Korg Mono/Poly, sintetizador analógico

Korg Mono/Poly, sintetizador analógico
FACTOR DE CULTO97%
RELACIÓN PRESTACIONES / ANTIGÜEDAD98%
RESULTADOS SONOROS95%
VALOR RESIDUAL (2014)98%
97%Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
92%

¿Es monofónico o polifónico? Vaya, es que con ese nombre… Tras una denominación misteriosa, se esconde un sintetizador clásico de la mítica casa japonesa Korg. Desempolvamos los circuitos del precioso y versátil Korg Mono/Poly

Cuando fue presentado a principio de la década de los 80, Korg Mono/Poly confundió a mucha gente… ¿Qué se suponía que era? Como sinte polifónico fue muy criticado debido a la falta de filtros VCF independientes para cada uno de sus cuatro osciladores VCO. Y como instrumento monofónico, simplemente ni sonaba ni se interpretaba al igual que cualquier otro sintetizador disponible.

Pero, si miras atrás en el tiempo, su originalidad sonora le hace tan deseable como otras estrellas del pasado, tales como la genuina bassline TB-303 o el monosinte SH-101, ambos de Roland.

Korg Mono/Poly: un pequeño de grandes prestaciones y enorme “peso”

Fiel a su especificación, se trata de un sintetizador polifónico de cuatro voces que ofrece una gran flexibilidad de configuraciones con sus cuatro osciladores. Desde el punto de vista del diseño, es todo un clásico. Primero, porque pesa una tonelada. Además, no le falta el característico panel metálico repleto de controles, flanqueado por laterales de madera. Su teclado ofrece tres octavas y media, y las usuales ruedas de modulación e inflexión de tono.

Aparte de los cuatro osciladores individuales y configurables –con formas de onda triangular, diente de sierra y dos tipos de pulso– Mono/Poly ofrece generadores de envolvente separados para el filtro y el amplificador. La resonancia del filtro es tan buena que puedes probar a incrementarla hasta el punto de reventar el cono de tu woofer de 12 pulgadas… (¡pero mejor no lo intentes!).

El filtro también tiene una opción de seguimiento de teclado que inicialmente fue concebida para la creación de sonidos naturales, pero que con el tiempo se ha convertido en un buen recurso para extrañas innovaciones sonoras. Posee dos LFO independientes que conectas a la rueda de modulación, al filtro o a las ondas de pulsos.

Korg Mono/Poly incluye una buena implementación de control por tensión (CV/Gate), pero no entiende ni jota de MIDI. Es posible elegir entre modo +15V o por disparo de puerta S-Trig, detalle que facilita su conexión a otros equipos analógicos o a convertidores MIDI-CV/Gate. También posee un práctico arpegiador que reproduce interminables secuencias al tiempo que retocas los controles de filtro… ¡sensaciones ácidas al instante!

Otra variación muy original es el modo ‘Chord’. Simplemente, ejecutas un acorde de hasta cuatro notas, presionas el botón ‘Chord’ y el sinte pasa a un modo monofónico en el que cada tecla dispara una variación del acorde con el tono apropiado. Fantástico para hacer techno al estilo de 808-State. Así que ya sabes de dónde le viene ese nombre tan extraño…

Muy versátil y efectivo

Pero, lo que realmente diferencia a Mono/Poly del montón es su sección de efectos. Ésta emplea uno de los osciladores para modular la operación del resto, o dos grupos de osciladores que interactúan entre sí. Los efectos consisten en una compleja modulación cruzada de los VCO y en una modulación sincronizada variable. Pueden ser combinadas y afectadas por un oscilador LFO o por un generador de envolvente. Incluso usas esta sección de efectos para modular un acorde almacenado y conseguir de esta forma sonidos muy potentes.

Si estás buscando un antiguo sintetizador analógico con solera, capaz de un sonido personal y diferente, entonces Korg Mono/Poly es definitivamente tu instrumento. Pero, tu problema entonces será encontrar uno en buen estado y por un precio que no supere los 1.400€.

Korg Mono/Poly con su bolsa original (opcional) de transporte

Korg Mono/Poly con su bolsa original (opcional) de transporte

 Especificaciones técnicas 
VCO Ofrece ondas triangular, diente de sierra y pulsos de 16, 18, 4 y 2’
Generador de ruido
VCF Control desde la rueda de modulación y seguimiento de teclado
VCA Envolvente ADSR con disparo sencillo o múltiple
LFO1 Nivel y cuatro formas de onda
LFO2 Sólo nivel
Sección de efectos Modulación cruzada VCO compleja y modulación sincronizada variable
Controles externos Entradas y salidas para CV/Gate, portamento y disparo del arpegiador
Arpegiador Una o dos octavas, ascendente, descendente y reversible

 Expediente 1981: Korg Mono/Poly 

Precio y disponibilidad

Disponibles en principio desde 1981 hasta 1986, los Mono/Poly son muy difíciles de encontrar porque sus poseedores adoran su enorme y flexible sonido. Hace unos años, la esperanza más realista era encontrar a alguien que no fuese consciente del tesoro que tenía en sus manos. Eso se acabó, y quien hoy lo posee, sabe muy bien de lo que es capaz este pequeñín con esteroides. Muchos llegan desde eBay Japón, y si ves uno, prepara una cantidad variable entre 1.200 y 1.500 euros. Presta atención a una avería típica que hace inoperativas las teclas impares.

Maestros del pasado

El sonido de Mono/Poly fue empleado con gran éxito en el pasado por nombres de la talla de Tangerine Dream o Giorgio Moroder. En la era contemporánea, 808-State han sido unos de los usuarios más notables de los esotéricos sonidos de Korg Mono/Poly. Otros creadores, como Lords Of Acid o los australianos Severed Heads, también han encontrado su refugio particular en la circuitería analógica de este antiguo Korg.