Un estudio científico revela los efectos cerebrales que produce el disfrute de tus temas favoritos…

No es ninguna noticia que la escucha musical nos causa un sentimiento de bienestar -pero un equipo de científicos quiso ir más lejos hasta encontrar las causas que desencadenan esas sensaciones. Los resultados de su estudio se publicaron en la revista Scientific Reports, de la editorial Nature.

Cuando oímos los primeros esbozos de un tema favorito, nuestro cerebro evoca pensamientos y recuerdos -pero no deja de ser curioso que diferentes personas describan sentimientos y recuerdos muy similares cuando escuchan sus piezas musicales favoritas, tanto si es una sinfonía de Mozart como un dinámico paisaje sonoro de Jean Michel Jarre.

El grupo de investigación estadounidense evaluó las diferencias en las redes funcionales del cerebro de 21 personas que escucharon diversos tipos de música, desde rock a hip hop y melodías clásicas -utilizando Imágenes de Resonancia Magnética funcional, o fMRI. Y estos científicos identificaron modelos consistentes de conectividad cerebral que se asocia con la escucha de las canciones favoritas.

Cuando escuchamos una melodía favorita, se genera una desconexión de las áreas de procesamiento cerebral del sonido con las zonas de codificación de la memoria…

Según el estudio, un circuito importante en los pensamientos introspectivos como es la Red Neuronal por Defecto (Default Mode Network o DMN), se interconecta más cuando los individuos escuchan su música preferida. “No entendemos por completo lo que hace la DMN, pero quizá tenga un papel importante cuando determinamos quiénes somos y cómo encajamos en el mundo”, comenta Jonathan Burdette, Profesor del Centro Médico Wake Forest Baptist (EE UU) y uno de los autores de este estudio.

Los científicos no se esperaban esos resultados, pues las preferencias musicales son muy personales y la música presenta enormes cambios en su estructura rítmica, desarrollo, estilos, letras y otros factores que todos conocemos.

Cerebro, música favorita, hipocampo

Temas predilectos que desencadenan sensaciones conocidas

Una explicación más técnica incide en que la escucha de una canción favorita altera la conectividad entre las áreas cerebrales auditivas y el hipocampo, que es una región vital para la memoria y la consolidación de emociones. Cuando escuchamos una melodía favorita, de hecho, se genera una desconexión de las áreas de procesamiento cerebral del sonido con las zonas de codificación de la memoria. “Probablemente, cuando escuchamos nuestra música favorita, no creamos nuevos recuerdos, sino que aprovechamos viejos recuerdos y emociones”, apunta J. Burdette.

Los autores que realizaron el estudio sugieren que sus conclusiones podrían ser de valor para la terapia musical, especialmente en la elección de música apropiada que sea capaz de estimular los circuitos cerebrales dañados por enfermedades cerebrales neurodegenerativas.

 Fuente documental y más información 

Network Science And The Effects Of Music Preference On Functional Brain Connectivity: From Beethoven To Eminem. R. W. Wilkins, D. A. Hodges, P. J. Laurienti, M. Steen & J. H. Burdette. SCIENTIFIC REPORTS | 4 : 6130 | DOI: 10.1038/srep06130. DOI: 10.1038/srep06130 http://dx.doi.org/10.1038/srep06130

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES