Arturia: 15 años gloriosos de sintetizadores hardware y software

Un periodo de 15 años no parece ser mucho tiempo, pero en el vertiginoso mundo de la tecnología musical, esos tres lustros dan para muchísimas alegrías. Es el caso de la compañía francesa Arturia, que con su sede en Grenoble -el mismo lugar donde fue creada en 1999- se ha convertido en una compañía especializada en el desarrollo de sintes e instrumentos software y hardware de altísima calidad.

Justo ahora, Arturia contempla una estela con 15 años de innovación a base de enormes desarrollos que han revolucionado el mundo de la creación musical. «Viniendo de un país que acostumbraba a guillotinar cabezas, 15 años parecen un tiempo enorme en el estrangulador mundo de los instrumentos musicales, pero nuestro software nos ha permitido permanecer en la cresta de la ola», afirma Frédéric Brun, cofundador de Arturia junto a Gilles Pommereuil.

Una aventura sonora entre montañas del código

Muy lejos queda ya el año 1999, cuando Arturia lanzaba su primer producto en la forma del estudio virtual autocontenido STORM. Si bien aquel primer desarrollo no podía competir en prestaciones y calidad con los grandes nombres, supuso para Brun y sus colaboradores una entrada en el software musical con un progreso vertiginoso que les condujo, sólo tres años después, a fijar muchas bases funcionales del modelado digital de instrumentos analógicos con su tecnología exclusiva TAE (True Analog Emulation).

El resto, ya es historia: desde el enorme Moog Modular V de 2003, su primer instrumento TAE, a otros softsintes que siguen contando con miles de adeptos, como CS-80 V, ARP-2600 V o Jupiter-8 V, pasando por su innovador y primer sinte hardware Origin, y llegando a los tiempos actuales de los adorables MiniBrute y MicroBrute, con la fresca orientación que representa el controlador MIDI y secuenciador por pasos BeatStep.

«La invención de nuevos instrumentos, con la intención de inspirar a cualquiera lanzando productos asequibles, siempre ha sido nuestra razón de ser»
Frédéric Brun (Presidente de Arturia)

«Ha sido un periplo apasionante desde que empezamos Arturia como estudiantes y decidimos ofrecer lo mejor de la tecnología a los músicos», precisa Frédéric Brun. «Desde que creamos el estudio virtual STORM hasta llegar a los recientes productos híbridos de hardware y software, la invención de nuevos instrumentos, con la intención de inspirar a cualquiera con productos asequibles, siempre ha sido nuestra razón de ser».

De hecho, Arturia está celebrando sus 15 años de historia con esta misma idea, ofreciendo un 50% de rebaja en varios de sus instrumentos.

 LOS HITOS DE ARTURIA: FECHAS SEÑALADAS 

1999 Los comienzos de Arturia en la industria musical se apoyaron en lo que mejor saben hacer: el software. Y aunque su estudio virtual autocontenido STORM no configuraba un producto de grandes posibilidades, así fue como abrieron su propia puerta de entrada a un mercado dominado por grandes actores. Brun logró que su nombre apareciese junto a marcas enormes como Steinberg, Emagic, Cakewalk y otras compañías incipientes.

2003 En Marzo, Arturia demuestra el potencial de su tecnología seminal TAE (True Analog Emulation), un método pionero en el modelado fidedigno mediante ordenadores del comportamiento electrónico de la circuitería analógica con la que fueron construidos los sintes clásicos de los años 70 y 80. Dicha tecnología, creada enteramente por los ingenieros de la compañía, dio forma al sonido revolucionario de Moog Modular V, la primera recreación virtual de Arturia sobre un enorme clásico analógico.

Pocos meses después, CS-80V resucita el aspecto y la garra del clásico polisinte de Yamaha. En poco más de medio año, Arturia consolida su reputación porque ofrece el sonido de máquinas inalcanzables a precios de risa.

2004 La polifacética y todopoderosa tecnología TAE ofrece su oportunidad a Minimoog, una prueba de fuego ante los músicos: Mini es un dolmen sagrado cuyo sonido no puede ser profanado. Tras lanzar Minimoog-V, Arturia consigue la aprobación del mismísimo padre de la criatura, el entrañable Dr. Bob Moog.

2004-07 Brun y su equipo prosiguen en una reconquista imparable, y parece que no hay clásico que se les resista. ARP-2600 V (en 2004), Prophet V (2006) y Jupiter-8V (2007) irrumpen en el mercado con el mismo nivel de aceptación -pero muchos usuarios empiezan a quejarse del enorme consumo de CPU de estas fieles emulaciones.

2007 Con un buen número de clones clásicos y miles de asombrosos patches en su haber, Arturia decide rentabilizar sus activos: inventa su gama de instrumentos híbridos con Analog Factory Experience, un paquete económico que ofrece un teclado controlador MIDI y un ROMpler con sonidos seleccionados.

Ese mismo año, Arturia amplía sus dominios hacia el modelado físico y cede en su seguimiento de la electrónica: la consecuencia se llama BRASS, un emulador de instrumentos de viento-metal.

2009 La feria americana NAMM es la mejor base mundial para el aterrizaje de ORIGIN, el primer sinte hardware de la compañía francesa. TAE alcanza su máximo nivel de flexibilidad permitiendo que los diseñadores de sonidos elijan módulos de sintes clásicos y los combinen a su capricho en una enorme borrachera modular -su concepto aún no ha sido superado y sigue siendo una fortaleza exclusiva de Arturia.

2011 En pleno verano, los entusiastas de las cajas de ritmos se sofocan cuando conocen las posibilidades del híbrido hard/soft SPARK: el sistema intuitivo y espontáneo de una groove machine alcanza unas cotas insospechadas de potencial sonoro con una inteligente combinación de síntesis analógica, modelado físico y samples.

2012 Arturia se equivoca por completo en sus previsiones de stock y no es capaz de atender las peticiones de los compradores: han dado en el clavo lanzando MiniBrute, un monosinte analógico compacto con MIDI, USB y conectividad CV capaz de derribar muros de hormigón. Su filtro, modelado sobre la extraña variedad Steiner-Parker, también rompe todos los moldes.

2013 Lo pequeño está de moda, y MicroBrute sigue los pasos de su sinte-hermano mayor, con alguna vuelta de tuerca, como un secuenciador y una minimatriz de patching. Esta vez sí aciertan en sus estimaciones de fabricación.

2014 La capacidad innovadora de Arturia se demuestra, una vez más, con Beatstep -un endiabladamente divertido controlador MIDI con pads y secuenciador por pasos que puede conectarse a sintes analógicos o modernos. La edición especial MiniBrute SE complementa su aluminio cepillado con funciones prestadas por el pequeñín MicroBrute. Y el software SPARK 2.0 aporta otro saco de posibilidades para crear sonidos innovadores de batería y percusión electrónicas.

Arturia MicroBrute

Las cifras actuales de Arturia

Desde su primera aventura francesa, la compañía de Mr. Brun opera hoy en 25 países y obtiene más del 90% de sus ingresos en operaciones de exportación hacia EEUU, Japón y el norte de Europa -no está nada mal para una plantilla compuesta de unas 35 personas. Su facturación se ha incrementado en un 470% durante el periodo 2010-2013, con un 55% de incremento sólo en 2013.

Los productos de Arturia ya no sólo contentan a los usuarios de PC y Mac, sino que además son dignos representantes de las grandes posibilidades para crear sonidos de los dispositivos Apple iOS, con apps destacadas como iMini e iSEM para iPad.

Esta tremenda escalada de éxito en 15 años tiene solo una explicación: conocimiento e innovación. Después de todo, seguro que no puedes decirnos el nombre de otra empresa que se atreva a disfrazar a su Presidente CEO de clásico rey Luis XIV… Pero es que Frédéric Brun ya es algo así como el Rey Sol de los sintetizadores. ¡Larga vida a sus proyectos, que a la postre darán forma a nuestros sueños de sonidos!

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES