La sencillez de un loop puede servir de inspiración para crear música electrónica…

Se nos ocurre un número bastante ilimitado de formas en las que puedes utilizar loops en tu música. Desde transponer su tono, rebanarlos, apilarlos en capas, invertirlos, estirarlos, hasta procesarlos con efectos o simplemente utilizarlos tal y como fueron producidos con el fin de crear música electrónica dinámica y de una forma rápida.

En anteriores ocasiones, hemos explorado muchas técnicas aplicadas a nuestros humildes loops en tutoriales anteriores, pero esta vez, vamos a hacer algo ligeramente distinto. En lugar de explicarte una técnica en particular o algún truco de producción, vamos a ver cuán útil y poderoso puede resultar un único loop para asentar los cimientos de un tema nuevo.

Esta claro que el uso de loops de esta manera dependerá en gran parte del material original y del tipo de ritmo que quieras imprimir, así como tu estilo de producción personal. Pero esperamos que estas ideas te sirvan como punto de partida para grandes proyectos y rompan el tan odiado y conocido bloqueo creativo, además de la típica situación de “pagina en blanco”.

Explora tus loops para crear música electrónica

Puede que te suene esta situación: planeas tu tiempo para empezar una producción, enciendes tu equipo, abres tu DAW y creas una pista vacía, cuando de repente te percatas de algo, ¡no tienes ni idea de por dónde empezar!

Aquí es cuando una buena y cuidada colección de loops debe amortizar tu gasto invertido para crear música electrónica. Aquella que rápidamente te permite sumergirte en esa librería y navegar por sus sonidos de forma sencilla y clara. Déjate guiar por tu intuición y tus instintos más primarios, y seguro que ellos te llevan a dar con ese sonido que mueve algo en tu interior…

Nosotros, para esta demostración, nos dejaremos llevar por un loop seleccionado de la colección Askew – Hip Hop Loops de ModeAudio. Pero lo bueno de este ejercicio es que da igual el tipo de elemento que utilices. Puede ser un ritmo de batería, una línea de bajo o un colchón o pad melódico… Cualquier elemento es bueno para despertar tu imaginación.

Después de una cuantas escuchas a través de algunas carpetas de la librería, nos topamos con este loop de un colchón sintético llamado ‘Solar_94_Dm_Chords’ que suena tal cual:

Este es uno de esos loops que no sólo suena bien, sino que además comunica muy buenas sensaciones al escucharlo. Una vez completada nuestra tarea, ya podemos arrastrarlo a nuestra pista para empezar a construir algo a su alrededor.

Iniciando la construcción

Este sonido es lo que andamos buscando por numerosas razones. Como ya hemos mencionado antes, suena muy bien y nos inspira a construir más elementos a su alrededor.

Después de escuchar el loop varias veces en nuestro DAW, decidimos bajar un poco su tempo hasta 80BPM y darle un aire más de hip hop. Pero antes de empezar a añadir elementos rítmicos, probaremos una cosa que deberías hacer cada vez que arrastras un loop a tu proyecto. Crea copias en paralelo del mismo loop subiendo y bajando una octava respectivamente.

¿Por qué hacemos esto? Porque cabe la posibilidad de que añada grosor y enfatice nuestro sonido. La versión con una octava por debajo puede contribuir a imprimir peso y calidez; y por otra parte, la versión de una octava superior puede añadir presencia y textura al sonido original.

Por supuesto, esta idea no siempre funcionará bien tal cual la uses de ese modo, pero esa es la gracia de crear música electrónica, ¡la experimentación!

A pesar de que el loop original está a 96BPM y nuestro proyecto corre a 80BPM, la calidad del audio se mantiene y todo permanece en su sitio. Se debe al poder de los marcadores ACID que contiene este archivo en formato WAV, los cuales pueden ser leídos por la mayoría del software DAW más popular. Gracias a ello, la adaptación de loops a un tempo diferente del que fueron concebidos, se ha vuelto fácil y nada traumática. Es lo mismo que ocurre en el caso del formato REX2, o del audio procedente de un análisis de picos en sus beats.

Después de duplicar nuestro colchón dos veces, cambiar sus tonos una octava arriba y otra abajo, y de hacer una rápida mezcla para equilibrar niveles, añadimos un poco de reverb para que todo quede bien pegado. El resultado de todo suena como sigue:

Ahora ya nos parece diferente y empieza a tomar forma en nuestra labor particular de crear música electrónica. ¡A partir de un único y sencillo loop, hemos logrado un colchón sonoro completo en apenas 30 segundos!

Un bajo para la base

Tal y como están las cosas, podríamos lanzarnos a crear nuestro ritmo ya, aunque para mezclar más elementos antes, vamos a construir una línea de bajo. Podría utilizarse el loop de bajo que acompaña a nuestro pad en la librería  de Askew, pero la gracia de este ejercicio es crear algo nuevo a partir de un único loop. Así que –en nuestro caso–, cargamos el sintetizador ‘Retro Synth’ de Logic Pro X y seleccionamos el programa Analog Funk para empezar con algunos retoques.

Con el modo bucle activado en nuestro DAW y el teclado MIDI, empezamos a improvisar algunos riffs casi de forma inmediata. Nuestro colchón está en clave Dm (Re menor), la cual funciona muy bien, pero comprobamos que una nota raíz en G (Sol) también trabaja genial. Y así es como suena nuestra línea de bajo:

Con estos cambios, las ideas sobre el ritmo que acompañará a nuestro loop empiezan a hacerse más claras, y ya tenemos algo en mente que encajará muy bien.

Construyendo el ritmo

Manos a la obra, vamos a darle caña a nuestro ritmo. Cargamos los sonidos de batería de la carpeta ‘MA Beats Kit’ de la coleccion Beat – Drum Machine Samples de ModeAudio en el sampler ‘EXS24’, y al momento accedemos a 16 samples de percusión con un indiscutible aire hip hop. Jugamos un poco con la combinación de platos, palmadas y otras percusiones para obtener esto:

En el caso del siempre vital bombo, tenemos claro que utilizaremos la técnica de sidechain para destacarlo del resto de elementos del ritmo y así imprimirle pegada y potencia. Para ello podemos configurar ‘EXS24’ en modo multicanal y enviar el bombo a un canal propio.

Pero si no te apetece enredar con envíos y más salidas, ve a por la opción más fácil: crea una copia del instrumento ‘EXS24’ de batería y utiliza esa pista sólo para programar y enviar el bombo como una fuente de sidechain.

De nuevo, y para hacer las cosas más sencillas y rápidas, envía el resto de canales de audio a un segundo bus e inserta un compresor donde el bombo actuará, creando un efecto sidechain sobre todo el resto de pistas.

Asegúrate de que la salida del canal del bombo –que es la fuente sidechain que enviamos al compresor– no tenga activada ninguna salida. De lo contrario, escucharías dos patrones de bombo al mismo tiempo, doblando su sonido y estropeando el equilibrio resultante de toda tu mezcla.

Con todos los elementos sonando al unísono, nuestro loop primigenio va tomando forma y es casi una pieza musical totalmente inspiradora para crear un tema completo.

Retoques finales

Ya hemos conseguido nuestro objetivo y no vamos a añadir mucho más a nuestro loop. A estas alturas, ya deberías tener una idea general sobre cómo crear música electrónica partiendo de un solo loop. No obstante, quizá podríamos aderezar nuestro sonido con algún componente extra de la colección de Askew, incluir un solista de sintetizador y un loop de ruido para darle más riqueza y una melodía principal a nuestro trabajo, algo que acabase sonando así:

Por supuesto, podríamos seguir añadiendo más elementos y capas para crear algo nuevo –ya sabes el dicho típico que viene al pelo en estos casos, ¡el cielo es el límite! Aunque viene bien recordar aquí que el minimalismo y el concepto de sencillez hacen grandioso a un arreglo en la mayoría de ocasiones.

Nosotros nos quedamos aquí, con un jugoso y espeso bucle de hip hop al estilo de LA Beat Scene. Es un fragmento cíclico sonoro que hemos construido en unos pocos minutos gracias a la flexibilidad de un loop inicial. Esperamos que con estas directrices hayas captado la idea y aprendas a apreciar tu colección de samples y bucles.

Ahora ya tienes una nueva arma para combatir esa falta de creatividad que puede atacarte en el momento menos pensado. ¡Inicia tu búsqueda por el loop más inspirador y sé creativo!

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, “Using A Loop To Get Your Beat Started“, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio.

¡Descarga 650MB de sonidos para empezar, o mantente atento a sus novedades!