su sección de osciladores también conlleva mejoras respecto a sus antecesores. Ya te imaginas que estamos deseando ponerle nuestras garras encima… Imaginamos que un deseo compartido por ti.

Los pequeños y versátiles secuenciadores hardware BeatStep y BeatStep Pro, han consechado éxitos en los dos últimos años -así que parecía bastante evidente que sólo faltaba un teclado para cerrar el círculo… Es justo lo que ha hecho Arturia KeyStep, que aún es un secuenciador por pasos, aunque fundido con un teclado de 32 notas -y también se convierte en un potente arpegiador

Pero en lo que de verdad destaca Keystep respecto a sus antecesores es en sus prestaciones para crear secuencias polifónicas. Serán de difícil aplicación si piensas en secuenciar analógicos, pero es sin duda una prestación interesante si te dispones a secuenciar dispositivos MIDI, bien tirando de sus puertos integrados o bien recurriendo a USB.

Mañana seguiremos con mucho más. Hasta entonces, deseamos que sueñes con toda esta tecnología, aunque hay demasiado sobre lo que pensar para ser capaz tan siquiera de conciliar el sueño.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES