Muchos productores y creadores musicales no disponen de una cabina adecuada para la grabación de voces. Para solventarlo, Adam Hall propone esta práctica opción a través de su división LD Systems

Cada cierto tiempo, alguien llega con una idea sencilla y obvia que te obliga a preguntarte: ¿cómo no se le ocurrió a nadie antes? RF1 de LD Systems representa a una de esas ideas. Tras su denominación de “pantalla para micrófono de estudio”, tenemos a un dispositivo que promete reducir las reflexiones indeseables de sonido que afectan a las tomas con micros.

RF1 aporta una pantalla acústica de forma semicircular que colocas en tu soporte de micro, justo detrás de él, usando un sistema de soportes y barras. Una vez instalado, RF1 pretende minimizar las reflexiones directas y evitar que la voz se integre en la señal de ambiente. Además, apantalla el micro en cierta medida ante las señales de ambiente, evitando así la coloración de tu fuente directa.

Construcción e instalación
El producto se compone de dos partes: la pantalla antireflexiones y el adaptador integrado para tu micro. Este curioso “medio tubo” mide unos 50 por 30cm y está construido sobre un bastidor metálico que aloja capas de espuma acústica y aluminio con propiedades de absorción sonora. Alguien podría creer que se ha de colocar RF1 por delante del micro para evitar la captación de sonidos no deseados, pero en realidad es justo al revés.

El bastidor metálico parece pesado en las fotos, pero es bastante ligero, y su construcción metálica añade robustez al conjunto. Dicho bastidor se atornilla a cualquier pie estándar de micro, e incorpora un soporte para colocar tu micrófono. Las instrucciones te guían para una instalación rápida de cuatro minutos, y el diseño es tan ingenioso que permite desmontar la pantalla sin alterar en ningún instante la posición del micro.

No sólo para vocalistas
Aunque ha sido concebido para reducir esa sensación de “estar dentro de una caja” que notas al grabar voces o instrumentos acústicos en tu habitación, RF1 tiene otros usos interesantes. Si eres cantautor y necesitas cantar a la vez que tocas la guitarra acústica, por ejemplo, te encontrarás con efectos difíciles de corregir una vez realizadas las tomas, debido a los “derrames” de señal de guitarra por el micro de voz, y viceversa. En esta situación, quizá podrías ubicar RF1 a modo de caparazón sobre el instrumento (¡sin cubrirlo del todo, claro!).

Incluso nos imaginamos su empleo al revés, haciendo las veces de biombo de separación (muy útil cuando grabas conjuntos completos en vivo, y necesitas aislar un poco al batería). ¡Y nada te impide usarlo al revés para alterar la respuesta en frecuencia a la hora de grabar percusiones extrañas o efectos sonoros!

Comportamiento en grabación
La posición ideal se logra alineando la cápsula del micro con la zona abierta del semicírculo. Si bien el conjunto resulta ligero a pesar de su aspecto, creemos que es más operativo con soportes de micro en forma de trípode.

Su idea básica es que tu voz se dirija al micrófono de la forma usual, pero RF1 evita que se difunda también a las paredes enfrentadas, salvándote de los ecos, cancelaciones o modos resonantes que afectarían seriamente a la calidad de tu grabación. Así las cosas, olvídate del uso de esta pantalla para “emular” un cambio de patrón en tu micro.

La absorción se percibe cuando hablas normalmente en la dirección del filtro, pero seguro que ya te estarás preguntando por el sonido que se consigue. En una situación ideal, el material del filtro debería ser neutro acústicamente, y según nuestra sensación, la respuesta en frecuencia no parece recibir coloración, lo cual es una gran noticia.

En nuestras pruebas A/B, el “efecto de aislamiento” se dividió por igual entre casos sutiles y evidentes, quizá debido a que todo micro de condensador posee una cierta atenuación de señales no frontales. Pero en espacios acústicos muy vivos, vimos cómo la reducción se incrementaba de forma notable. Recuerda que, si bien este filtro es de gran ayuda, nunca lograrás una eliminación total de las ondas reflejadas (lo cual tampoco sea conveniente en todos los casos).

Conclusión
LD Systems RF1 es un dispositivo bien concebido, y resultará útil en multitud de situaciones. El hecho de emplearlo en tus tomas vocales, ocasiona una influencia psicológica sobre tu forma de cantar, hablar o colocarte frente al micro. La idea es muy interesante, y llamará la atención de numerosos propietarios de estudios caseros, como hemos podido comprobar en nuestras páginas de noticias y en Facebook. En resumen, RF1 es un dispositivo realmente útil.

Sitio web: http://www.adamhall.com/en/LD_Systems_RF1_-_Microphone_Screen.html
Precio: 89€

Destacamos:
Tamiza efectos y frecuencias desagradables en tus tomas
Su montaje es cómodo, rápido y flexible
Aporta una idea prometedora y bien diseñada
¡Le encontrarás otros empleos en tu estudio!

VALORACIÓNvaloración
No te promete maravillas ni milagros en tus tomas vocales, pero contribuye notablemente a controlar las reflexiones y deberías considerar su empleo si no tienes tu propia cabina aislada.