Los púlsares, estrellas de neutrones que se comportan como faros cósmicos, se originan tras la explosión de una supernova, y emiten radiación intensa en intervalos cortos y regulares…

El curioso nombre Roscosmos identifica en sus siglas a la Agencia Espacial Federal Rusa, y ahora cobra relevancia porque acaba de publicar un vídeo en YouTube con la «música» emitida por los púlsares. Estas estrellas de neutrones en rápida rotación, cuya visión se hizo célebre tras ser presentadas como faros cósmicos por Carl Sagan en la serie Cosmos, son el resultado extremadamente denso a partir de la explosión de una supernova.

Los púlsares emiten pulsos extremadamente intensos de radiación a intervalos cortos y regulares (pulsos, de ahí su nombre). Y el vídeo de los científicos de Roscosmos nos presenta la traducción de esas señales de radio de los púlsares tan distantes en términos de ondas de sonido.

El sonido no se transmite en el espacio, pero las estrellas de neutrones sí suenan

Siempre que presentamos este tipo de informaciones, surgen comentarios de nuestros lectores sobre la imposibilidad de que el sonido se propague en el espacio. Y no sin razón, porque se trata de un medio vacío, sin aire. Pero este tipo de documentos científicos, de gran interés para nosotros porque combinan Ciencia, Tecnología y Música, son en realidad una conversión perfectamente asumible en términos de múltiplos matemáticos de frecuencia, que además se liberan de nuestra banda pasante de sensibilidad auditiva entre 20Hz y 20kHz.

Modelo de vuelo del radiotelescopio RadioAstron SRT

Modelo de vuelo del radiotelescopio RadioAstron SRT

«Cuando traducimos [convertimos, ed] la frecuencia de las señales a ondas de sonido, es posible obtener música. La secuencia de sonidos se basa en los datos obtenidos desde el telescopio espacial Spektr-R del proyecto Radioastron«, ofrece como argumento de apoyo la Agencia Roscosmos.

En el vídeo resultante que puedes ver más abajo, es posible escuchar los sonidos emitidos por 26 púlsares, con las denominaciones B0329+54 y B0525+21, entre otras. Cada púlsar demuestra así su propia música característica.

Más información | Roscosmos (en inglés)

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES