Aprende una original forma de samplear aquellos sonidos más olvidados…

Los samplers son unas bestias hambrientas de sonidos: lánzales algún jugoso sample de bajo, un picante golpe de caja, o uno o dos restos de golpes de sintetizador, y tan sólo desarrollarás ganas de mucho más.

Por otra parte, los samplesloops de un solo disparo, parece que fueron creados a la medida del propio dispositivo, el sampler, ya sea hardware o virtual. Y es que con sólo asestar unos pocos retoques de envolvente y cambios de tono, los sonidos se adaptarán como un guante al resto de tus pistas.

Pero hoy pretendemos explorar un campo menos conocido en el arte de muestrear sonidos, el sampling, o como se dice en en la jerga, el arte de samplear. Se trata de una receta diferente con la que alimentar a nuestro querido sampler: vamos a cocinar muestras de colas de sonido.

Samplear al extremo: colas de sonidos

Si has trabajado recientemente con librerías de samples profesionales –como las del catálogo de ModeAudio–, quizá te hayas encontrado con una carpeta de samples muy cortos en su interior, con el nombre ‘Tail Samples’ (“tail“, por cierto, es “cola” en inglés). Bien, estos samples de cola, son los finales correspondiente a los otros loops que acompañan. De esta manera podemos brindarles un final natural sin la necesidad de añadir procesamientos de reverb o delay.

Imagina un loop de un colchón lleno de notas con una duración y caída largas, cuyo final vaya más allá de los cuatro compases que dure el propio bucle. Sin la correspondiente cola, en el momento en que el loop termine, también lo hará su sonido, creando así un abrupto final y un efecto horrible en tu pista. Seguro que sabes muy bien a lo que nos referimos.

Samplear al extremo: final abrupto

Pues bien, estos samples de cola pueden tener un propósito que va más lejos de su uso inicial. Podemos convertirlos de manera sencilla en instrumentos completos para crear melodías y armonías que vayan más allá de ese loop del cual proceden.

Vamos a ponerte un ejemplo para que veas lo fácil y creativo que resulta este proceso adicional en tus labores de samplear sonidos. Para ello, usaremos algunas muestras de colas que vienen incluidas en la librería Outlook – Electronic Loops & Samples de ModeAudio, extraídas de un loop de batería. Lo mejor es que puedes descargar dichos sonidos al final de este post.

Hicimos nuestra demostración en Ableton Live, aunque conseguirás los mismos resultados, o muy similares, usando cualquier otro software DAW de tu interés. ¡Así que vamos allá!

A samplear: buscando sonidos apropiados

Para empezar, crearemos primero nuestro loop de batería que nos servirá de base rítmica. Para ello elegimos el toque house que tiene ‘SketchArtist_118_TopDrums’ junto al bombo ‘SketchArtist_118_Kick’ sonando a unos calmados 122BPM, y que juntos tienen este sonido…

Samplear al extremo: relación de sonidos en una librería

Ahora ya tenemos nuestro fondo para cocinar y del que podremos samplear nuestra cola. Echamos un vistazo a los sonidos de colas de la carpeta del pack Outlook, y encontramos que el sonido de ‘CoralCoast_96_C_GuitarArpTail’ es perfecto. Suena apacible y tranquilo, pero es rico en frecuencias medias y bajas que parecen fluir:

Podemos samplear este sonido con tan sólo arrastrarlo y soltarlo sobre una instancia de ‘Simpler’, el sencillo pero potente sampler de Ableton Live. Dado que ‘Simpler’ nos permite, automáticamente, tocar nuestra muestra a lo largo del teclado MIDI, si tocamos la nota C3 (Do3), entonces escucharemos la nota raíz, el sonido original. Aunque para nuestra satisfacción, si recorremos el teclado, obtendremos diferentes tonalidades.

Samplear al extremo: una cola cargada en 'Simpler' de Ableton Live

Como nuestro sample ya tenía un tono consistente, podemos utilizar básicamente este ‘Simpler’ como si se tratase de un simple patch de sintetizador. Grabamos en Ableton Live algunas melodías con el teclado MIDI. Al fin damos con una que se ajusta perfectamente con nuestra base rítmica, aunque la única pega es que nuestro sample termina de una forma algo abrupta: ‘Simpler’ tiene por defecto una relajación (release) de 50ms, la cual corta el sonido de forma brusca cuando liberamos las teclas del piano MIDI.

Samplear al extremo: parámetros de envolvente en 'Simpler'

Movemos un poco el parámetro ‘release’ unos 6s para conseguir un riff mucho más fluido. También pulimos y modificamos un poco su sonido con algo de ecualización, recortando un poco los graves y realzando la zona de agudos. Añadimos una pizca de compresión moderada y ganancia final para otorgarle más peso a nuestro sample.

Así es como suena ahora, desde nuestra configuración inicial a los nuevos retoques aplicados…

Samplear al extremo: procesamientos adicionales de EQ y compresión

Añadiremos ahora reverb y delay utilizando los dos envíos que configura Ableton Live por defecto. Con ciertos ajustes en cada uno de ellos, conseguimos imprimir un toque deep house que suena así:

Samplear al extremo: en pro del contrapunto

Samplear con estilo: añadimos un elemento de contrapunto

Necesitamos ahora algo que actúe a modo de contrapunto sobre nuestra melodía, con nuestro riff de “guitarra” –seleccionamos el sample ‘CoralCoast_96_C_GuitarLeadTail’ que funcionará muy bien. El loop del que procede no tiene mucho que ver en cuanto a sonido, pero te invitamos a recordar que nos interesa el timbre sobre todo lo demás. Así que vamos a samplear como si se tratase de un instrumento, todo ello gracias a ‘Simpler’:

Samplear al extremo: algo de guitarra para destacar

Nuestro sonido ya tiene delay y movimiento en sí mismo. Pero después de arrastrarlo a ‘Simpler’, añadir algo de reverb, EQ y compresión, y jugar un poco con nuestro teclado, por fin encontramos nuestro riff de contrapunto…

Y así es como suenan nuestros dos riffs que hemos construido mediante samples de colas, junto al loop de batería…

No pinta nada mal… ¿Qué es lo siguiente ahora para samplear? ¡Una línea de bajo, por supuesto!

Samplear lo extraordinario: una celesta como línea de bajo

Podríamos utilizar un sintetizador o una línea de bajo ya acabados del pack Outlook, por supuesto, pero utilizaremos también un sample de cola para conseguir algo diferente. Buscando de nuevo en la misma carpeta, encontramos este final que pertenece a un bucle de celesta:

Samplear al extremo: una celesta como bajo -sí, es posible

Realmente tiene un tono bastante agudo, ¿así que para qué utilizarlo en el bajo? Bueno, el instrumento celesta despliega un tono muy puro, como una onda senoidal. Si lo trasladamos correctamente a ‘Simpler’, es posible que con algunas modificaciones pueda convertirse en un perfecto subgrave. Alteramos su tono para hacerlo más melódico y tocamos un poco su ataque para suavizar las notas.

Samplear al extremo: nuestra celesta convertida en bajo

Con ayuda del filtro paso-bajo de ‘Simpler’ mantenemos la firmeza de nuestro bajo; después, un poco de compresión y un realce en las frecuencias graves harán el resto…

Samplear al extremo: a por el sidechain

Tratamos nuestro bajo con un poquito del clásico efecto sidechain, por cortesía del compresor de Ableton Live…

¡No está mal para habernos puesto a samplear sólo durante diez minutos! Ya ves cómo rápidamente, puedes incorporar muy rápido nuevos elementos e ideas a tu proyecto. Después terminamos de añadir una cola de piano de juguete y un colchón de sintetizador de Outlook, para obtener al final un solista melódico y esta línea de colchón…

Gracias por seguir nuestro tutorial y esperamos que hayas adquirido nuevas técnicas para tu música –si necesitas y te apetece samplear colas, puedes encontrar muchas más en el catálogo de ModeAudio. ¡Disfruta y mantente siempre creativo!

Descarga los archivos utilizados en este tutorial

 

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, “Tail Samples: Food For Your Sampler“, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio.

¡Descarga 650MB de sonidos para empezar, o mantente atento a sus novedades!