El fabricante británico Formula Sound se ajusta al típico ejemplo de una marca poco conocida entre los DJs, pero que puede presumir de fabricar algunos de los mejores mixers del mundo

Ya suman 35 los años que Formula Sound lleva al pie del cañón, y durante todo este tiempo, ha sido capaz de fabricar mezcladores con una calidad de sonido que su competencia ha envidiado en no pocas ocasiones. Hoy mantiene sus oficinas en Londres y una fábrica donde ensamblan a mano todas sus piezas en la localidad de Oldham.

A lo largo de sus años de historia, Formula Sound en su excelencia obsesiva ha llegado a producir muchos de los componentes que monta en sus mezcladores, para asegurarse de que la calidad de los mismos está a la altura de sus exigentes estándares.

Formula Sound, una iniciativa entre dos hermanos

Los fundadores de Formula Sound, los hemanos Sandra y Tony Cockell, comenzaron en 1978 con su empresa. Tony Cockell era un reputado ingeniero de grabación que había tenido el privilegio de trabajar en algunos de los mejores estudios de la época; además, él mismo se consideraba un músico semiprofesional. Cockell había acumulado una dilatada experiencia en el diseño de instalaciones de sonorización para edificios, y supo reutilizar parte de ese bagaje para fabricar sus primeros mixers, atendiendo a la demanda real de los profesionales.

En sus orígenes, Formula Sound desarrolló sistemas a medida para algunos de sus clientes, pero el negocio creció tan rápido que pronto comenzaron a fabricar sus primeros productos comerciales…

El mezclador Formula Sound PM80 vio la luz en 1980, y pronto se convirtió en el primer producto de éxito de la marca. Era un mixer revolucionario en su momento ya que explotó un concepto modular que le permitía un cierto grado de personalización.

La calidad de PM80, además, era muy elevada para las expectativas de su época -aunque había sido fabricado con los DJs en mente, contenía los mismos componentes empleados en la construcción de algunas consolas de estudio, infinitamente mejores que los de sus hermanos pobres para discotecas.

formula-sound-pm-80

Formula Sound PM80 ganó muchos premios que reconocían su enorme calidad, aunque rápido fue relevado por un digno sucesor. Al tiempo que PM90 mejoraba las prestaciones del modelo anterior, consiguió mantener intacta la posición de la empresa británica como una de las mejores productoras de mixers para DJs de la época.

De alguna forma, el exitoso modelo actual Formula Sound PM-80R (disponible en versiones de cuatro, ocho y 12 canales) hereda la potencia y la calidad de sus antecesores, empaquetando sus posibilidades en un diseño actualizado que materializa algunas funciones que jamás fueron posibles en sus antiguos hermanos.

Métodos industriales de éxito

El proceso de diseño y construcción de los equipos de Formula Sound ha variado más bien poco durante los últimos 35 años -de hecho, la mayor parte de los componentes que conforman sus mezcladores sigue siendo fabricada directamente en su única factoría de Reino Unido. El montaje y el ensamblado final del producto se hacen en esas mismas instalaciones, e incluso allí prueban todos y cada uno de los mixers antes de ponerlos en el circuito comercial.

Todo este proceso permite a Formula Sound que las reparaciones o sustituciones de piezas se realicen en tiempos reducidos, puesto que no han de esperar a que les envíen repuestos desde otros países. Por contrapartida y como extensión lógica, el precio de estas máquinas resulta elevado, aunque su construcción casi artesanal y la utilización de componentes de alta calidad les confieren una durabilidad y un sonido casi legendario.

Así las cosas, incluso hoy es fácil encontrarse con algunos de estos modelos clásicos en discotecas de cierta antigüedad, donde suelen ser productos venerados por los DJs de más experiencia: ellos bien saben que el logo de Formula Sound implica la disponibilidad de un mezclador enormemente sólido y capaz de un sonido extremo en su calidad.

formula-sound-FSM600

Formula Sound en la actualidad

La empresa británica aún continúa persiguiendo el mismo objetivo original desde su fundación, el ofrecimiento de los mejores productos con el mayor nivel de calidad. Aunque también ha sabido adaptarse de un modo inteligente a las necesidades de sus clientes actuales y a las tendencias de mercado. En la actualidad, por ejemplo, Formula Sound también comercializa limitadores de señal y sistemas de protección, consciente de las legislaciones restrictivas aprobadas en muchos países para reducir los altos niveles de presión sonora en los clubes.

En cuanto a los mixers, su catálogo actual contiene ocho modelos, seis de éstos con faders y otros dos con rotatorios. No esperes encontrarte con efectos DSP, interfaces de audio o cualquier otro elemento que ofusque su propósito original: son unos diseños concebidos para brindar un sonido selecto a los DJs y a quienes les escuchan.

Sitio web oficial de Formula Sound

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES