Bass Bot TT-303 es un sintetizador analógico monofónico con secuenciador que ofrece una de las emulaciones más fidedignas de la icónica bassline TB-303, añadiendo de paso algunas mejoras…

Llevamos años viviendo en una era de clones, donde las reminiscencias del pasado y los guiños a los tiempos mágicos de los sintetizadores causan furor. Asistimos a reediciones, emulaciones, copias y mejoras de los primeros sintes… ¿Será la fascinación por lo vintage una moda pasajera? ¿Se quedarán definitivamente esos sonidos -básicos, ácidos y crujientes- que a muchos de nosotros nos vieron nacer como apegados a la electrónica?

En FutureMusic.es nos gustan las reediciones, quizá por un factor de nostalgia, pero la tecnología hoy nos brinda máquinas completas y de sonido excepcional que poco tienen que envidiar a muchas unidades del pasado; usando muchas de estas novedades, prácticamente se emula una enorme cantidad de sintes de otras épocas. El recurso de las líneas ácidas, con esos gruñidos retro, vuelve a ser «trendy» y permite que muchos productores accedan a lo que, hace años, sólo era un sueño: disponer de una bassline TB-303 y usar sus sonidos, fusionándolos con elementos actuales y los increíbles medios de producción de hoy.

Hoy nos encontramos ante uno de esos casos. Cyclone, un fabricante francés de componentes y recambios para sintes clásicos, ha diseñado la interesante réplica Bass Bot TT-303. De apariencia casi idéntica a la icónica Roland TB-303, sus knobs y la cubierta de batería son tan similares que puedes intercambiarlos. Y en lo que concierne a su sonido, las escuchas iniciales arrojan la misma identidad de tonos -así las cosas, es un trabajo bien logrado. Suma a ello la ventaja de un producto nuevo, de hoy, ajeno a los problemas de un viejo equipo, y por descontado, sin tener que aflojar una cantidad insultante de dinero. Y no olvidemos sus modernas prestaciones para secuenciación y MIDI -todo sugiere que se trata de una jugada muy segura.

La escena acid house debe sus formas a TB-303, sin duda, y todo a pesar de que fuera concebida para bandas sin un bajista. Los tonos acid nunca se han ido, y parece que ahora tienen una mayor repercusión: en estos casos, Bass Bot TT-303 parece una máquina perfecta.

TT-303_vs_TB-303_750px

Cyclone Bass Bot TT-303 y Roland TB-303, frente a frente

Disponible más o menos por la mitad del precio que la unidad original que toma como base, TT-303 es claramente una propuesta atractiva. Su sección de sintetizador casi es una réplica exacta de la homónima en la 303 de antaño -de hecho, ha sido reconstruida con equivalentes cercanos a los componentes de la época. Y en cuanto al factor estético, todos los mandos y botones están en el mismo lugar, al igual que las conexiones del panel posterior -con mínimas diferencias.

Su autoafinación en el arranque, a diferencia de la máquina original, permite trabajar nada más encenderla con sus típicas ondas sierra o cuadrada, tan entrañables e identificativas del sonido 303 original. Y algunos cambios en su secuenciador y puertos MIDI, facilitan su empleo en configuraciones modernas de estudio.

El selector introduce modos adicionales sobre los habituales ‘play/write’ de pista y patrón de TB-303. Éstos incluyen un arpegiador, MIDI y Preset, generador de patrones de gran alcance. Debajo de las teclas negras hay otras funciones extra. Sus LEDs bajo el panel se iluminan con 13 colores diferentes: resultan muy útiles en directo y situaciones de poca luz.

Esta re-edición omite el ‘Tap Mode’ y en su lugar brinda nuevas características basadas en opciones de la original. La entrada ‘Mix’ de su panel posterior permite mezclar una señal externa sin atravesar el filtro de la unidad.

El característico secuenciador «teebee»

El secuenciador quizá sea una fuerte característica de TB-303 que muchos no querrían ver clonada -pero TT-303 aporta un enfoque ligeramente diferente, para un mejor empleo. Sin duda, Bass Bot TT-303 sobresale en la creación de patrones y su almacenamiento en comparación con la máquina original.

‘Pitch Mode’ es el enfoque operativo principal del secuenciador para introducir notas paso a paso. Elijes una nota y una octava, añades acento, slide o tie si lo deseas, y pulsas ‘next’ para saltar a la etapa siguiente. Con ‘Back’ vuelves atrás sobre lo que hayas escrito, para editarlo si fuese necesario. Es un método que actualiza de forma notable las incomodidades eternas de Roland TB-303.

cyclone-bass-bot-tt-303_3

Bass Bot almacena hasta 224 patrones, cada uno codificado mediante LEDs RGB -otra gran mejora respecto al pasado, con su restricción de 64 patrones. Y la memoria no volátil de TT-303 mantiene a salvo los patrones, incluso sin baterías. Puedes programar patrones paso a paso o generarlos -la precursora de los 80 modificaba sus patrones con imperfecciones si quitabas las baterías por más de una hora, en busca de un accidente feliz e inesperado.

El arpegiador pone en tus manos otra herramienta para lograr nuevas líneas o variaciones sobre las existentes…

La modalidad ‘InstaDJ’ y las funciones para generar un patrón Bot, facilitan la obtención de los sonidos que esperas en una máquina de esta clase, brindándote loops al toque de un botón. Hasta siete algoritmos de personalidad permiten la copia y el pegado aleatorios de patrones de usuario para su posterior edición y modificación: a partir de ahí consigues líneas de bajo con ese toque alocado y propio de las secuencias ácidas. Y el arpegiador, basado en patrones y preajustes de usuario, pone en tus manos otra herramienta para lograr nuevas líneas o variaciones sobre las existentes.

La función Mutate’ nos parece excelente: hace warping y retuerce patrones en formas ligeramente diferentes cuando la activas. Resulta impredecible, pero ahí reside el espíritu de este instrumento. Puedes recurrir a dicha función, no obstante, para hacer que un patrón se sostenga con interés a lo largo de un tema, o para imprimir cambios sutiles en el ritmo u orden de las notas. Parace un gran recurso para tocar en directo, además.

Las ventajas del protocolo MIDI

Ese puerto MIDI In, mano a mano con las conexiones CV y Gate, añade flexibilidad de control a Bass Bot TT-303 para su control desde tu software DAW. Un cable en ‘Y’ saca un puerto adicional MIDI Out desde el conector DIN de ocho contactos, bien para controlar otros equipos externos -si te apetece esa posibilidad-, o hacer copias de respaldo de tus patrones a través de Sistema Exclusivo MIDI (SysEx).

cyclone-bass-bot-tt-303_5

Estas capacidades MIDI ampliadas son la excusa perfecta para abandonar el sincro vía DIN de Roland TB-303, un problema casi siempre a la hora de conectar aquella unidad con equipos externos. Desde un secuenciador hardware o software es posible enviar MIDI Clock (reloj) a Bass Bot, además de notas MIDI entrantes -algo que no tendrías en una prohibitiva TB «de las de toda la vida».

Así que, en resumen, a no ser que hablemos de freaks, puristas o coleccionistas de museo, Cyclone Bass Bot TT-303 plantea una estupenda opción para conseguir el clásico sonido ácido de TB-303 por un precio reducido y llevándose un conjunto de interesantes extras. Una buena compra, recomendable para toques y gruñidos puramente analógicos en tu estudio.

cyclone-bass-bot-tt-303

 Cyclone Bass Bot TT-303, al detalle 
  • Sintetizador monofónico con formas de onda ‘SAW’ y ‘Square’
  • Filtro analógico de 24dB (cuatro polos)
  • Secuenciador integrado de patrones y arpegiador
  • Puerto MIDI In y opcional Out (mediante cable splitter -incluido)
  • 13 LEDs de colores para indicar las funciones
  • Afinación y calibración automáticas del VCO
  • Siete algoritmos para crear patrones
  • ‘Live Pitch Transpose’ (± 1/2 pasos de tono), ‘Live Accent’ (velocidad) y ‘Live Slide’ (portamento)
  • Cambio de sentido en los patrones
  • Manipulación y edición complejas de patrones (mediante copiar y pegar)
  • Mezcla hasta ocho patrones sobre uno como destino
  • Se alimenta mediante pilas o usando un adaptador externo (incluido)
  • Dimensiones y peso: 300 x 146 x 55mm, 730g
Página de Cyclone Analogic Bass Bot TT 303 en drunkat
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES