Aunque no tengas tantos micrófonos como en un gran estudio, resulta fundamental que elijas el modelo adecuado. Y también es vital que conozcas a fondo tu micrófono si deseas obtener los mejores resultados. Utiliza estos trucos y consejos para escoger el micro idóneo en cada situación y sacarle el máximo partido posible…

TÉCNICAS GENERALES

[01] La fuente sonora
Comprueba que la fuente tiene el mejor sonido posible antes de colocar el micrófono. Si el sonido original es mediocre, sonará mal incluso con los mejores micros del mundo. Mueve la fuente por la sala para encontrar su posición ideal.

[02] Escucha y detecta…
… dónde suena mejor un micrófono. Esto tiene especial utilidad con la batería –es posible que el sonido de la sala sea mucho mejor que el de cualquier micro cercano.

[03] Posiciones alternativas
Por muy bien que suene, no te conformes con la primera posición de micro que ajustes.

[04] Busca y compara
Para realizar comparaciones directas A/B, prueba distintas combinaciones de micros con la misma fuente, pero vigila las posibles diferencias de fase.

[05] Micros en vídeo
Grábate con una cámara y fíjate en el tipo de micro, su posición y su distancia a la fuente como referencia posterior cuando desees doblar, mezclar o corregir una parte.

[06] Bajas frecuencias
Los filtros paso-alto (que suelen cortar en torno a 100Hz) son muy útiles para grabar fuentes con poca información en bajas frecuencias. Si eliminas graves no deseados cuanto antes, mejorarás el rendimiento de previos, ecualizadores y procesadores dinámicos, así como la claridad de la mezcla.

Varios_previos_750px

Varios equipos en racks de estudio, con previos de micro entre ellos

[07] Elige bien tu previo
Si tienes más de un previo de micro, prueba el mismo micrófono y la misma fuente con cada uno de ellos, ya que producirán respuestas muy diferentes (tanto en transitorios como en frecuencia). Una sutil diferencia en la impedancia y la topología del previo (válvulas, transistores, con/ sin transformadores), cambiará sobremanera la respuesta percibida de un micro –sobre todo a frecuencias extremas.

[08] Evita la distorsión
Escucha con atención el micro para detectar posibles distorsiones y recortes, en especial con fuentes que generen picos muy estrechos. La comparación directa con otro micro identificará posibles características problemáticas.

[09] En grupo
Agrupa varias fuentes por un solo micro y evitarás problemas de fase provocados por varios micrófonos. Además, tendrás un sonido más compacto, porque el micro aplicará sus características a toda la «sección». Por ejemplo, varios coristas en torno a un solo micro omnidireccional, o saxofones a cada lado de un micro en figura-de-ocho.

[10] Bajo presión
Por norma general, doblar o dividir entre dos la distancia entre el micro y la fuente dividirá o doblará el nivel de presión sonora (SPL).

[11] Realce de graves
El efecto de proximidad (el aumento de presencia en graves cuando el micro se acerca a la fuente) ayuda a modelar un sonido antes de ecualizarlo. Las cajas, voces y amplis de guitarra agradecen un leve realce en bajas frecuencias al acercar el micro, pero no te pases o enturbiarás el sonido.

[12] El ángulo adecuado
La inclinación del micro respecto a la fuente tiene efectos dramáticos sobre su respuesta frente a los transitorios. Un micro perpendicular a la fuente captará los transitorios más intensos porque recibe toda la fuerza de la onda frontal. La distancia también es un factor importante, porque los transitorios pierden fuerza frente a las reflexiones a mayores distancias.

[13] Zumbidos
No temas a los pequeños zumbidos. A elevadas ganancias del previo es posible escuchar el propio ruido de bastantes micros. Si forma parte de una mezcla más amplia, no tiene por qué ser malo; el oído humano está acostumbrado a un poco de ruido –y además le gusta.

[14] Cuida las relaciones
Si vas a emplear varios micros, comprueba sus relaciones de fase cuando panoramices los canales al centro o los sumes en mono. Los sonidos de tipo «tubo» y los cortes apreciables en ciertas frecuencias indican una relación desfasada.

[15] Polarizado
Aprovecha el patrón polar de tu micrófono. Colócalo de tal forma que las fuentes no deseadas queden alineadas con la parte menos sensible del patrón de captación polar: 180º para cardioide, unos 120 y 240º para hipercardioide, 90 y 270º para la figura-de-ocho.

Polar_Pattern_1[1]

Patrones de captación polar en micrófonos

[16] Atmósferas
No elimines porque sí el ambiente de la sala. Las fuentes de contenido ambiental resultan más agradables al oído, y además evitan la necesidad de aplicar reverb artificial al sonido para que funcione en la mezcla. Aprovecha la acústica de la sala y cáptala con patrones no cardioides.

[17] Acústica…
Si la sala donde grabas tiene una acústica buena o interesante, utiliza un par de micros ambientales que apunten hacia una pared –no directos a la fuente. Así capturarán las reflexiones primarias, que son vitales para nuestra percepción espacial.

[18] Añade profundidad
Para aumentar la sensación espacial, coloca un micro direccional cerca de la fuente y un micro omnidireccional alejado (o en figura-de-ocho). Panoramiza los sonidos de ambos micros en sentidos opuestos para aumentar la profundidad y la imagen estéreo.

[19] El sitio adecuado
Los modos (que determinan cómo interactúa, se refleja y se absorbe el sonido dentro de una sala) modificarán la respuesta de un micrófono en distintas posiciones de cualquier recinto –menos en una cámara anecoica–. La experimentación es la clave para obtener los mejores resultados.

[20] El equilibrio justo
La combinación de los modos de la sala, las características del micro, la distancia y el ángulo respecto a la fuente, determina el equilibrio global de frecuencias de la señal. Los ajustes de tipo y posición del micro marcan más diferencias que un ecualizador –aplícalo después, con la fase más controlada.

[21] Reflexiones
Si utilizas pantallas o mamparas de separación, deja cierto espacio alrededor del micro para que las reflexiones de las pantallas consigan difundirse un poco y distribuyan su energía antes de llegar al micro. De lo contrario, es posible que surjan molestos problemas de fase.

[22] En estéreo
La configuración de micros estéreo que permite ajustar mejor la amplitud más adelante es el par mid-side, formado por un micro unidireccional (mid) frontal a la fuente y otro lateral en figura-de-ocho (side). Los diafragmas deberían estar colocados de tal forma que queden alineados en el centro del eje vertical.

[23] Captación de 360º
Un par Blumlein (que recibe su nombre de Alan Blumlein, el inventor del estéreo), permite convertir una captación completa de 360º a estéreo. Se consigue con dos micros de figura-de-ocho perpendiculares, con sus diafragmas alineados en el centro del eje vertical. La fuente quedaría a medio camino entre los dos micros (45º desde cada uno), cuyas posiciones de panorama en la mezcla deberían ser idénticas para reproducir con fidelidad el sonido. El resultado es un sonido estereofónico muy agradable.

[24] Cardioides
El patrón estéreo ORTF utiliza dos micros unidireccionales (cardioides) a 110º, con los diafragmas separados 17cm para imitar una cabeza humana. El empleo de micros cardioides también limita fugas de otras reverberaciones.

[25] Secciones estéreo
Para crear una imagen estéreo por «secciones» utiliza una configuración estéreo (ORTF, Blumlein, mid-side, par coincidente o dos omnis espaciados), y registra varias tomas mientras mueves la fuente de izquierda a derecha. El ambiente de la sala crecerá a cada toma, mientras que la relación de fase entre los dos micros añadirá más profundidad y anchura que las tomas mono panoramizadas.

Como siempre decimos, estos trucos sólo son un punto de partida para tu experimentación. Esperamos tus comentarios sobre el empleo práctico de micrófonos para conocer otras técnicas. No te cortes y escríbenos algún comentario sobre ello…

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES