Superbooth 2018: Al final, Polyend / Dreadbox Medusa poco tiene que ver con el avance de hace unos meses –¡para un mejor resultado final en los apartados de sonido y control!

Al final las apariencias nos engañaron. Y es que el entusiasmo inicial por tener una imagen y sucintos detalles preliminares, ampliamente difundidos en las redes, hizo que Dreadbox avisase a los medios de que el resultado final de su nuevo sintetizador poco tendría que ver con lo que se había aireado. Así es, porque Polyend / Dreadbox Medusa acaba de conseguir su estado de disponibilidad completa en las mejores tiendas desde hoy.

Fruto de una colaboración muy cercana entre los equipos técnicos de Dreadbox (Grecia) y Polyend (Polonia), el atractivo sintetizador Polyend / Dreadbox Medusa integra los dominios analógico y digital “en una calidad totalmente nueva”, nos dicen en su avance oficial. En suma un instrumento híbrido, pretende unificar el carácter de la síntesis tradicional (de amplio recorrido, por cierto) con la versatilidad digital, para acercarnos lo mejor de ambos mundos. Y hay lugar para el entusiasmo, porque Dreadbox asegura que “si bien parece una simple suma, esta fusión materializa algo que nunca antes ha estado disponible“.

La intención inicial de ambas compañías por encontrar un plano práctico de confluencia entre sus respectivas tecnologías de sonido y control, acabó por generar “algo único y totalmente diferente de lo que había sido planeado”. Vaya, estamos deseosos por verlo, y no digamos por tocarlo y escucharlo…

Híbrido es el adjetivo de Medusa: A los tres osciladores analógicos sincronizables con cuatro formas de onda clásicas, sumamos tres fuentes digitales de tablas de ondas…

El controlador matricial ‘Grid’, “expresivo al completo, adecuadamente configurable”

Capaz de almacenar 256 secuencias y presets, ‘The Grid’ representa la aportación visible de Polyend a Dreadbox Medusa. Y ya hemos podido comprobar la eficacia de estos sistemas, pues al parecer dicha funcionalidad y su control físico están heredados de Polyend SEQ, el producto emblemático de la compañía polaca (no te pierdas este reportaje de su gama). Sus 64 pads de gran respuesta y expresivos en tres dimensiones, permiten disparar pasos así como elegir cualquier parámetro de modulación en cada pad con detección de la presión sobre dos ejes.

Este controlador musical a la par que secuenciador ofrece modos por pasos, directo e incremental, y se encarga de secuenciar notas, valores de parámetros o incluso “presets sonoros del sintetizador en cada paso”. Imaginamos que eso permitirá crear secuencias muy ricas, tanto en su modulación como en la diversidad de sus sonidos. Y en su diversidad funcional también encontramos un práctico sistema que genera secuencias y programas aleatorios, con la facilidad de controlar cualquier operación desde su atractiva pantalla OLED dedicada, ya que hay un segundo display de similares características para el motor de síntesis.

Dreadbox Medusa, ya vemos su potencial sonoro en perspectiva

Analógico o digital, Polyend / Dreadbox Medusa se mueve por todas las aguas

Híbrido es el adjetivo que posiciona a este sintetizador con un factor propio. Y es que a los tres osciladores analógicos sincronizables con cuatro formas de onda clásicas, sumamos tres fuentes digitales de tablas de ondas. Todo ese potencial para diseño sonoro está disponible de una forma similar a la propuesta de ABYSS, bajo tres modos de interpretación: monofónico, y parafónicos x3 y x6. No falta el consabido filtro analógico de 24dB (de hasta cuatro polos) con tres respuestas: paso-bajo de dos y cuatro polos, más paso-banda. Disponemos además de modulación en frecuencia individualizada para los osciladores y el filtro, junto a un generador de ruido con modelado de su color.

Las sorpresas de potencial creativo espectral continúan con cinco LFO independientes y versátiles, además de cinco generadores de envolvente retardados del tipo DADSR. Todas estas fuentes aparecen en un mezclador de siete rutas que unifica las componentes analógica, digital y de ruido para configurar las voces. Lo que sabemos nos sugiere que Polyend / Dreadbox Medusa se presenta como una máquina rica y bien pertrechada en el plano del diseño sonoro.

Dreadbox Medusa, recorte del panel particular con los controles del sintetizador

Con su pulcro chasis de aluminio, Polyend / Dreadbox Medusa ha empezado a “eclosionar” en cantidades limitadas por las mejores tiendas con un precio inicial de 975€. ¿Qué te parece su propuesta?

Más sobre Polyend / Dreadbox Medusa | Sitio web (en inglés)