Al final de nuestra anterior entrega, llegábamos a la introducción de la válvula de triodo. Y lo cierto es que un montón de nuevos instrumentos se basaron en el Audion Valve de DeForest, el más famoso de los cuales fue Theremin, inventado por el ruso Lev Termen

El Theremin monofónico era un instrumento bastante raro que se “tocaba” sin que el intérprete le pusiera las manos encima. Dos antenas metálicas salían de una caja de madera, la vertical controlaba el tono y la horizontal el volumen. Moviendo las manos cerca de las antenas, la capacidad natural del cuerpo del intérprete provocaba la oscilación de los osciladores, causando una subida del tono y un aumento del volumen.

Theremin, de gira por orden de Lenin

Lev Sergeyevich Termen (o Léon Theremin como se le conoció posteriormente) ideó el nuevo concepto del Theremin en 1917 cuando aún era ciudadano de la recién formada Unión Soviética. El instrumento básico se completó en 1920, y en 1922, Léon fue reclamado para presentar su invención ante Lenin.

Además de tocarlo, Lev también le dio a Lenin una rápida lección sobre el instrumento durante su audiencia privada, que impresionó tanto al líder ruso que ordenó la construcción de 600 unidades y envió a Theremin a una gira mundial. Esto sirvió para difundir el sonido del Theremin por toda Europa y Estados Unidos, convirtiéndolo en el instrumento puramente electrónico más famoso hasta la fecha.

RCA Theremin AR-1264, original de 1929, subastado en eBay en 2011

RCA Theremin AR-1264, original de 1929, subastado en eBay en 2011

Un ruso en Nueva York

Lev Termen pasó por Nueva York durante sus viajes y se trasladó allí en 1928, estableciéndose rápidamente entre la comunidad artística avant garde de la ciudad. Siguió trabajando en numerosos proyectos electrónicos, y patentó el diseño del RCA Thereminvox de 1929, el primer Theremin comercial de consumo masivo.

En ese mismo año, Termen colaboró con el compositor Henry Cowell en el Rhythmicon, un combo antepasado de la caja de ritmos /secuenciador. Además, Termen también completó el Theremin Cello, básicamente un Theremin con un primitivo controlador de cinta para el tono.

A diferencia de los anteriores instrumentos electrónicos que hemos comentado en nuestra serie, el Theremin no dejó de utilizarse, y acabó convirtiéndose en un instrumento único y duradero que sigue tocándose hasta la actualidad. Desafortunadamente, su inventor no pudo disfrutar del mismo éxito durante el resto de su vida (como te contamos más abajo, en Leo¿qué fue lo que pasó?).

Lucie Bigelow Rosen fue una de las primeras artistas en adoptar el revolucionario Theremin en Estados Unidos -por cierto, al pelo de los thereministas no le ocurre nada cuando tocan su instrumento…

Nuevos sonidos, nuevos estilos

El Theremin fue determinante en nuestro universo de sonidos, pues es el primer instrumento electrónico que propició el nacimiento de nuevos estilos musicales como respuesta a la tecnología. Y es que la conexión entre el instrumento y la música fue una de las claves de la música electrónica del siglo XX, al igual que lo es hoy.

El Theremin no era un instrumento al que los músicos pudieran transmitir fácilmente sus habilidades previas, así que ofreció un desafío y una nueva paleta sonora con la que trabajar…

A Symphonic Mystery For Theremin And Orchestra de Paschtschenko, de 1924, fue el primer trabajo clásico importante, y los compositores más progresivos del momento adoptaron rápidamente este nuevo instrumento, utilizando frecuentemente varios de ellos en una sección, como las cuerdas o los metales.

Pese a su popularidad, muchos músicos empezaron a sentir que la fascinación inicial provocada por esa forma de tocar “sin manos” también era el principal inconveniente del Theremin. Para tocarlo adecuadamente se requería una enorme destreza técnica, y poca gente tuvo la habilidad o la paciencia necesaria de años para dominarlo. Lo que necesitaban era un instrumento que sonara como el Theremin, pero que pudiera tocarse con un teclado más convencional… y no tuvieron que esperar demasiado, como te contaremos en nuestra próxima entrega.

Lev_Theremin_tocando

Leo, ¿qué fue lo que pasó…?

En 1938, Lev Termen llevaba diez años viviendo en Nueva York y estaba felizmente casado, cuando de pronto, desapareció de la faz de la tierra. Ni sus amigos ni sus familiares pudieron encontrar ningún rastro suyo, hasta varios meses después cuando se escapó una filtración de la Unión Soviética. Termen había sido “arrestado” (o, para decirlo con propiedad, secuestrado) por una facción primitiva del KGB, juzgado como un traidor y ejecutado por orden de Stalin.

Aunque había sido secuestrado y procesado, la verdad fue que Lev Termen había sido confinado a un campo de trabajo siberiano para prisioneros. El gobierno soviético pretendía aprovechar el ingenio técnico de Leo, y pronto lo metieron en un laboratorio donde estuvo ocupado diseñando artilugios de naturaleza mucho menos musical.

Durante estos años, fue responsable de inventar los primeros dispositivos electrónicos integrados. Como recompensa se le permitió, tras muchos años, volver a trabajar en la música, dando clases en el conservatorio de Moscú por una temporada.

Lo paradójico fue que mientras el mundo occidental no sabía nada de Lev, tampoco él conoció el prolongado éxito de su instrumento más famoso hasta la caída de la URSS en 1989. Cuando se descubrió que Lev Termen seguía vivo, los americanos le invitaron en 1991, donde dio un concierto en la Universidad de Stanford y se reunió con algunos de sus amigos que seguían vivos. Falleció dos años más tarde, a la edad de 97 años.

Seguro que el bueno de Léon se maravillaría hoy al saber que su invento sigue muy vivo, no sólo en réplicas de bajo coste, sino también en Theremines de coleccionista o en “giros de tuerca” del concepto -como el digital Moog Theremini, presentado en el invierno de 2014.

Moog Theremini

 Más información 

Esquemas de Theremin (instrumento y ampli), dibujados por Lev Termen

Biografía de Lev Sergeyevich Termen en Wikipedia (español)