Roland TB-303 fue un desastre comercial cuando salió al mercado en 1982. ‘TB’ significaba Transistor Bass, y en principio se ideó como un bajo a transistores que complementaba las famosas cajas de ritmos TR. Esa idea no cuajó, pero a principios de los años 90, la 303 consiguió hacerse un hueco en el Olimpo de la música dance, convirtiéndose en un auténtico clásico…

TB-303 SÓLO TIENE un oscilador monofónico (con ondas cuadrada y triangular), un filtro resonante paso-bajo y opciones básicas de modulación. Se controla con un secuenciador por pasos poco intuitivo, que sin embargo fue el responsable de modelar la manera en que se utiliza este sinte en la música electrónica actual –casi siempre, riffs repetitivos basados en patrones de semicorcheas. Con este tutorial aprenderás a explotar el mejor emulador disponible de TB-303 –AudioRealism Bass Line, cuya demo puedes descargar desde la web de AudioRealism–. Después, cargaremos en Cubase nuestro querido plug-in CM-303 (incluído en el archivo de apoyo) para programar partes “realistas” de 303 utilizando la ventana de edición ‘Key Editor’.

Descarga el reportaje original en formato Adobe PDF
4.07MB

Descarga los archivos de apoyo de este reportaje
1.53MB

Publicado originalmente en Computer Music 82

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES