Por 299€ / 299$, Behringer RD-8 tratará de ofrecer una emulación analógica de la clásica beatmachine Roland TR-808 de 1981: Su llegada final parece inminente…

Todos tenemos la sensación real de que Behringer tiene decenas de clones de hardware clásicos, desde prototipos funcionales a unidades dummy. Pero su emulación de la caja de ritmos Roland TR-808 parece ser lo más esperado desde hace unos meses –y si dejamos aparte los rumores y teasers de tiempos recientes, ahora ya estaría disponible para reservas.

El detalle más notorio en esta ocasión es que se ha producido un cambio inesperado en su nombre: Behringer RD-8 sería el nombre final de producción, que rompe con la denominación aireada hasta ahora de Behringer RD-808. Y con todo, nadie alberga dudas sobre qué máquina clásica han empleado para tomar su inspiración, tanto por aspecto como intenciones y funcionalidades. Desde la marca no dejan ver ni un detalle sobre las razones de tal cambio en su denominación, aunque lo tenemos fácil para imaginar los indicios de esta clase de maniobra.

Behringer RD-8 hace sonar tambores de guerra dance

Hablamos de una caja de ritmos analógica provista de 11 salidas individuales para cada uno de sus 16 sonidos de batería. Behringer RD-8 incorpora un secuenciador de 64 pasos junto a conectividad MIDI / USB, además de muchas otras funcionalidades que ya habíamos cubierto en informaciones previas.

Según la información disponible en EUA, Behringer RD-8 se venderá por un precio de 299€ / 299$, y si bien es una etiqueta algo superior a la esperada inicialmente, rebaja de forma significativa los límites de las propias TR-08 y TR-09 de Roland. Está claro que eso habrá sido un requisito fundamental dentro de los planes de Behringer, aunque está por ver lo que realmente ocurrirá cuando la unidad esté finalmente en el mercado, al nivel de protección industrial de diseños y patentes queremos decir.

Si nos referimos a la disponibilidad real del producto, algunos minoristas anuncian que tendrán existencias de Behringer RD-8 en un mes y medio desde estos momentos. Aunque otras informaciones apuntan a una espera más dilatada, allá por el mes de Noviembre. En cualquier caso, de una compañía de aspiraciones globales como Behringer cabría esperar algo más concreto y definido sobre lo que parece ser un lanzamiento humilde tipo Kickstarter propio de una microcompañía.

Behringer RD-8, ya con el nombre que parece definitivo

Behringer RD-8, ya con el nombre que parece definitivo

De un solo vistazo: Behringer RD-8 resumida

  • Diseño analógico sobre la base de la caja de ritmos clásica Roland TR-808
  • 16 sonidos de percusión y batería: Bombo, Caja, Timbal bajo/ conga, Timbal medio/ conga, Timbal alto/ conga, Claves/ Aro de caja, Maracas/ Palmadas, Cencerro, Plato de corte, Plato abierto, Plato cerrado y nivel de Acento global
  • 11 salidas de audio independientes
  • Secuenciador de 64 pasos, hasta 64 patrones y 16 canciones, con nivel de swing variable
  • 99 medidas de loop por patrón, con 16 cambios de patrón por canción
  • Endanamiento de canciones
  • Funcionalidad ‘Wave Designer’ provista de controles para ataque y sostenido
  • Filtro dual basado en diseños de Keith Moffatt, como en el sinte Neutron
  • Opciones solo y mute por instrumento
  • Pantalla LED de siete segmentos y cuatro caracteres
  • Secuenciador ‘TR’ de 16 teclas y LEDs multicolor
  • Puertos MIDI DIN In / Out / Thru
  • Sincronización MIDI, USB, clock o interna
  • Compresor dinámico asignable desde cada sonido o en bus maestro

Más sobre Behringer RD-8 | Sitio web oficial

Roland TR-808, toda su historia -desde su génesis a la cima del éxito dance

Roland TR-808, la cosa real

Roland TR-808, así se hace el sonido de un mito

Presentada en 1980 y lanzada definitivamente en 1981 por unos 900€, Roland TR-808 representó un gran salto en calidad y versatilidad frente a la unidad previa CR-78: Era posible programarla al completo y sus sonidos parecían más redondos y sustanciosos. La electrónica a bordo de TR-808 aún era analógica, pero resultaba más avanzada que en el caso de CR-78. Esta unidad mítica se basa en unos principios sonoros similares a los empleados en los sintetizadores analógicos, y de hecho emplea un circuito básico de síntesis para la generación de cada uno de sus instrumentos.

Los diseñadores de Roland concibieron circuitos muy eficientes y hábiles para hacer posible cada sonido de batería (hasta 16 en total). El bombo de TR-808, por ejemplo, se basa en un inusual oscilador dual T, cuyo sonido se autoamortigua en base a su frecuencia y nivel de salida –así, este bombo se va desvaneciendo a medida que su tono desciende. Y también resulta posible aplicar un feedback positivo al objeto de alargar el decaimiento, así como un sencillo filtrado de salida para ajustar el tono. Al final obtienes ese bombo emulado de leyenda sin necesidad de recurrir a generadores de envolvente o una circuitería habitual de VCA. Por esto y muchas otras cosas, el diseño original de TR-808 es magistral, por muchos clones, copias e inspiraciones que vayan llegando.

Si quieres leer mucho más sobre la caja de ritmos Roland TR-808, no te pierdas nuestro reportaje especial con toda su historia, donde te contamos desde su génesis a la cima del éxito dance.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES