LD Systems ofrece su versátil gama de mesas de mezclas LAX para cubrir muchas necesidades, desde aplicaciones puntuales sobre cinco canales, hasta situaciones de grabación en estudio y sonorización en directo de mayor complejidad. En la cima de dicha gama tenemos a LAX16D, la mesa de mezclas que probamos ahora.

LD Systems LAX16D ofrece 16 canales, con ocho previos de micro provistos de alimentación phantom conmutable y un procesador interno de efectos a 24bit. Todo ello viene integrado en un formato realmente compacto, de 420x436x86mm, y con un peso liviano para este conjunto de características, que supera por poco los 6.5kg.

Vamos a comprobar si la dotación de la mesa de mezclas LAX16D es suficiente para suplir las necesidades típicas de los productores de estudios caseros o de proyectos que deseen mezclar varias fuentes o instrumentos, incluidos micros, sin olvidarnos de otras aplicaciones, como mezclas en vivo y sets de PA.

LD Systems LAX16D ofrece un diseño compacto y bien organizado, repleto de opciones para mezclas flexibles Cómo entrar y salir del sistema

Los primeros ocho canales de LAX16D reciben señales desde ocho entradas balanceadas de micro/ línea con ganancia ajustable, provistas de conectores XLR y jack de ¼”. Hay otros ochos canales adicionales repartidos en cuatro entradas estéreo, sobre conectores jack no balanceados, y provistas de un práctico conmutador que selecciona entre los niveles usuales de las aplicaciones profesionales y “de consumo” (+4dBu/ -10dBV).

En el panel posterior de LD Systems LAX16D –con un diseño ligeramente inclinado para facilitar la operación– encontramos ocho puntos de inserción pre-EQ sobre jacks de ¼”, muy prácticos para conectar procesadores de dinámica como compresores o limitadores, u otras unidades externas de efectos.

Respecto a las salidas, hay dos pares principales sobre conectores XLR (balanceadas) y jacks (no-balanceadas), más una salida alternativa ‘3-4’; ésta, en combinación con los botones de mute en cada canal, añade más opciones para encaminar señales, pues de hecho permite sacar un grupo alternativo con un control directo desde la consola.

Panel posterior de LD Systems LAX6DLa mesa de mezclas LAX16D dispone de dos envíos a buses auxiliares en sus 16 canales. El encaminamiento del envío ‘AUX1’ es configurable como pre- o post-fader, mientras que ‘AUX2’ sólo es post-fader. El mezclador incorpora dos retornos auxiliares estéreo sobre conectores jack. Ninguna sorpresa desagradable por ahora.

La salida ‘CTRL Room’ permite conectar unos monitores de referencia. Y una entrada/ salida de grabación sobre conectores RCA, con routing asignable hacia la mezcla global, permite introducir otras dos señales en la consola –eso sumaría 18 entradas, y si es necesario se podrían usar los retornos auxiliares como entradas extra, para disponer de hasta 22 entradas en mezcla.

Franja de canal de LD Systems LAX16D La franja de canal, al detalle

Dejamos la vista global de LD Systems LAX16D para centrarnos en una de sus franjas de canal, que te dará una idea realista de sus posibilidades. Tras introducir la señal en la unidad, cada canal mono ofrece un regulador del nivel de entrada (micro, de 0 a 40dB, y línea, de +15 a -30dB). Y un LED de picos, más abajo junto al fader de canal, indica si la entrada está saturada.

Viene a continuación un filtro para corte de graves a 75Hz con una pendiente de 18dB/ octava, útil para reducir ruidos de baja frecuencia, como el zumbido de red eléctrica (hum) o señales indeseadas al grabar voces con micros.

En un canal mono, la sección de ecualización actúa sobre tres bandas, con agudos y graves fijos a 12kHz y 80Hz, respectivamente (con +/-15dB de realce o atenuación), mientras que su ajuste de frecuencias medias es semiparamétrico, con barrido entre 100Hz y 8kHz. Los canales estéreo no disponen del barrido de medios, pero hay cuatro bandas de actuación para la EQ, fijadas a 80 y 500Hz, tres y 12kHz.

Seguimos con los reguladores de envíos auxiliares y el selector pre/ post-fader para ‘AUX1’ que antes hemos comentado, llegamos al control de panorama estéreo, los botones de ‘Solo’ y ‘Mute’ de canal (junto a la opción de routing hacia la salida alternativa ‘3-4’), y acabamos en el fader de canal, con 80mm de recorrido.

La sección ‘Master’ incluye deslizadores independientes para los canales izquierdo y derecho, otro fader para las salidas alternativas ‘3-4’, y un medidor LED para niveles de mezcla con tres colores e indicación de clip. Esta sección se completa con dos knobs que fijan los niveles globales de los envíos ‘AUX1’ y ‘AUX2’, más los selectores de fuentes para las salidas de monitor (‘CTRL Room’).

Por último, tenemos un conmutador del modo de escucha para la función solo que permite elegir entre PFL (Pre-Fader-Listen) y AFL (After-Fader-Listen), además del obligatorio regulador del nivel de monitorización por auriculares.

La gran baza de esta mesa de mezclas se llama DSP

Nuestra descripción de las diversas secciones te habrá dejado bien clara la dotación de LD Systems LAX16D para obtener mezclas de gran flexibilidad en cuanto a encaminamiento de señales, control de tonos y ajuste de niveles. Pero su gran baza reside en el área central derecha.

Allí, de una forma simple y accesible, se encuentra un procesador interno de efectos con programas preset. Ofrece 100 preajustes con procesamientos de varios tipos de reverb, delay, trémolo, chorus y altavoz rotatorio, además de algunos efectos duales de empleo común. Un encoder con pulsador de confirmación más un botón de mute son los únicos controles de la sección, complementados por un visualizador del número de programa 0-99 y un LED de pico/ mute.

Llegan las señales y comienza el juego

Hasta aquí la descripción pormenorizada de todo lo que la mesa de mezclas LD Systems LAX16D pone al alcance de la vista y nuestras manos. Pero ahora querrás saber qué ocurrió con nuestro oído. Antes de nada, aplaudimos el diseño y la ergonomía de este mezclador: todo se maneja con suma facilidad y es visualmente cómodo y muy accesible, incluso en los momentos iniciales de la toma de contacto.

En la práctica, tanto los previos como el resto de entradas ofrecen un amplio margen de regulación, con niveles de ruido y distorsión muy bajos, como cabe esperar de un diseño electrónico actual. La gestión del margen dinámico es correcta, con espacio suficiente de headroom para alojar fuentes que presenten grandes excursiones de señal sin temor a los recortes por clipping.

Pero LD Systems LAX16D es una mesa de mezclas analógica, así que tienes la opción de saturar tus canales de una forma creativa, y en este caso, los reguladores de niveles de entrada y los filtros de corte te dan todo el juego necesario.

Las opciones de ecualización definen casi todo el carácter de una mesa de mezclas, siendo muchas veces el factor determinante de elección o rechazo. Si bien LD Systems comenta que se ha inspirado en modelos británicos de EQ, en este caso particular y a esta escala de precios parece que es más decisiva la dotación en sí y sus resultados. La ecualización es correcta, sin más florituras, pero ofrece una gran flexibilidad práctica con su barrido de medios en los canales mono y sus cuatro bandas fijas en los canales estéreo.

De forma similar, para valorar los resultados del procesador de efectos DSP, hay que tener en cuenta su inmediatez y tremenda facilidad de uso. De acuerdo, no hay lujos en forma de parámetros editables y control en profundidad, pero la definición de unos efectos globales de envío no requiere mucho más de lo que aquí se ofrece: prima la comodidad de uso y el aprovechamiento directo de los 100 presets de efectos bien escogidos, eso sí, con 24bit de resolución para un mayor contentamiento.

El mezclador LAX16D de LD Systems ofrece ergonomía, facilidad de resultados y resultados de calidad

Nuestra valoración final

La política de LD Systems es clara y atractiva en términos de mercado: fabrican productos funcionales usando a proveedores externos, en los que priman el diseño original, la fiabilidad y, sobre todo, una relación siempre positiva entre prestaciones y precio.

LAX16D es un buen ejemplo de esa filosofía: es una mesa de mezclas con un precio oficial de lista de 375€ (o inferior en las calles), muy poco dinero para este número de canales y su conjunto de funcionalidades. Pero LD Systems no se justifica en esa reducida etiqueta para recortar en términos de opciones, flexibilidad y calidad. Al contrario, la libertad para el encaminamiento de señales, el sonido natural de “calidad estándar”, la sección de EQ –funcional y sin esoterismos–, y recursos pingües como el procesador interno de efectos, conforman un paquete de gran valor para este nivel de precios.

El recorrido de 80mm en los faders es quizá el aspecto más abrasivo, pero se le perdona en un tamaño final tan compacto –incluso así, ofrecen un desplazamiento suave y cómodo. Se agradece la disposición espaciada y lógica del resto de controles, sin áreas confusas que planteen trabas en la práctica. Nos hubiese gustado tener las hembras jack de los envíos y retornos, así como otros conectores, en la parte posterior. Aunque esta disposición facilita el patching creativo cuando alojas LAX16D en un rack.

Poniéndonos remolones, un procesador interno de dinámica y un interface USB integrado ya serían celestiales. Pero nuestra conclusión es sencilla: no parece justo que pidamos más a un conjunto funcional tan detallado como el de LD Systems LAX16D –todo lo que hace, que es mucho, lo realiza de una forma elegante, sólida y correcta, ajustándose a un presupuesto básico.

Sitio web: http://bit.ly/1jFjTHV

Precio recomendado: 375€

LD Systems LAX16D, mesa de mezclas compacta de 16 canales con procesador de efectos DSP a 24bit
Sin importar su dedicación final –grabación por software a través de un interface de audio en estudios caseros, mezcla de una banda en directo, o ampliación de canales y patchbay para un sistema superior–, LD Systems LAX16D brinda una opción flexible para la obtención de buenas mezclas.
VERSATILIDAD DE CONEXIÓN90%
RESULTADOS SONOROS70%
FACILIDAD DE USO75%
RELACIÓN PRESTACIONES / PRECIO90%
Destacamos
  • Sonido natural de “calidad estándar”, con un bajo ruido y distorsión, y un amplio margen dinámico
  • Construcción sólida y duradera de "clase militar". Diseño compacto en una disposición lógica y clara
  • El extra del procesador DSP y la gran flexibilidad para el encaminamiento de señal ponen la guinda
Señalamos
  • Los canales estéreo no ofrecen barrido de medios en sus ecualizadores
  • Los faders tienen un recorrido de 80mm, aunque es una mínima pega para el tamaño tan reducido de este mezclador
81%Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votes)
93%