Una imagen despistada sugiere la posible llegada del legendario instrumento

Un breve y fugaz vídeo en Instagram, tomado por quien podría ser un empleado de Roland, ha mostrado lo que parece ser una versión miniaturizada Boutique de Roland SH-101. Si las imágenes son lo que creemos, esto significaría el retorno del alabado monosinte analógico de 1982, en un formato y precio reducidos.

Esa persona que ahora está en el candelero es Nick De Friez, que mantiene su cuenta de Instagram en privado y al parecer ya no incluye el vídeo que comentamos. Dicho contenido fue eliminado de esa plataforma a las 24 horas de ser publicado, pues es así como allí funcionan las cosas -nosotros no entendemos el contenido como algo caduco. Pero en la Red hay numerosas trazas de ese vídeo, como puedes ver más abajo. Sobre el perfil laboral de Friez, el sitio web Synthanatomy afirma su condición como trabajador de Roland.

Al parecer, la primera imagen de este supuesto Roland SH-101 Boutique fue difundida por nuestros compañeros alemanes de Sequencer.de, y para ser justos, la información podría tener un gran peso de veracidad. Hay muchas razones para ello, y todas obedecen a cierta lógica de márketing y producto.

El azul eléctrico de Roland SH-101 podría ser el próximo deseo de Boutique Series

Para empezar, el gris denostado de SH101 decora la más cribada de sus tres versiones, pues los modelos en azul y rojo son mucho más deseados por los coleccionistas. Y resulta que el supuesto Roland SH-101 de gama Boutique ostenta esa misma tonalidad azul del clásico analógico -no es fácil simular ese mismo color en un vídeo falso, y serían demasiadas molestias para lanzar una simple broma.

Por otro lado, Roland ya lanzó hace un tiempo una versión Plug-Out de SH 101 para su sintetizador camaleónico System 1 –hecho que nos hace pensar en el interés de los nipones en su diseño vintage, aunque no sabemos si para esa única ocasión o para más, como podría ser el caso.

SH 101, en su modelo original, era divertido, sorprendente, manejable, entrañable y sabroso…

Y tampoco perdamos de vista el interés creciente de la multinacional japonesa en esta gama Boutique, pues todo sugiere que sus cifras de ventas empiezan a ser cuantiosas y su linaje necesita una continuidad. Ahora bien, hay muchas preguntas y respuestas en el aire. Si la posible sucesión por modelos encajaría a la perfección con un Roland SH101 rejuvenecido de este modo, ya no cabría pensar en que de seguro fuese a ser una versión digital con modelado analógico mediante la tecnología ACB (Analog Circuit Behavior), Y la razón es que el modelo Boutique más reciente, Roland SE-02, tiene un camino de señal completamente analógico, y su sonido desprende ingentes cantidades de “mala leche”.

Así las cosas, ¿cabría esperar que este potencialmente nuevo Roland SH-101 fuese la próxima referencia de la gama Designer Series? Ya sabes, sólo el tiempo lo dirá, y sospechamos que el desenlace será más pronto que tarde.

Codiciada variante roja de Roland SH-101

Codiciada variante roja de Roland SH-101

Roland SH-101, a caballo entre los graznidos de TB-303 y el bajo Juno

Con un tiempo de vida exiguo en el mercado entre los años 1983 y 1986, Roland SH-101 superó cualquier expectativa de recorrido comercial y se convirtió en una pieza fundamental para entender las escenas techno, drum ‘n’ bass, y otras. En su propio estilo, Roland no se volvió a acordar de su máquina durante años, pero fueron los usuarios quienes le otorgaron su estatus de clásico inmortal.

Su sonido recuerda al de la bassline TB-303, quizá por su arquitectura de un solo oscilador y un LFO, aunque por momentos, sus diseños de bajo evocan los tiempos de Juno. Simplificado en su propuesta, SH 101 es divertido, sorprendente, manejable, entrañable y sabroso. Dispone de un arpegiador con patrones de secuencias arriba, abajo y alternadas, además de un secuenciador simplificado. Su oscilador de baja frecuencia ofrece formas de onda senoidal, cuadrada, ruido y aleatoria, mientras que el auto-portamento contribuye a la elasticidad de su bajo, característico y contundente -también se activa de forma manual. Un generador de ruido completa su dotación para generar sonidos.

En cuanto a conectividad de control, puedes olvidar el MIDI -que llegaría en 1983-, pero en su lugar hay entradas y salidas CV/Gate, un conector de señal mantenida CV para un pedal, además de entradas externas para su secuenciador y arpegiador. Pero si el MIDI forma parte de tu vida, no hay problemas para “MIDIficar” cualquier versión de Roland SH-101, o usar un convertidor CV/MIDI.

Todo esto referido al clásico, aunque bien pudiera ser que tuviésemos que ponernos a hablar en presente ante ese potencial sucesor de Boutique Series. ¿Tú qué piensas al respecto? ¿Crees que lo veremos?

Más info sobre los sintetizadores Boutique Series | Roland (español)

Resurrección SH 101: por ganas que no sea...

Resurrección SH 101: por ganas que no sea…