Te contamos qué es el formato Broadcast WAV, cuándo conviene usarlo y qué ventajas conlleva su empleo respecto a otros formatos populares de audio digital…

Algunos secuenciadores software y DAW permiten cargar o guardar audio en un formato denominado Broadcast WAV (BWF). ¿No sabes qué demonios es tal formato? Quizá te preguntes si deberías utilizarlo, o si sólo está reservado para Radio y Televisión -después de todo, eso de “broadcast” no es una labor de tipo abuelita macramé, ¿verdad?

Tranquilo, aquí acudimos con unas breves nociones de rápida lectura: leer poco, entender y listo. Vamos con ello…

Broadcast WAV: un tipo especial de RIFF Wave 

Así, sin liarnos demasiado, te diremos que Broadcast WAV es un tipo especial de contenedor WAV que incluye datos adicionales sobre el archivo de audio, como por ejemplo, un marcador temporal que especifica su inicio dentro de un proyecto global.

Por ejemplo, si exportas un tema de diez pistas en formato Broadcast WAV (o BWF), cada uno de los diez archivos de audio incluiría un valor temporal que definirá cuándo empieza a reproducirse respecto a las otras pistas. Es decir, si tienes una parte vocal que va desde 2’30” hasta 2’57”, el archivo Broadcast WAV de esa pista sólo almacena 27 segundos de audio y un marcador temporal en 2’30”. Compara eso con un archivo WAV o AIFF normal, que almacenaría la duración completa de 2’57″…

Las ventajas del formato Broadcast WAV

Este ahorro que hemos comentado en términos del espacio de almacenamiento sólo es una de las ventajas de Broadcast WAV. De hecho, una de las típicas dificultades de las colaboraciones a distancia consiste en garantizar que todas las pistas del proyecto queden “alineadas” cuando se cargan en un editor de audio o secuenciador diferente. Es posible corregir esto si exportas cada pista desde el comienzo del tema. Si omites este paso y sólo guardas el archivo de la pista original, es probable que tu compañero tenga problemas para reconstruir el proyecto en su secuenciador. Pero si utilizas el formato Broadcast WAV, el secuenciador leerá los datos extra del marcador temporal y ajustará el inicio de la pista a su posición correcta.

En suma, todo queda alineado de forma automática, y el tamaño global del proyecto suele ser menor que cuando manejas archivos WAV o AIFF normales. Cubase, Pro Tools, Logic y Digital Performer soportan el formato de archivos Broadcast WAV, así que representa una magnífica alternativa a otros formatos para compartir proyectos, como OMF.

 Más información 

Especificación EBU – TECH 3285 del formato BWF (PDF, inglés)