• Los monitores Monkey Banana combinan una gran imagen estéreo y respuesta detallada
  • Seis modelos, dos subwoofers  y accesorios disponibles en la red de distribuidores BitBeat

Hay que remontarse hasta 2004 para encontrarse a los precursores alemanes de Monkey Banana con la iniciativa de diseñar altavoces para sus propios estudios: les motivaba la percepción de que los monitores de estudio asequibles no cumplían sus requisitos en cuanto a sus exigencias de calidad sonora. Con ese prisma de visión y tras superar años de desarrollo, pruebas y optimizaciones, Monkey Banana llegaba en 2010 con sus primeros modelos de monitor para estudio.

Sus desarrollos de monitores de referencia combinan una excelente imagen estéreo, transparencia sin coloración y una amplia definición en medios y agudos -y todo ello se ofrece con una política de precios ajustados.

Monkey Banana: dos series, subwoofers y una gama de accesorios

Los monitores de Monkey Banana se engloban en las series Gibbon y Turbo, además de contar con una línea de accesorios. Los asequibles Gibbon «ofrecen un sonido superior respecto a modelos equivalentes en precio», según las palabras de Pedro Pina, Jefe de Producto en BitBeat. Proveen un camino para «acceder al sonido Monkey Banana cuando el presupuesto disponible es ajustado».

Monkey Banana Gibbon 8 rojo

Con un diseño de caja bi-amplificada y provisto de entradas balanceadas en formato XLR y jack TRS -además de conexiones no balanceadas en formato RCA-, los monitores Gibbon 5 (199€) y Gibbon 8 (309€) ofrecen controles de volumen y ajustes de agudos / graves en el panel posterior, para permitir una adaptación a las condiciones acústicas de cualquier estudio.  Estos modelos montan woofers de 5 y 8”, respectivamente, y están disponibles en colores negro, rojo y amarillo (este último acabado sólo para Gibbon 5).

Los monitores Monkey Banana combinan una excelente imagen estéreo y una amplia definición en medios/ agudos -y todo ello con una política de precios ajustados…

Buscando la complicidad de los usuarios profesionales más exigentes, que valoran el sonido de otros modelos de grandes marcas, la gama Monkey Banana Turbo exhibe características avanzadas, como entradas digitales S/PDIF que aceptan streams con una resolución de hasta 24bit y 192kHz. Su recinto de diseño geométrico ha sido concebido con esa forma para minimizar distorsiones y absorber las vibraciones, con la garantía de un rendimiento pleno «independientemente del volumen al que estemos trabajando».

¿Refuerzo en graves? La opción se llama Monkey Banana Turbo 10S

¿Refuerzo en graves? La opción se llama Monkey Banana Turbo 10S

Esta línea de monitores profesionales contempla cuatro modelos equipados con woofers de 4, 5, 6 y 8″, también disponibles en el tradicional color negro o en los sorprendentes rojo y amarillo, y con precios comprendidos entre 259 y 699€. Todos los estos modelos se complementan con el refuerzo en graves de cuatro modelos de subwoofer, que mantienen en común su potencia de 300W y el transductor de 10″.

Monkey Banana refuerza su catálogo con varios accesorios, que incluyen dos modelos de soportes, una caja de inyección directa y una base de apoyo con absorción de vibraciones. Te emplazamos a una prueba inminente de estos atractivos monitores de estudio, que combinan en toda su gama un conjunto de características notables a cambio de precios realmente competitivos.

Más info de Monkey Banana y localizador de tiendas para escucha

 ¿Tienes algo que decir?

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES