Filtros paso-alto, elimina «graves» problemas en tus mezclas de directo

Los filtros paso-alto se cuentan entre las herramientas más básicas y a la vez más útiles en el control de las bajas frecuencias más rebeldes -te presentamos a un aliado para el sonido directo

Filtros paso-alto, elimina "graves" problemas en tus mezclas de directo

Como amantes de la música en general, estarás de acuerdo con nosotros en que uno de los mayores placeres en la vida, es escuchar una actuación en directo y sentir la música en vivo. Como además de melómano también estarás interesado en el aspecto técnico, seguro que en más de una ocasión te habrás enfrentado -tanto como oyente, como artista o técnico- a los problemas que suelen causar en el escenario las frecuencias graves. La captación del sonido directo a través de micrófonos puede convertirse en una odisea y un quebradero de cabeza si no mantenemos a raya esos graves que tienden a propagarse de manera omnidireccional y se cuelan por todas partes.

En eventos donde el sistema de PA se dedica a «expulsar» oleadas de frecuencias graves, seguramente el escenario se vea inundado por éstas, y ahí es donde los técnicos han de trabajar para limpiar y controlar tanta energía en bajas frecuencias. Para ello, uno de los recursos más básicos y eficientes es el uso del recorte de frecuencias mediante filtros/ EQ -nos referimos a los queridos filtros paso-alto.

Los subgraves -80Hz, en rojo- invaden gran parte del escenario y, en consecuencia, serán capturados por la mayoría de micrófonos presentes

Los subgraves -80Hz, en rojo- invaden gran parte del escenario y, en consecuencia, serán capturados por la mayoría de micrófonos presentes

Posiblemente existan muchas soluciones, como utilizar una ecualización concreta en las diferentes fuentes sonoras o aplicar un tratamiento a los subgraves, por ejemplo. Pero pensemos en la situación de encontrarnos en la típica sala o escenario donde las frecuencias graves se han hecho con el control, y no hay manera de someterlas. Aquí es donde entra en juego nuestra clásica y útil herramienta…

El uso de los filtros paso-alto

En la sonorización de directo, este filtro es una de las herramientas fundamentales. En la mayoría de mesas y equipos de audio profesionales, además de en muchos micrófonos de distintas clases, encontrarás un interruptor para aplicar este recorte de frecuencias. Muy a menudo, te toparás con el clásico filtro que recorta a 80Hz -hábitat típico de los subgraves-, pero en la mayoría de casos y en concreto en captaciones en directo, necesitarás de una mayor precisión y control sobre esos graves. Un filtro ajustado a una frecuencia fija no será siempre tu mejor aliado, por ello es aconsejable conocer diversos factores en el filtro paso-alto que elijas.

En los micrófonos es muy habitual ver filtros que recortan a una frecuencia fija, pero has de saber que lo que conocemos como efecto de proximidad, puede darse incluso hasta los 500Hz, dependiendo del patrón y el modelo del micrófono. Es muy probable incluso que se dé en torno a los 200 y 300Hz, llegando a ganancias de incluso +16dB. Por ello, una frecuencia fija de 80Hz no parece la solución final.

Efecto de proximidad en micro Shure Beta 57A: las frecuencias graves afectan visiblemente a la respuesta en la captura

Efecto de proximidad en micro Shure Beta 57A: las frecuencias graves afectan visiblemente a la respuesta en la captura

Así pues, hay dos factores principales que harán de nuestro filtro paso-alto una herramienta más flexible. La frecuencia de corte -que comentábamos arriba-, y la pendiente del filtro. Un filtro paso-alto con un corte a 80Hz no significa que haga desaparecer todo lo que esté por debajo de dicha frecuencia; en realidad, la frecuencia de corte marca un punto donde el filtro empieza a atenuar la señal en una cierta cantidad de dB, puede que entre 3 ó 6dB. Aquí es donde importa el tipo de pendiente del filtro, ya que según su inclinación, atenuará más o menos dB por octava.

La pendiente y la frecuencia de corte del filtro paso-alto son sus dos parámetros esenciales a tener en cuenta

El gráfico que incluimos un poco más abajo, te enseña cómo un filtro paso-alto en 125Hz, seguirá dejando pasar algunas frecuencias por debajo del punto de corte, y todo a pesar de su pendiente -dependerá de su atenuación en dB por octava.

Controla tu mezcla en directo

Gracias a los filtros paso-alto de gran flexibilidad, donde podemos seleccionar la frecuencia de corte y su pendiente de atenuación, es posible tener un amplio control sobre las mezclas en directo. Podrías pensar que eligiendo micrófonos adecuados y teniendo en cuenta su patrón de captura, lograrás evitar ese emborronamiento en la mezcla y salvarte de algunas frecuencias… Por desgracia, no sólo las condiciones de la sala o el pabellón estarán en tu contra, sino que la misma naturaleza de las bajas frecuencias convierte el patrón cardioide de tus micrófonos en algo casi omnidireccional, capturando todo ese sonido no deseado.

Así actúa la pendiente de atenuación: un ejemplo de un tipo de filtro paso-alto y su comportamiento a partir de 125Hz

Así actúa la pendiente de atenuación: un ejemplo de un tipo de filtro paso-alto y su comportamiento a partir de 125Hz

La respuesta a estos problemas ya la hemos dado. En casos extremos, aplica medidas extremas. Un filtro paso-alto bien empleado a tiempo arreglará muchos de estos problemas de captación. A ello suma los posibles arreglos de frecuencias, reducción de ruidos en el escenario -utilizando monitorización in-ear para los músicos en lugar de monitores de cuña, por ejemplo. Toda ayuda adicional será bienvenida, pero como herramienta principal de efecto inmediato, el filtro paso-alto será tu gran aliado.

La manera en que utilicemos el filtro será única en cada caso. Emplea tu oído y fíjate en cómo el filtro afecta a la escucha. De esta forma, encontrarás la frecuencia de corte adecuada así como la pendiente de atenuación requerida. Puedes empezar en los canales donde las frecuencias graves no tengan mucha relevancia, por ejemplo, y aplicar el filtro paso-alto sobre unos 90Hz. Durante las pruebas de sonido, con todos los micros abiertos y todo sonando por el sistema PA, empezarás a hacerte una idea de hasta donde puedes recortar frecuencias sin afectar a la captación ni al sonido directo.

Para finalizar, recuerda siempre fiarte de tu oído y tu experiencia. Muchas veces verás el filtro o su gráfica -si dispones de ella, te mostrará una imagen que tal vez no se parezca a nuestra idea de filtro paso-alto-, pero si funciona durante el evento y en la mezcla final, así como en tu escucha, es que estarás en el buen camino.

Utilizando con cabeza los filtros paso-alto conseguirás una mayor nitidez en la mezcla global, así como más espacio y aire en general, ya que estarás descartando frecuencias graves que consumían energía sin aportar nada al sonido en conjunto.

 Extensión formativa con CPA 

Si te interesa la sonorización dirigida a los espectáculos en vivo, quizá te guste conocer lo que te ofrece el Curso de Sonorización de CPA Online. De una forma práctica y sencilla, aprenderás todo lo relacionado con el trabajo diario de un técnico de sonido. Aprenderás a manejar equipos de sonido, mesas de mezcla analógicas y digitales, ecualizadores, etapas de potencia y sistemas PA en configuración line array. Otras áreas que aborda son las técnicas y procedimientos de las instalaciones, la monitorización, así como los sistemas de captación sonora -microfonía-, su elección y el tratamiento de sus señales. Una vez superado este curso, podrás ofrecer tus servicios en el sector audiovisual con la garantía de haber adquirido una completa formación.

Más info: Curso de Sonorización de CPA Online

 


Este contenido se publica bajo licencia expresa de la empresa de sonido e iluminación Producciones El Sótano. Su autor, Jorge Sastrón, es Profesor en la escuela CPA Online.

 ¿Tienes algo que decir?

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES