Diríamos que son «unos recién llegados», pero la senda de Aston Microphones no empezó ayer…

Durante años, la ilusión de James Young y Phil Smith había sido fabricar un micrófono en el Reino Unido, de una forma similar a lo que habían logrado con su enseña de altavoces, MunroSonic. De hecho, juntos habían creado en 2002 la aclamada marca de micrófonos sE Electronics junto a Mitch Carey, una relación que cesaron en julio de 2014 tras largos años de colaboración. Pero las peripecias en el negocio musical de estos dos emprendedores no empezaron ni acabaron ahí, desde luego: suya es también la casa británica Sonic Distribution, que representa a importantes marcas del sector en Reino Unido.

Así que, nuevos por nombre pero con solera en su bagaje, Aston Microphones cuenta con 12 años de forja tras su nombre. Concebida en Enero de 2015 y puesta de largo sólo dos meses después, la marca llegó con nuevos conceptos y diseños, tras la dirección operativa y creativa de Young, quien además está involucrado en gran medida en el desarrollo de los productos. «Lograr la fabricación de un micro en UK no ha sido fácil», nos comenta. «Se requiere un completo estudio de costes para los componentes y soluciones prácticas e innovadoras que eliminen cualquier elemento que no conduzca a mejoras sobre el sonido».

En este sentido, la original aunque espartana carcasa de estos micrófonos no es más que un simple cilindro de metal pulido, cortado por sus extremos. No verás atractivas pinturas multicapa que se desconchan con el uso, lujosas rejillas de protección para la cápsula o preformados de difíciles formas: «todo ello hace que muchos micros actuales parezcan naves espaciales de Star Trek… Esas partes no aportan nada al sonido de un micrófono, y sólo son estéticas», comenta Roque Molina, Jefe de Producto de Aston Microphones en Adagio.

Los buenos micros tienen carácter, pero son equilibrados

Una respuesta interesante que daba James Young para una entrevista con MusicTech, identifica las cualidades que ha de tener un buen micrófono. «Un mal micro… no existe tal cosa -sólo tienes que encontrar su aplicación. Hablo un poco en broma, ya que algunos micrófonos son verdaderamente horribles. Pero la mayoría son aprovechables: un micro malísimo con voces podría ser una maravilla cuando grabas un ampli de guitarra…», afirmaba desde su experiencia y conocimientos en este campo.

Sin embargo, es el equilibrio lo que verdaderamente convierte a un micrófono en una gran herramienta. Debe mostrar carácter, pero sin llegar a sonar exagerado, lejos de abrumar a los artistas en sus interpretaciones. Un buen micrófono no necesita grandes dosis de EQ y compresión dinámica para sonar ‘correcto’, y después todo tiene que ver con su carácter y la forma y el momento que se usa para lograr un mejor efecto durante una grabación. Young cree que sólo una selecta gama de muy pocos micrófonos de alto precio se ajusta a ese axioma: «sólo puedo contar unos pocos condensadores con los dedos de una mano por debajo de 500€ que cumplen esas premisas, y dos de ellos son de los nuestros».

Aston Microphones Origin

Origin: condensador cardioide de alto rendimiento

Aston Microphones: una gama restringida de productos selectos

La marca ofrece en su catálogo actual una estrecha gama de productos, donde destacan sus dos primeros condensadores de gran diafragma. Empezando por Aston Origin, se trata de un transductor de condensador de alto rendimiento con patrón cardioide, cuyo diseño se basa en una cápsula de oro evaporado de 1″. Tiene versatilidad de uso para cubrir tomas sobre una gran variedad de instrumentos, aunque «es sobresaliente con guitarras acústicas y voces», dicen. Al parecer, su cápsula elegida a mano trabaja con circuitería de alta gama sin transformador, y emplea componentes de la mejor calidad.

Tildado como proveedor de grabaciones donde resalta la naturalidad y la transparencia, Aston Origin ha sido diseñado para «un sonido directo, suave e íntimo…», ajustándose a los preceptos que antes delimitaba el propio Young. Pero si lo que se necesita es un micrófono de alto rendimiento, con patrón de captación intercambiable, Aston proporciona otra respuesta sólida con su modelo Spirit.

Un selector integrado en su cuerpo permite elegir entre los patrones polares omnidireccional, cardioide o figura de ocho. «Aston Spirit ofrece un sonido muy abierto, con abundantes armónicos burbujeantes», nos cuenta Roque. «Es una herramienta de alta precisión para grabaciones de una increíble naturalidad, donde se hace necesaria una captura detallada en los agudos superiores, pero sin adolecer de esa dureza excesiva que predomina en muchos micros de condensador».

Aston Microphones Spirit: el selector polar para tres patrones de captación

Aston Spirit: el selector polar para tres patrones de captación

Filtro de reflexiones Halo: mejorando un clásico moderno

Desde Aston Microphones evitan la referencia directa, pero es evidente que su filtro Halo (sobre la imagen superior de esta noticia) se inspira en el concepto del ultrapopular Reflexion Filter de sE Electronics, en un intento de mejorar su idea y técnicas. El mercado está literalmente abarrotado de estos productos, a cualquier precio, así que es refrescante contemplar un giro de tuerca en un componente que hoy es vital en la técnica de captación microfónica.

«Son numerosas estas áreas clave que nos han tenido ocupados para lograr mejoras sustanciales sobre la tecnología disponible, especialmente en los detalles relativos al aislamiento, la absorción, los accesorios de montaje y la operación general en esta herramienta de estudio que permite obtener un control propio de una cabina portátil», apostilla James Young. La forma de este filtro de microfonía inspira a quienes lo usan nada más verla. Y si el color fucsia te parece atrevido o extremado, Aston Mics también cuenta con una versión más discreta de color negro.

Los tres productos están disponibles en la red comercial de Adagio Distribución.

Más info sobre Aston Microphones | Sitio web oficial

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES