¿Nuevo en el arte dubstep? Consigue los componentes vitales para seguir un camino seguro…

Con esta nueva serie de tutoriales, nuestro objetivo es darte los elementos de producción musical esenciales que se utilizan en la creación de diversos géneros. Al reducir estos géneros a sus necesidades básicas, esperamos que los productores recién llegados tengan claras las herramientas necesarias para comenzar a trabajar en un campo creativo con el que no están familiarizados, y todo ello desde un punto de vista productivo.

El primer género que abordamos es el más vibrante de todos, el dubstep. Hemos dividido nuestra consideración sobre cinco elementos vitales de producción para esta forma musical energética que pisa tan fuerte en la escena musical dance actual.

1. Dubstep, su rango de tempo

En primer lugar , tienes que configurar tu proyecto con el BPM adecuado. El tempo clásico del dubstep es de 140BPM, aunque no es nada raro que los productores dubstep se muevan en 5BPM arriba o abajo de dicho valor.

Una buena parte de la potencia del dubstep radica en el hecho de que se reproduce en los medios tiempos, lo que significa que en lugar de poner el énfasis sobre los tiempos 1 y 2 con el bombo y la caja, deberás enfatizar los tiempos 1 (bombo) y 3 (caja). Por sí solo, este detalle añade espacio al groove, y te proporciona el doble de tiempo para jugar con tus patrones antes de repetirlos.

Este método de medio-tiempo para la medida musical en tu tema te abre una dimensión rítmica adicional para tu expresión. A menudo, las baterías y la percusión en un tema dubstep se disponen y arreglan conforme a sus pesos relativos. Lo que pretendemos decirte con esto es que los sonidos grandes y pesados ​​(de bombo y caja, por ejemplo) serán reproducidos más lentamente, a media velocidad, mientras que los elementos más ligeros –charles, percusión, FX- aparecerán en tiempos y duraciones habituales. Esto convierte el espacio sonoro en un excitante juego de intermediación entre baterías poderosas y retumbantes frente a los elementos resbaladizos y saltarines procedentes de los platos y demás percusión.

2. Detalles rítmicos y naturaleza de los beats

Teniendo clara esta característica propia del dubstep con sus bombos y cajas a media velocidad, y el resto de elementos a parámetros «normales», el énfasis llegará en los tiempos 1 y 3 mientras el resto de sonidos generará una tensión dinámica.

Sin embargo, otro atributo vital en los patrones de baterías dubstep es el triplete. Se trata de otra división rítmica de notas, donde tres notas equidistantes ocuparán el espacio que estaría reservado normalmente para dos. Esto imprime al groove una cadencia ligera que sólo se prolonga durante una fracción del patrón de batería. El intercambio entre los beats estándar y dichas figuras de triplete es otra herramienta fundamental que utilizan los creadores de dubstep para obtener energía y momento. Toma en consideración los archivos MIDI (*) que te damos al final de esta guía.

El triplete normalmente se ha empleado en la parte del bombo, entre los tiempos 1 y 3 de la primera repetición en un groove a 140BPM. Pero no hay razón alguna para que te cortes si lo que tú decides es salpicar esas figuras de triplete por todo tu groove y sobre otros sonidos de batería. También resulta interesante que experimentes con patrones de triplete más rápidos y más lentos -intentar encajar tres charles equidistantes donde normalmente meterías dos, por ejemplo.

3. Los sonidos particulares de batería

Otra característica clave de un ritmo dubstep, sobre todo en su encarnación más contemporánea, es un sonido de batería grande y grueso. Esto significa una compresión repleta, con baterías saturadas en la medida de lo posible.

Estira el umbral de tu compresor dinámico hasta -12dB, fija el ratio3 : 1 o más, y amplía la ganancia de compensación para exprimir tu pista de batería. La compresión en paralelo (o de estilo New York) te será de gran ayuda para añadir grosor a tus sonidos de batería. Una manera formidable de emplear esta técnica es que encamines en primer lugar todas tus baterías hacia un bus estéreo; después, envía la salida de este bus hacia un segundo bus estéreo .

Así que ahora tendrás todo tu sonido de batería reproduciéndose a través de dos buses individuales. Silencia (mute) el primer bus y deja activo el segundo, añade un compresor y aplana su sonido por completo… ¡No seas tímido! Fija el umbral a -15dB o más, el ratio a un valor tan loco como 10 : 1, la ganancia a cualquier nivel que «rasque» en 0dB, y ajusta tus tiempos de ataque y liberación hasta que no escuches distorsiones en la salida.

Ahora, reduce por completo el volumen de este segundo bus y desactiva el mute del primer bus. La técnica consiste en abrir lentamente el volumen del segundo bus hasta que escuches un sonido combinado con espesor -necesitarás mezclar y equilibrar el primer bus para evitar el clipping en la salida máster. Juega con todos los ajustes mencionados hasta que adaptes la técnica a tu gusto y material.

Las unidades de distorsión y saturación también pueden ser útiles para añadir una modulación armónica sutil -más que un sonido sucio en toda su dimensión, mejor prueba con ajustes comedidos de sólo unos pocos dB. También puedes introducir un limitador dinámico para romper esa barrera de picos marcada por los 0dB.

4. La importancia del bajo

Probablemente, el detalle más distintivo y único del dubstep sea su bajo característico. Si bien las líneas de bajo dubstep varían enormemente y se escuchan en toda suerte de variedades y sabores, hay dos rasgos que comparten un enfoque generalizado por todos los productores: los graves profundos, y por supuesto, ¡la tonalidad vibrante del wobble!

En primer lugar, esta atención por el extremo inferior del espectro de frecuencias procede quizá del género dub, cuyas líneas de bajo profundas y centradas en los subwoofers han hecho que cuerpos humanos de todo el planeta tiemblen durante décadas. Si empleas sintetizadores, programa algunas ondas senoidales y tira hacia abajo en sus octavas hasta que tengas algún patch operativo en torno a 100Hz. Añade capas de ondas tradicionales, cuadradas y triangulares, para meter armónicos más agudos y dar mordiente y filo a tu parte de bajo. La distorsión también es útil en este caso, según el grado de suciedad que aguantes o te guste para tu bajo.

La segunda característica común de las línea de bajo dubstep, la oscilación o vibración wobble, se consigue habitualmente mediante modulación del filtro. Un método consiste en aplicar un filtro paso-bajo (LP) a tu canal de bajo y automatizar a mano la frecuencia de corte para alcanzar ese toque rítmico parlante -pero esto es ciertamente laborioso.

Una opción mucho mejor es valerse de un sintetizador que permita encaminar un Oscilador de Baja Frecuencia (LFO) para fines de modulación, como es el caso de Native Instruments Massive, Ableton ‘Operator’, SubBoom Bass, Apple Logic ‘ES2’, ‘Thor’ de Reason, y demás. Sincroniza tu LFO con el tempo máster del tema (las subdivisiones rítmicas de 1/4 , 1/8, 1/16 y así sucesivamente funcionan muy bien) y configura la matriz de modulación para que la fuente del LFO module el destino de la frecuencia de corte del filtro… ¡belleza sonora al instante! Y todavía será mucho mejor si controlas la cantidad de modulación LFO a partir de la rueda de control MOD de tu teclado MIDI.

5. Combina capas de bajo con modulación diversa

Otro recurso de producción dubstep que unifica emoción, impulso y movimiento es combinar capas de varios sonidos de bajo sujetos a diferentes rutas de modulación. Empieza por grabar tu bassline principal en una pista MIDI que dispare un solo sonido de bajo, y haz varias copias en otras pistas con diferentes sonidos de sinte.

Después prueba con la automatización de niveles o elimina ciertas notas en las diferentes pistas para que tu línea de bajo salte y se mueva entre los sonidos que la componen -la mesura y las transiciones sin sobresaltos conforman la técnica clave de este truco.

Este baile y revoloteo entre sonidos imprimirá ese toque impredecible del dubstep, manteniendo a tus oyentes y demás seres que bailan expectantes de lo que vendrá después. ¡Sólo ten cuidado de no mover las cosas demasiado y de que la gente no acabe con dolores de cabeza!

Esperamos que estas técnicas básicas de producción dubstep te sirvan en tu labor de creación musical, y prometemos volver pronto con otros consejos y trucos avanzados. Para empezar con buen pie, echa un vistazo a los sonidos dubstep de ModeAudio. ¡Haz que tus beats se muevan y retumben, convierte tu bajo en una bestia polimórfica y vuelve pronto buscando nuestras actualizaciones!

* ¡Descarga desde aquí los archivos MIDI de ejemplo!

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés «Dubstep: 5 Production Essentials» está disponible en el blog Magazine de Mode Audio.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES