¿Qué sería de la música electrónica sin el legado histórico de Kraftwerk? ¿Y cómo sonaría hoy la electrónica sin máquinas como Access Virus o todo el torrente espectral de otras compañías como Waldorf? Y el dance, sin su género trance de Frankfurt o el exquisito chillout de sellos teutones como Elektrolux, no sería lo mismo.

Pero hoy queremos olvidarnos de la contribución alemana a la música avanzada. Sólo por una razón. Vamos a demostrarles que nos gusta su música como banda sonora de la derrota en un campo de fútbol. ¡Alemania no pasará de semifinales!

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

Una Respuesta

Hacer Comentario

Artículos Relacionados

 Ofertas destacadas

 También podría interesarte...

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES