Hoy es muy corriente en los estudios producir pistas instrumento a instrumento, sobre todo si trabajas en tu estudio casero, aunque también suele darse este caso en los estudios profesionales. Ese método resulta muy eficaz para hacer música basada en sintes, pero otras veces se consigue mejor el auténtico groove de una pista con todos los músicos tocando juntos en directo, como una unidad. Por supuesto, invitar a la fiesta a un baterista y a un cantante, además del guitarrista, genera algunos problemas técnicos de grabación, pero es posible solventarlos con relativa facilidad (al menos para un guitarrista eléctrico).
El gran problema para grabar un grupo son las fugas de señal. Nos referimos a las grabaciones de un instrumento en una pista dedicada a otro instrumento distinto. La forma más sencilla de evitarlas, consiste en separar cada instrumento, junto a su intérprete y micro, en salas aisladas. Esto tiene el inconveniente de que separando a los músicos estás negando la razón principal para reunirlos, que no es otra que fomentar su comunicación mientras tocan. Además, esta opción presentaría varias dificultades a nivel acústico, sobre todo en un estudio casero.

De entrada, podrías simplificar todo el proceso aceptando que habrá que rehacer las tomas vocales. Casi siempre necesitarás separar bien la voz, en especial cuando vayas a procesarla más tarde. Será inevitable que el micro de voz capte fugas de las guitarras y la batería, así que en vez de aislar al vocalista en una cabina –o en el vestíbulo, o donde puedas ubicarlo– ¿por qué no dejas que cante junto al resto, ejerciendo
su papel como nexo y guía de la interpretación del grupo? Desde luego, siempre conviene grabar esa toma vocal porque, aunque luego pienses eliminarla, al final podría no ser así. Después puedes encerrar al cantante en una cabina –incluso en la sala de control– y grabar su interpretación.
Si hay buen rollo en el estudio y todo el grupo muestra una actitud participativa, podrías dejar que los demás miembros acompañen al vocalista mientras regraba su parte dentro de la misma sala del estudio, pues eso contribuiría a conservar el feeling de la toma original.

Descarga el reportaje original en formato Adobe PDF
4.25MB

Publicado originalmente en Future Music 101

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES