Estás temeroso de los cuelgues con Native Instruments Traktor Pro? Ya sabes que podrían sobrevenirte cuando menos te lo esperes, y en la situación más apretada y angustiosa del mundo… ¡frente a tu público! Pero, ¿sigues unas reglas básicas?

El sábado pasado tenía que hacer una sesión, y mis ganas eran tan intensas que llegué mucho antes para probar todo… al final me quedé pinchando ocho horas seguidas con Traktor Kontrol S4 MK2 y Traktor Pro 2.7… Y no me encontré con el más mínimo problema.

Es cierto que al preparar las listas en casa y hacer mil cosas a la vez, sí que tuve algún cuelgue de Traktor Pro que me obligó a forzar la salida. Y justo por ello quiero compartir contigo esta lista básica de «buenas maneras» y verificaciones…

Sigue estas recomendaciones para evitar cuelgues con Traktor Pro

1Arranca el ordenador y abre Traktor Pro en cada sesión. No mantengas el portátil congelado con la pantalla tapada y con una instancia en ejecución del software.

2En una sesión normal sin scracth ni vinilos, la latencia puede estar fijada a 512 o incluso 1.024 muestras sin problema alguno.

3Mantén todas las aplicaciones cerradas… Cierra todo aquello que se esté ejecutando en segundo plano. Después de todo, no me imagino para qué lo quieres tener ahí, devorando recursos

4Amplía al máximo la vista de la pantalla de Traktor Pro para evitar ventanas emergentes y mensajes del sistema. Además, resulta más cómodo. ¿Y sabes cuál es el icono para ello? Seguro que sí.

5Esto es muy importante: lleva toda tu música analizada desde casa. Piensa que esto son deberes para fuera de tus actuaciones y sesiones. Tus nervios te lo agradecerán.

6Y por supuesto, deberías conocer de principio a fin todos los temas musicales que lleves contigo. Algunos podrían tener microcortes que llevasen la rejilla al traste -pinchar usando ‘SYNC’ y encontrarte con problemas ya sería el colmo de un «Guetta-wannabe«.

7Jamás pinches desde un pendrive USB y mucho menos desde uno que alguien te pase en un momento dado. Ese «amigo, prueba esto» podría convertirse en una fuente enorme de problemas. No hablemos ya de los virus e infecciones de todo tipo.

8Crea una lista de reproducción nueva y asígnala como Preparation List. Mapea una tecla para añadir cualquier canción seleccionada a dicha lista. Nunca arrastres canciones entre listas con el trackpad, da una imagen terrible y es una fuente potencial de problemas, sobre todo si el tema está siendo analizado.

9Desactiva la edición de meta-etiquetas en el propio tracklist -es también otra forma de complicarse la vida.

10Elimina de tu mapping de teclado los comandos relativos a la reproducción, como ‘Play/Stop’ y demás. Esto es especialmente recomendable si usas el teclado QWERTY para escribir nombres de canciones. Resulta terriblemente fácil detener un tema y quedarse con cara de tonto, pero tu audiencia no lo tendría tan fácil para perdonarte.

11Desconecta todos los mapeados que no vayas a usar -especialmente, los de MIDI y de teclado. Desconecta el Wi-Fi, ¿para qué demonios lo quieres durante una sesión?

12Haz una prueba de consistencia y elimina de la colección todas las pistas que no hayan sido encontradas. Ya las añadirás de nuevo en otro momento. Concéntrate en lo que lleves preparado. Si no llevas nada, pues apaga y vámonos.

13Conecta tus periféricos (controladoras, interfaces) siempre en el mismo puerto USB y, a ser posible, antes de arrancar el ordenador. Parece que es mejor emplear los puertos cercanos al conector de alimentación en los Mac portátiles. Y no te olvides de usar siempre tu controladora hardware y el ordenador conectados a la alimentación eléctrica.

14Si bebes, no le eches la culpa a Traktor Pro -es tu mejor amigo ahí arriba.

Esto es todo, por el momento. Recuerda que puedes encontrarme casi todos los días, junto a un montón de gente relacionada con el DJing, en nuestra página Traktor DJ’s españoles de Facebook. ¡Hasta pronto!

 ¿Tienes algo que decir?

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES