Te damos una técnica básica para abordar la creación de cualquier género musical…

La idea de ponerse a componer música en cualquier estilo no es muy frecuente, a no ser que trabajes haciendo música por encargo, quizá para publicidad, Radio o Televisión. Después de todo, cada uno de nosotros se mueve a sus anchas en determinados campos de estilo sonoro, más o menos amplios.

Fíjate en la música de ascensor, por ejemplo: el elevator muzak es un género ambiental que da cabida a varios estilos como easy listening, música clásica, lounge, chillout, y demás. Dicho canal musical propio de oficinas y comercios suele presentarnos «otras músicas», a veces diferentes a las que nos gustan o hacemos. Lo cual puede llevarnos a planteamientos del tipo ¿cómo componer música en esos estilos ajenos? ¿Qué tipo de escalas, ritmos y melodía se emplean?

Sigue este método un par de veces y estarás más que preparado para componer tu primera obra original en otro estilo particular…

A continuación te daremos cuatro consejos prácticos que funcionan en el caso de componer música de ascensor, además de ser válidos para el trabajo en cualquier otro género musical que no corresponda a tus registros habituales.

Un método práctico para componer música nueva

1 Lo primero que puedes hacer es conseguir unas cuantas grabaciones de temas característicos del estilo que estés intentando descubrir, conocer mejor o imitar -escucha esos temas después con un espíritu crítico, fijándote en las particularidades internas de cada pieza.

2 Empieza por aislar mentalmente las partes componentes de cada tema, como el bombo y la caja, el charles, el bajo, la progresión de acordes y los elementos melódicos, tomando notas sobre el uso del ritmo, los acentos y fraseados, la elección de los sonidos y demás recursos de la composición.

3 Cuando tengas una idea básica sobre cómo producir las partes individuales, escucha fragmentos donde suenen todas juntas y trata de asimilar la estructura global del tema –las canciones de un mismo estilo suelen compartir una estructura muy similar. Busca patrones que se repitan, fíjate en cuántos compases dura cada patrón, identifica los estribillos y las estrofas, etc. Esta labor de investigación debería prepararte para dar tus primeros pasos componiendo música de ascensor o de cualquier otro género.

4 Después, elige una de las canciones y trata de copiarla por tus propios medios: no se trata de hacer una réplica exacta, sino de capturar su esencia. La puesta en práctica de este ejercicio de investigación te ayudará a comprender mejor el funcionamiento de los mecanismos internos del género, ya sea música de ascensor o cualquier otro que decidas trabajar. Si lo haces un par de veces, estarás más que preparado para componer tu primera obra original en ese estilo particular.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES