Se acabaron esas fabulosas actuaciones en la calle que sólo acaban en una sonrisa por no llevar monedas en el bolsillo –Londres defiende a sus músicos callejeros mientras en España lo tienen cada vez más difícil para ofrecer su trabajo…

Londres es una de las ciudades donde más extendido está el empleo de sistemas de pago sin contacto (contactless payments). Así que es muy habitual que la gente vaya por la calle sin efectivo en sus bolsillos, lo cual se convierte en un problema para los artistas y músicos callejeros.

En términos prácticos, no llevar monedas en el bolsillo implica que las actuaciones magistrales de esa gente se quedan sin el apoyo económico del público. Pero la alcaldía de Londres parece preocuparse en serio por este asunto y acaba de revelar sus planes de remedio: permitirán que los músicos y otros artistas de la calle acepten pagos sin contacto, lo que incluye sistemas flexibles como el conocido Apple Pay o la contrapartida Google Pay. El diario The Guardian está informando ahora sobre esta generosa iniciativa, que marca un contraste notable con España, donde tocar en las calles es poco más que una aventura, con agentes de policía tratando como delincuentes a músicos que sólo quieren ganarse un dinero a través de su trabajo legítimo y honrado.

La iniciativa Busk In London [en Reino Unido llaman buskers a los artistas de calle] parte de la alcaldía de Londres en asociación con la compañía tecnológica iZettle y trata de proveer lectores de tarjetas a los artistas. El proyecto permitirá que los músicos callejeros de todo Londres acepten pagos en efectivo, tarjetas sin contacto, tecnología portátil, y chip & pin.

La iniciativa marca un contraste notable con España, donde tocar en las calles es poco más que una aventura, con agentes de policía tratando como delincuentes a músicos…

Al presentar el plan, el propio alcalde de Londres, Sadiq Khan, aseguró que la iniciativa permitirá que más londinenses apoyen a los artistas callejeros de la capital. “Busking ayuda a los artistas emergentes a perfeccionar su talento y les brinda la oportunidad de actuar frente a un gran número de personas”, afirmaba Khan.

Lanzado por primera vez en Reino Unido hacia el año 2007, el pago contactless es hoy una realidad en la práctica totalidad de comercios londinenses, desde tiendas de barrio a grandes cadenas comerciales. En sus propios terminales de busking, los músicos callejeros y otros artistas designan la cantidad de las colaboraciones, y la indican en sus actuaciones. Un importe típico suele ser de unas dos libras (poco más de dos euros); es el caso de la cantante de la imagen superior, Charlotte Campbell, que se suma a los músicos que aseguran haber percibido un incremento significativo en las colaboraciones desde que el plan fue presentado.


Suscríbete a Future Music en YouTube para más contenidos de tecnología musical: