Real como la vida misma: ya puedes ver el factor clásico de Minimoog Model D en drunkat…

Tras décadas de leyendas y privilegios de posesión para unos pocos agraciados, el sintetizador de leyenda Minimoog Model D regresa con toda su fuerza. Y es que hace unos meses, Moog Music decidió rescatar su fabricación, aprovechando de paso para añadirle unas mínimas funcionalidades que serán bienvenidas en este siglo XXI –drunkat es la primera tienda española que dispone de una unidad en primicia.

«Es el primer sintetizador portátil comercial del mundo, el auténtico original y el que a la postre sirviese como inspiración para el resto que llegaría después», destaca Jaime Sagastibeltza desde el popular establecimiento musical de nuevo concepto en San Sebastián (Guipúzcoa). Podríamos recordar que Minimoog Model D ofrece un diseño analógico de tres osciladores en torno a la exclusiva tipología de filtro ladder (escalera) -pero eso sería quedarnos cortos. Y la razón es que este es el auténtico monosinte entre sintetizadores, el más «grande» e icónico de todos -tenerlo es como poseer una pieza fundamental de la historia de la música electrónica.

Un filtro antológico en una unidad que hace honor a su ADN Moog

El filtro de tipología ladder es el motor genuino de esta máquina, un elemento que al parecer, fue la única sección del sintetizador que Robert Moog patentó -a tenor de la información que se vierte en Analog Days (21,40€ en Amazon), el libro escrito por Trevor Pinch y Frank Trocco. En ese diseño electrónico se encuentra, precisamente, la fuente última del carácter tonal y tímbrico que brinda su personalidad a este instrumento imprescindible para entender muchos temas que coparon las listas de éxitos en los últimos 40 años.

«Minimoog Model D satura sus sonidos de una forma que, hasta hoy, nadie ha experimentado», aseguran desde Moog…

A diferencia de otras encarnaciones pasadas (quizá Voyager sea una de las más entrañables), el nuevo Minimoog Model D demuestra un máximo respeto por el pasado, con una fidelidad total ante la referencia original. Y a pesar de ser una nueva edición, «no presenta cambios significativos respecto al original y sus pocas diferencias vienen a mejorar aquella primera encarnación, para dotarlo sobre todo de nuevas funciones que amplían sus extraordinarias posibilidades«, apuntan desde drunkat.

Ahí está, por ejemplo, la dotación de un nuevo teclado Fatar de calidad superior, sensible a la velocidad y la postpulsación (aftertouch) -ambos mensajes MIDI de canal mejoran sus capacidades interpretativas, redundando en un control ampliado de la dinámica y el vibrato, por citar dos ejemplos. Las dos fuentes de modulación y control están disponibles desde jacks CV en la zona alta del panel frontal, además de un LFO analógico que brinda formas de onda triangular y cuadrada.

Otra práctica provisión llega con las salidas CV para tono y gate, una implementación básica de MIDI, y una modificación de sobrecarga en la sección de mezclador, para lograr a voluntad sonidos de más pegada, si cabe. Y es que tras activarla, «Minimoog Model D satura sus sonidos de una forma que, hasta hoy, nadie ha experimentado», aseguran desde Moog. Pero si lo deseas, la operación habitual se mantiene intacta.

Tal suma de virtudes y características destacadas, exclusivas de hecho, constituye un privilegio que Moog Music dosifica con cuentagotas. Su construcción artesanal y limitada a un ultra-reducido número de unidades, hacen que el nuevo Minimoog Model D sea una joya de la más alta gama entre los sintetizadores analógicos. Así las cosas, tener la oportunidad de acercarse a verlo y escucharlo, se convierte en un evento distinguido, algo que por el momento, sólo drunkat te permite experimentar.

¡Descubre Minimoog Model D en drunkat!

 

Lectura recomendada | La historia del sinte Minimoog

Moog Minimoog Model D, el instrumento legendario llega a España

Moog Minimoog Model D, el instrumento legendario llega a España

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES