«Revisa tu mezcla con un sistema que reproduzca con precisión las bajas frecuencias y procura que los bombos no tengan colas demasiado largas que retumben en exceso…»

Sharooz (aka Sharooz Raoofi) es un creador musical, DJ y productor originario de Reino Unido. Desde su debut en 2006, ha remezclado a nombres tan conocidos como Moby, Craig David y Howard Jones.

Sus temas más populares son Hell Yeah y Get Off, pero Raoofi también ha trabajado como diseñador sonoro y desarrollador, dejando su huella en productos como Roland TR8-S y System-8, Propellerhead Reason, Steinberg EDM y Korg Microsampler, Minilogue, Electribe, Kronos, y Gadget.

Este inquieto productor cofundó la web de sonidos Sounds To Sample –hoy ya fuera de operaciones desde que fuese adquirida por Beatport– y la compañía de diseño sonoro Sample Magic, que luego vendería a Splice.

Maximiza tu producción: Diez trucos de mezcla firmados por un grande

Hace un tiempo, Sharooz nos reveló algunos trucos de mezcla ‘pro’ al objeto de maximizar sus producciones, y teniendo en cuenta su dilatado currículum, no hemos dudado en compartirlos contigo…

Procesa el bus de mezcla con mesura

1. «A menudo, querrás utilizar un compresor multibanda o limitador para aplicar un lustre instantáneo a tus temas, pero antes comprueba que la mezcla tenga suficiente solidez. Si suena muy diferente después de que proceses el bus, habrás hecho algo mal. Estos tratamientos sólo deberían servir para compactar el conjunto, no para modificar la estructura del tema».

Reduce graves para potenciar la intensidad

2. «Las mezclas que están muy cargadas de graves comprometen su volumen global. Además, necesitarás un subwoofer para escuchar lo que pase entre 20 y 80Hz [aquí te lo contamos con más detalle]. Revisa tu mezcla con un sistema que reproduzca con precisión las bajas frecuencias y procura que los bombos no tengan colas demasiado largas que retumben en exceso, porque chocarán con la línea de bajo –aunque pasen desapercibidas».

Otro par de oídos para la mezcla final

3. «Tanto a la hora de equilibrar los niveles como al ajustar la ecualización global de un tema, es probable que pases por alto algunos matices importantes si eres la única persona que conoce la mezcla. Olvídate de ella durante unos días, y luego vuelve a escucharla para comprobar si todavía suena tan bien como al principio. Además, solicita la opinión de algún amigo de confianza«.

Comprueba tu mezcla en varios sistemas

4. «Cada monitor posee una respuesta distinta; hasta los peores altavoces consiguen desvelar algunos detalles exclusivos. Si haces música para clubes, tendrías que revisar tus mezclas en un gran sistema o PA. Para comprobar el equilibrio de temas más genéricos, o con voces, utiliza monitores planos sin grandes virguerías –como los clásicos Yamaha NS-10M».

Encarga el mástering a un profesional

5. «Conviene que contrates a un ingeniero cualificado para que haga el mástering de tu tema [especialmente si tu planteamiento es comercial -ed]. Evita cualquier exceso de limitación o compresión multibanda en tu mezcla y deja que el ingeniero de masterización reconstruya el proceso con sus propias herramientas. Aunque estés convencido de que has conseguido el mejor sonido posible, su aportación nunca estará de más. Por suerte, ahora tienes la posibilidad de encargar un mástering profesional en muchos estudios de altos vuelos a unos precios magníficos».

Menos es más

6. «En general, cuantos menos elementos contenga la mezcla, más pegada y más volumen conseguirás. No caigas en la tentación de apiñar un montón de plugins, sintetizadores, e instrumentos virtuales. Separa el grano de la paja y procura crear partes más exclusivas y memorables –las mezclarás con mucha más facilidad».

Respeta el espacio de cada instrumento

7. «En particular, depura la gama de medios, que suele estar mucho más llena que otras áreas. Las largas reverbs innecesarias también enturbian el resultado final. Un ecualizador substractivo resultará muy útil en este sentido. Aplica los efectos con moderación, sólo cuando sea preciso y en la cantidad adecuada«.

Presta atención al arreglo

8. «Descompón tu tema al máximo y añade los elementos uno a uno para comprobar si cada uno cumple con su cometido. Elimina todo aquello que embarulle el ritmo básico, y aprovecha la compresión multibanda para valorar el impacto que tiene cada componente sobre la mezcla global».

Conserva la dinámica

9. «Los grandes temas para clubes conservan una evolución dinámica muy ágil. Compruébalo en tu propio arreglo –las transiciones entre secciones suaves y asaltos rítmicos demoledores funcionan muy bien, ¡y arrasan en la pista de baile!».

Emplea una referencia

10. «Escucha tus temas favoritos y analiza con atención su mezcla en tu propio sistema. No hace falta que utilices analizadores espectrales para evaluar una mezcla, ¡confía en tus propios oídos!«.

 ¿Más trucos de mezcla de productores? 
Mira nuestro repositorio de trucos de producción

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

Hacer Comentario

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES