Tanto hemos escrito sobre sintetizadores, y en particular de analógicos, que dudamos que haya algo que logre sorprenderte. Así que nos hemos propuesto crear una lista de anécdotas y datos curiosos que intentará captar tu atención. Dinos al final si lo hemos conseguido… ¡vamos a por ello!

[1] Moog 1, Yes 0

Sorpresa: Minimoog Mk.I no estaba blindado frente a las interferencias de radio, lo cual entusiasmó al público «futbolero» por así decirlo. Durante uno de los primeros conciertos de Yes, el icónico monosinte de Bob captó los marcadores de la jornada, retransmitidos por el sistema PA a toda la sala… ¡Fue una lección aprendida a fuerza de golpes para los ingenieros de Moog de aquellos años!

[2] Sintetizador sumo…

Si hay un peso pesado de los sintes, ése fue sin ninguna duda Yamaha GX-1 en los años 70. Este antecesor del adulado y también pesado CS-80, amado por numerosos músicos desde Keith Emerson hasta Aphex Twin, ¡pesaba 387kg!

[3] … Y un peso pluma

¿Y el más liviano? Quizá fuera E-H Mini-Synthesizer de los primeros años 80. Igual que EDP Wasp, tenía una carcasa de plástico, un pequeño teclado fijo y un gran sonido, pero a diferencia del Wasp, ¡la base era de cartón! Como lo oyes, al más puro estilo IKEA.

[4] ¡Vaya nombre oiga!

El fabricante del extraño sinte americano Syntar de 1980 –un gran diseño con cantidad de modulación manual– jura que abrevió el nombre original de la marca (Performance Music Systems) como PMS antes de que la población femenina empezara a usarlo para referirse al «estrés premenstrual» (Pre-Menstrual Stress).

[5] Pronunciación

La madre de Bob Moog era maestra, y acabó harta de que los alumnos se rieran de su apellido imitando el mugido de la vaca. Tal es así que la señora cambió su pronunciación para que rimara con ‘Vogue’; es decir, se pronuncia «moug».

[6] El sintetizador analógico más raro

Los componentes del monosinte checo Antares I (antecesor del más famoso Antares II) eran de lo más diverso. La industria soviética había adjudicado la fabricación de sintetizadores a la RDA y a Rusia, no a Checoslovaquia, y se buscaron la vida como pudieron para construirlo.

[7] Récord de averías

Aunque discrepen los dueños de Rhodes Chroma, el sintetizador más inestable fue el malogrado ARP Centaur, un polifónico de mediados de los años 70. Este producto significó el principio del fin de ARP: sufría una avería cada dos horas.

[8] Y el más duradero

Aunque su producción no haya sido (ni siga siendo) muy numerosa, empezaron a fabricar EMS VCS3 en 1969 y al parecer estuvo disponible, casi sin variaciones, hasta hace muy poco tiempo (2010).

[9] Rico en componentes

La colección de componentes electrónicos más valiosa se halla dentro de Memorymoog: 19 chips VCO CEM 3340, 26 chips VCA 3360 y 12 chips de envolvente 3310: el precio actual de ese lote, si consigues recopilarlo, superaría los 3.000 euros.

[10] ¡Mamma mía!

Anterior a Elka y BIT, incluso anterior a Crumar, es el sintetizador italiano más antiguo de todos y uno de los pocos modulares a válvulas que han existido: el modelo Synket de Paul (Paolo) Ketoff fue diseñado en Roma hace más de 40 años.

 ¿Tienes algo que decir?

Hacer Comentario

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES