El delay es un efecto tan común en nuestros estudios que no solemos darle importancia, pero si te sientes creativo, hallarás muchas más aplicaciones que las evidentes para producir montones de sonidos fantásticos…

HAY NUMEROSOS PLUG-INS de delay. Muchos son gratuitos y seguro que tu secuenciador incluye al menos uno.
Cuando sólo había tecnología analógica, para conectar una unidad de efectos tenías que sacar una señal por los envíos auxiliares de tu mesa y retornar la señal procesada por otro canal. Todo el mundo trabajaba así, de modo que no había lugar para rutas muy imaginativas.

Sin embargo, gracias a la increíble flexibilidad de los secuenciadores actuales, muchos productores han desechado los canales de envío/ retorno en favor de los múltiples puntos de inserción disponibles en sus mezcladores virtuales. Esta forma de aplicar los efectos facilita mucho las cosas, pero tampoco inspira demasiadas opciones de encaminamiento.

No obstante, te enseñaremos a usar los canales de retorno para abrirte un mundo lleno de nuevas –o revisadas– posibilidades. Luego aportaremos algunos consejos para automatizar los plugs de delay modelando su sonido y, para rematar la faena, incluimos una breve reseña histórica sobre las primeras unidades de delay de cinta. Manos a la obra-bra-bra…

Descarga el reportaje original en formato Adobe PDF
1.35MB

Descarga los archivos de apoyo de esta guía
3.35MB

Publicado originalmente en Computer Music 75

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

Hacer Comentario

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES