Dispara sonidos de percusión desde tu ordenador usando tus manos, sin otros dispositivos

Imagina un sistema capaz de traducir a datos MIDI los golpes que emitas sobre cualquier superficie (tu mesa, por ejemplo), para de ese modo disparar instrumentos virtuales de percusión. Esto sería genial si creas música cuando andas por ahí fuera, en el metro, autobús o la habitación de un hotel, por ejemplo. De ese modo, tu MacBook o PC portátil serían todo lo que necesitarías, y te ahorrarías tener que llevarte además un controlador con pads.

¿Será esto posible? ¿De verdad acabarás golpeando tu portátil y sacándole sonidos de baterías? Bueno, sería práctico, y sí, parece que es totalmente posible. Vamos a contarte cómo lograrlo…

Tu MacBook o PC portátil serían todo lo que necesitarías para disparar baterías virtuales con tus dedos, y te ahorrarías tener que llevarte un controlador con pads

Golpeando creativamente tu portátil, pero sin pasarte

En estos momentos, hay dos proyectos que quizá te interesen. Cada uno de ellos funciona de una forma diferente. El primero se llama SmackTop. Es una utilidad que traduce los datos del acelerómetro de un portátil Apple MacBook a datos MIDI. Si contemplas su demo en vídeo, la cual hemos incrustado sobre la imagen de apertura de esta guía, verás que permite fijar hasta cuatro direcciones del golpe (es decir, es posible golpear tu ordenador portátil en cuatro sitios diferentes), y cada una de ella enviará una nota MIDI y/o mensaje de cambio de control.

Así que, en otras palabras, tu MacBook se convertirá de este modo en un controlador de percusión de cuatro piezas. Y lo mejor de todo es que SmackTop es gratuito, aunque sólo funciona en MacBooks posteriores a 2005. Más abajo te dejamos el enlace para que visites su sitio web y puedas conocer todos los detalles sobre compatibilidad.

Pulse Controller

Pero en el caso de que SmackTop no te convenza (y ya que es gratuito, sí merece la pena que lo pruebes) echa un vistazo a Pulse Controller. Es más bien una solución de hardware y software; el elemento de hardware es un micrófono de contacto, piezoeléctrico, que se adhiere con una copa de succión o velcro a cualquier superficie. Se conecta entonces a un interface de audio (o, en tu caso a la entrada de audio interna de tu portátil) y, a través de un software dedicado, convierte los golpes en notas MIDI para asignarlos a los plugins de tu secuenciador.

La ventaja de Pulse Controller es que tiene sensibilidad a la velocidad; su desarrollador sostiene que tiene una respuesta muy alta y es capaz de ofrecer una interpretación de baja latencia. Además, te ofrece una mayor flexibilidad de configuración. Pero tiene un par de lunares. En primer lugar, es de pago (cuesta unos 45 euros). Y, en segunda instancia, como no tiene distribuidores en España u otros países (excepto EUA), hay que pagar gastos de envío y aduanas.

Más información | SmackTop | Pulse Controller