Nuestro objetivo es demostrar que la música ambient es tan variada, matizada y, en última instancia, cautivadora como cualquier otro género y, como mínimo, merece más exploración si no es algo con lo que estés familiarizado. Consideremos las razones a continuación…

La música ambient ha experimentado un aumento de popularidad en los últimos años, muy probablemente debido a su aplicabilidad a una gama cada vez más amplia de situaciones en nuestra vida diaria.

Desde su creciente uso como herramienta para ayudar a enfocar las mentes de los estudiantes, meditadores y aquellos que simplemente buscan un momento de calma, hasta encontrar un hogar en las bandas sonoras de una lista cada vez mayor de películas y programas de televisión de gran presupuesto, el género ambient nunca antes tuvo tantas salidas culturales como hoy.

También resulta ser una de las temáticas centrales del excelente, amplísimo y variado catálogo de loops, samples y paquetes de presets en ModeAudio, llegando a ser algo así como un amor de por vida para todo su equipo de profesionales.

El sonido ambient puede significar muchas cosas para muchas personas y, a pesar de su creciente número de oyentes, hay algunos estereotipos que lleva adheridos a lo largo de los años y que, nosotros creemos sinceramente, que todos podríamos quitarnos de encima de una vez por todas.

Cielo con nubes en alusión a la música ambient - ModeAudio

Mito 1: La música ambient carece de beats o ritmo

El primer estereotipo que nos gustaría abordar aquí tiene que ver con el ritmo: La música ambient no tiene nada que ver con esas cosas, ¿cierto?

Bueno… ¡para nada, en absoluto! Si bien es cierto que la música ambient busca poner en primer plano la atmósfera y la textura sonora en términos de la jerarquía compositiva occidental tradicional, eso no significa que los elementos musicales más típicos, como melodía y ritmo, sean eliminados por completo.

El ritmo, los beats, por supuesto, no sólo tienen que proceder de un kit o una caja de ritmos, sino que también pueden ser establecidos con éxito mediante una secuencia de notas de sintetizador, rasgueos de guitarra o, de manera más abstracta, el patrón de ruidos que emerge naturalmente de una determinada localización o una grabación de campo.

Volvamos al comienzo de la línea moderna de sonido ambient: Tomemos la famosa Discreet Music de Brian Eno de 1975, que contiene notas que presentaban el primer uso del término ‘ Ambient ‘ en un contexto musical…

La forma en que las notas del sintetizador caen dentro de cada patrón corto de aproximadamente cuatro compases, más el tiempo de retardo elegido para repetir estas frases a lo largo de la pieza, todo ayuda a establecer el beat dentro de un trabajo más amplio. Entonces, en otras palabras, si bien es ciertamente una pieza musical sin ritmo, ¡no está desprovista de sentido del tiempo!

Mito 2: La música ambient no puede incluir baterías

Habiendo eliminado temporalmente la batería de la ecuación Ambient anterior, volvamos a traerla rápidamente a la mezcla: Nuestro segundo mito es que la música Ambient y la batería son incompatibles entre sí, que la inclusión de la batería en un tema de este género, de alguna manera saca al instante la música de un contexto ambiental.

Pues ¡piénsalo de nuevo! Uno de nuestros proyectos ambientales favoritos es el del productor alemán de techno Wolfgang Voigt, denominado GAS. En numerosos registros del proyecto hasta la fecha, los dos elementos más importantes son samples instrumentales invariablemente confusos y, lo adivinaste, la humilde caja de ritmos.

Si bien es percibido bastante diferente a la atmósfera del trabajo de Brain Eno, con algunos críticos señalando cómo el sonido de Voigt evoca la sensación de encontrarse con un club en el bosque, los discos de GAS son igualmente capaces de evocar un estado de escucha hipnótico que exige tu atención tanto como la disipa (un principio central de la música ambient):

Mito 3: La música ambient es producida sólo con sintetizadores

El sintetizador es, sin duda, el instrumento du jour de la música ambiental, y muchas de las obras más antiguas e icónicas del género fueron creadas exclusivamente para y con varios sintetizadores analógicos. Sin embargo, esto ciertamente no significa que no puedas crear música ambiental con cualquier instrumento que tengas a mano.

Aquí hay una pieza del difunto y gran Susumu Yokota, otro productor de música electrónica que también incursionó extensamente en la estética Ambient

Su tema Hagoromo está compuesto enteramente de samples de arpa, guitarra, y cuerda, pero está repleto del tipo de cualidades tranquilas, suaves y silenciosamente absorbentes que infunden los mejores ejemplos musicales de Brian Eno.

También destaca por no contener drones, ni sonidos sostenidos largos y únicos, que son hoy más o menos sinónimos del sonido ambiental. En cambio, Yokota crea una sensación y una atmósfera similares con el bucle de guitarra central del tema, que repite a lo largo de todo el tiempo de ejecución de la pieza con un efecto hipnótico.

Mito 4: ¡La música ambient es sólo para hippies!

La música ambient ha encontrado algunos de sus campeones más apasionados entre aquellos que asocian su pensamiento con la práctica de la Nueva Era, emergiendo en sus formas actuales como lo hicieron aproximadamente en la misma época en la década de 1970.

Esto nos lleva a nuestro estereotipo final que debe ser eliminado: La música ambient es sólo para hippies, ¿no es así?

Un mito popular, cuando dicen que la música ambient es sólo para hippies - ModeAudio

¡Ciertamente, no! Como dijimos con anterioridad, la música ambient ha abierto un camino en muchos aspectos de la esfera cultural contemporánea, debido principalmente a su creciente atractivo para una diversificación de oyentes.

Si bien los defensores de las actividades New Age son notables defensores de la música ambiental, están lejos de estar solos en ese frente. Podemos demostrar esto mirando dos ejemplos de amplio contraste, comenzando con un viaje al Cine.

El enfoque de la música ambient en la atmósfera, combinado con su compromiso de ser tan notorio como digno de ser ignorado, lo convierten en una opción perfecta cuando se trata de construir bandas sonoras para películas.

Por lo general, las bandas sonoras deben equilibrar la música con diálogos y efectos de sonido importantes, por lo que las composiciones que pueden establecer un estado de ánimo sin interferir con estos otros elementos sonoros, realmente encajan a la perfección en este contexto cinematográfico.

Aquí hay un ejemplo con música de la que casi es nuestra banda sonora de películas favorita en ModeAudio, compuesta para la nueva versión de Solaris (2002)

La delicada combinación de orquesta y tambores de acero de Cliff Martinez funciona en dos frentes a la perfección: Establece un estado de ánimo y crea tensión dentro de la escena de la película con la que ha sido emparejada, ¡pero es también un pasaje musical absolutamente impresionante por derecho propio!

La compra de la banda sonora de una película o un programa de televisión como un álbum independiente para ser escuchado, fuera de su contexto original, ha llegado a ser una práctica cada vez más común en los últimos años; e incluso hay sellos dedicados para adaptarse a ese tipo de lanzamientos.

En otras palabras, un gran número de personas está siendo expuesto y está interesándose en la música ambient en virtud de su inclusión en las partituras de películas. Y en definitiva, nos salimos entonces de la exclusión que establecía el mito abordado de que es música sólo para hippies.

Ahora echemos un vistazo a algo un poco diferente…

Esta es una canción de Sunn O))), una banda cuyo legendario atuendo escénico de túnicas negras y humo les ha ganado tantos seguidores de la comunidad Metal como de aquellos interesados ​​en la música Ambient.

Por supuesto, hay quienes se apresurarían a señalar que lo anterior debería describirse más correctamente como Drone en lugar de estrictamente música ambiental; pero según nuestra humilde opinión, ¡realmente hay poco para distinguir entre ambos!

¿Pone el tema en primer plano la textura y la atmósfera por encima de otros elementos musicales centrales más tradicionales? ¿Exhibe una economía de componentes melódicos, armónicos y rítmicos? ¿Es modulado o desarrollado de una manera lenta o gradual? ¿Podríamos decir que tiene una cualidad «hipnótica» como resultado de todo esto?

¡Responderíamos «sí» a todo lo anterior y, por tanto nos quedaríamos tranquilos! La música de Sunn O))) también resulta ser otro gran ejemplo de cómo puedes hacer música ambient sin emplear ningún tipo de sintetizador.

¿Hemos destruido los mitos?

Esperamos sinceramente que esta discusión y los ejemplos anteriores te hayan dado una idea de la verdadera amplitud y profundidad de la música ambient como género… ¡Queda lejos de ser un mago de un solo truco!

Nunca hubo una mezcla más emocionante de artistas que crean música Ambient como la de hoy día; e incluso podríamos argumentar que los elementos Ambient han abierto un camino hacia un grupo de sonidos y estilos que aún resulta ser más amplio y diverso.

Ya sea que te confieses amante del Ambient o que aún no te lo hayan presentado, hay definitivamente mucho por descubrir en esta rica veta de la creación musical moderna.

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, «4 Ambient Music Myths«, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio. Adaptación al español y aportaciones de Jalvac.

¡Descarga 800MB de sonidos para empezar, o sigue atento a sus novedades!

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES