NAMM 2018: Korg KR-55 Pro renueva el clásico con funciones de mezcla y grabación

Mirando en el tiempo 40 años atrás, Korg se acuerda de que tuvieron un gran éxito con una caja de ritmos, allá por 1979. Y la mejor forma de hacerse un homenaje por su pasado, es resucitar aquel logro: Korg KR-55 Pro es la secuela en pleno siglo XXI de aquella máquina primigenia.

Cualquier que demande una amplia colección de ritmos preset, encontrará argumentos convincentes en esta unidad rediseñada. No falta tampoco en Korg KR-55 Pro una diversidad de entradas para conectar instrumentos externos, y así montar la combo-jam que te plazca. En la unidad encontramos también funcionalidades para mezcla, procesamientos de efectos y un ecualizador. Y si necesitas grabar, sólo tienes que pinchar una tarjeta de memoria flash SD.

Se espera que esta unidad refinada con sabor del pasado, alcance las tiendas allá por la Primavera, a cambio de un precio cercano a los 300€. Más abajo te dejamos un resumen técnico, después de la imagen de su panel frontal –bello y atractivo, digamos de paso.

Korg KR-55 Pro es ideal para tocar junto a otros instrumentos

Korg KR-55 Pro es ideal para tocar junto a otros instrumentos

Korg KR-55 Pro en un solo vistazo

  • Ofrece 24 estilos de batería / percusión grabados en directo con Korg Real Groove
  • Cada estilo incluye patrones de variación (x2), básico, redoble (x2) y final
  • Funcionalidad ‘chain’ para montar canciones
  • Entradas de micro XLR, guitarra / bajo (x2) y auxiliar estéreo (todas en un mezclador)
  • EQ y reverb “de alta calidad”
  • Toca sobre un ritmo y grabar en una tarjeta SD opcional
  • Soporta grabación multipista
  • Reproductor de audio en bucle o en fragmentos consecutivos
  • Afinador para guitarra con medidor de grandes dimensiones
  • Tecnología Acoustage para amplitud espacial
  • Alimentación a pilas (AA x6) con hasta siete horas de autonomía
  • Entrada para pedal controlador de pie (opcional)

Más sobre Korg KR-55 Pro | Sitio web oficial (en español)