A pesar de su chocante comienzo, con tanto rojo violento que recuerda al fluido vital y que luego descubres que no es más que pintura, lo cierto es que este videoclip de OK Go nos ha entusiasmado. Fue filmado en una nave industrial de dos plantas cerca de Los Angeles, California (EEUU).

La «machine» fue diseñada y construida por los miembros del grupo, junto a componentes de Syyn Labs. Más allá de la idea y su impecable flow, hay detalles que nos cautivan, como el majestuoso trabajo de planos y cámara. Es un ejemplo más de que el videoclip puede ser un arte para el disfrute del momento.

Si te interesa saber todo lo que hay tras este proyecto, no te pierdas su «making of»…

Más info sobre OK Go y sus actuaciones en http://www.okgo.net

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES