Últimamente, percibo entre muchos DJs una tendencia que me parece preocupante, y eso con independencia de su nivel técnico y experiencia: prefieren comprarse unos buenos reproductores tipo CDj, platos o controladores en detrimento de una mesa DJ que ofrezca un mínimo de calidad.

La opinión de muchos es que es más importante pinchar por ejemplo con unos Pioneer CDJ-2000 Nexus que con un mezclador Allen & Heath, Pioneer o cualquier otra marca a las que atribuimos calidad. Déjame explicarte por qué este es uno de los errores más graves que puedes cometer al construir tu cabina…

La mesa DJ es el centro de todo

Para los “despistados” hay que aclarar que el mezclador no sólo sirve para subir y bajar volúmenes, es el dispositivo central de cualquier cabina y por el que entran y salen las señales de audio. O sea, es el corazón de la cabina, y por muy buenas fuentes de sonido que utilicemos (CDJs, platos, controladores, etc) en absoluto dichas fuentes compensarán la falta de calidad que pueda poseer una mesa DJ de las malas.

No me malinterpretes, tener un buen mezclador no hace por sí solo una buena cabina -pero es el primer eslabón al que tenemos que recurrir para construir un set con un mínimo de calidad…

¿Qué mezclador debes elegir?

En este asunto como en todo, tu decisión dependerá en gran medida de tus necesidades, y sobre todo, de tu presupuesto. Pero a grandes rasgos, podemos decir que hay dos tipos de mesa DJ: la típica de club que cuenta generalmente con cuatro o más canales, y el mezclador de batalla o de turntablism que generalmente presenta sólo dos canales.

Del número de canales dependerá en gran medida el precio final del producto, y por fortuna, en el mercado hay mixers para todos los presupuestos. Ahora bien, es cierto que los de calidad suelen superar los 1.000 euros, así que no esperes encontrar una mesa DJ decente por menos de ese precio a no ser que recurras al mercado de segunda mano.

¿Qué características debe reunir una buena mesa DJ?

– Múltiples entradas y salidas: Nunca sabemos cómo de grande será nuestra cabina, por eso lo mejor es que te sobren entradas y salidas para tus dispositivos y, a ser posible, de distinto tipo. Es decir, es bueno tener salidas RCA, pero también de tipo jack o XLR que son las más demandadas en ambientes profesionales como grandes festivales o clubes de buen tamaño.

– Siempre con más de una salida máster: Los mixers baratos suelen tener sólo una salida, generalmente el máster. Los de más calidad suelen poseer al menos dos e incluso una salida ‘Booth’ para conectar unos monitores en cabina y tener una referencia clara de lo que suena en la pista de baile.

– Compatible con platos, CDJs, y demás: Una buena mesa DJ ha de soportar casi de todo, y con la vuelta progresiva de los platos a las cabinas sería contraproducente comprarse un mezclador que no ofrezca entradas Phono.

– Si viene con efectos, mucho mejor: La integración de efectos con el mixer ya es algo habitual entre muchos fabricantes, pero todo dependerá de tu propio perfil DJ. Si eres un DJ de scratch, esta funcionalidad no te hará falta, e incluso te sobrará en tu mezclador debido al poco espacio del que dispones. Pero si eres un DJ de club, la aplicación de efectos es hoy algo habitual en las sesiones.

Sin embargo, hay muy buenos fabricantes como Rodec, Formula Sound o Ecler que no incluyen efectos en sus mezcladores, y no por ello son productos malos -de hecho, suelen estar construidos a prueba de bombas y son máquinas que se conservan durante muchos años en las cabinas manteniéndose en un estado casi perfecto.

Los mejores mixers de club

Casi todos los fabricantes de productos para DJ cuentan con alguna mesa DJ en su catálogo, sin embargo la calidad de muchas brilla por su ausencia y es muy difícil remover el grano de la paja. En un nivel general, los mejores fabricantes para este tipo de producto son Pioneer, Allen & Heath, Rane (especialmente el modelo Rane Sixty – Eight que está enfocado a los clubes), Formula Sound, Rodec o Ecler con su gama de mezcladores para clubes.

El resto de marcas que no mencionamos simplemente fabrica productos de inferior calidad y no tiene modelos que puedan competir en la primera división. En realidad, para alguien sin experiencia resulta muy difícil saber a simple vista si una mesa DJ es de buena calidad, pero guiarse por la marca suele ser una forma sencilla de conseguir un producto adecuado, siempre que reúna las funcionalidades que estés buscando.

Los mejores mezcladores para scratch

El mercado de mezcladores para turntablism es mucho menos competitivo debido a que no se venden tantas unidades como de los modelos para clubes. A grandes rasgos podríamos incluir entre las marcas más importantes a Rane (líder absoluto en este tipo de mixers), Vestax (sus modelos son algo antiguos pero ofrecen una muy buena calidad), Native Instruments (Traktor Kontrol Z2 es el único compatible con Traktor Scratch Pro), y poco más.

Algunos modelos clásicos como Ecler Hak 360 o Technics SH DX1200 aún siguen a la venta en el mercado de segunda mano.

¿Qué te parecen estas recomendaciones? ¿Tienes alguna duda o quieres preguntarnos por nuestro veredicto sobre alguna mesa DJ en particular? Escribe tus comentarios más abajo…

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES